Accesorios para Perros
¡Acaba con los tirones!
Dixie
250x250

Cómo educar a un perro sordo

Los principios para educar a un perro sordo no son diferentes a los principios para educar a un perro que sí que oye: ambos necesitan que las conductas que deseamos que se repitan, se les recompense.

Si tienes un perro sordo, ya sabes que tus esfuerzos para educarle deben ser el doble que para educar a un perro que oye perfectamente. La mayoría de las pautas y técnicas de educación para perros se basan en la comunicación a través del sonido: ven, NO, shhhh… Debido a que tu perro no puede oír, tendrás que utilizar alternativas para los comandos y para obtener y mantener la atención de tu perro. También tendrás que descubrir sustitutos para el elogio ver y la retroalimentación.

Por eso, la visión, es el mejor sistema de comunicación entre ambos. La mayoría de los perros, que oyen o no, realmente aprenden señales con la mano más rápidamente que con los comandos verbales, así que esto no es una cosa muy importante. El único problema al que puedes enfrentarte es consensuar con todos los miembros de la familia, que las señales visuales para comunicarte con tu perro sean siempre las mismas, de lo contrario, tu perro nunca podrá aprender, porque estaréis confundiéndolo con señales que para él son contradictorias, ya que es incapaz de relacionarlas.

Nunca debes olvidar, que tu perro al ser sordo, desarrollará mucho mejor la visión y el olfato, por lo que tu perro estará observando atentamente tus expresiones faciales y tu lenguaje corporal.

Cuando empieces a educar a tu perro sordo, te enfrentarás a la mayor dificultad en la enseñanza: mantener su atención centrada en ti. Para ello, intenta tener un señuelo: la comida. Por tanto, educa a tu perro a realizar la conducta que desees, y recompénsale con la comida. Te aseguro, que si tienes la comida a la vista del perro, será más fácil que esté atento a tus señales.

El verdadero truco al educar a un perro sordo, o cualquier perro de hecho, es ayudarle a identificar el comportamiento deseado. Tienes que ser capaz de decirle a tu perro cuándo está haciendo algo que tú quieres que repita. Asocia el comportamiento que quieras repetir, con un premio: comida, juguetes, caricias…

En las tiendas de mascotas, venden collares de vibración. Ojo con esto: digo de vibración, y no de descarga, de los cuáles estamos totalmente en contra. De vibración, como cuando vibra un móvil. Estos collares permiten que tu perro esté atento a una llamada tuya. Asociará la vibración con tu llamada, pero para ello, debes educarle para que lo aprenda. ¿Cómo? Recompensando. No te olvides. Otra herramienta que te puede ser útil para captar su atención es un linterna. Casi cualquier cosa que funcione a modo de vibración, movimiento o luz ayudará a educar a un perro sordo.

La educación de un perro sordo requiere  de mucho compromiso y paciencia por parte del propietario, pero es totalmente enriquecedora la sensación de que tu perro supere una barrera muy difícil en la comunicación entre especies, y sobretodo porque  la ayuda a un perro sordo permitirá que aprenda a vivir con confianza y obediencia en un mundo de oyentes.

, ,

31 Responses to Cómo educar a un perro sordo

  1. Marcela 10 mayo, 2015 at 6:56 #

    Mi perro tiene de 3 años y tiene muy baja audición. Como psicóloga he utilizado las técnicas de condicionamiento operante, pero me he dado cuenta que además él tiene baja concentración y demora en utilizar el olfato al buscar objetos. Alguna idea de cómo entrenarlo?

Deja un comentario