elegir mejor pienso

Consejos para elegir el mejor pienso para perros

Son muchos los fabricantes de comida para perros que podemos encontrar en centros veterinarios, centros comerciales y mediante páginas online que nos facilitan el trabajo enviándonos el pienso de forma gratuita a nuestra propia casa, evitando así tener que dedicar tiempo a buscar y comprar un buen pienso para nuestro perrito.

El problema es que cada fabricante tiene un montón de gamas diferentes y además, todos los fabricantes y gamas dicen ser los mejores, alimentos súper premium ideales para nuestro perro. ¿Que hay de cierto en esto? Lamentablemente poco, la mayoría de fabricantes se basan en la publicidad, sin dedicar demasiado esfuerzo a mejorar la calidad de sus productos.

Por eso te vamos a dar los cinco consejos que todo amante de los perros debe conocer para saber elegir de forma correcta un buen pienso para su perro, natural y equilibrado, ya que como todos sabemos, la calidad del pienso influye de forma directa en la salud y esperanza de vida de nuestro perro.

1. El tamaño Sí importa

Y no nos referimos al tamaño del saco de pienso, ya que podemos encontrar sacos que van desde los dos o cuatro kilos, a sacos que van a los quince o veinte kilos de peso. Nos referimos en concreto al tamaño de la croqueta, un factor muy importante que pocas personas tienen en cuenta.

Si tu perro es de tamaño pequeño, sabes perfectamente que el tamaño de su boca y dentadura son pequeños. Entonces…¿Qué sentido tiene comprar un pienso que ofrece croquetas de tamaño grande? Ninguno.

A tu perro le costará y mucho poder masticar y tragar esas croquetas grandes poco adaptadas a su tamaño. Lo mismo sucede en los casos contrarios, si tu perro es de tamaño grande, un pienso con croquetas de tamaño pequeño no servirán para el.

Las croquetas pequeñas discurrirán por su boca sin tener opción a poder masticar la mayoría, incluso es posible que se atragante con ellas ya que tu perro de gran tamaño, necesita croquetas de gran tamaño.

Si tu perro es de pequeño tamaño, busca un pienso que sea específico para perros de tamaño pequeño. Si es grande, pues uno específico para perros de gran tamaño. No te dejes engañar con eso de “válido para todos los tamaños”, porque es simple publicidad engañosa.

2. Las calorías engordan

Al igual que sucede con los humanos, si alimentamos a un perro con más calorías de las que su organismo necesita de forma natural, estas se convertirán en grasa, haciendo que tu perro adquiera sobrepeso constantemente.

Todos los fabricantes de pienso, o por lo menos los fabricantes serios y responsables, añaden el nivel calórico de sus piensos en los etiquetados o en la información que ofrecen en sus páginas web, asesorando en todos los casos, para qué tipos de perro van dedicados esos piensos.

Un perro que sale a pasear dos, tres o cuatro ves al día con su dueño no necesita el mismo aporte energético que un perro pastor que se pasa el día trabajando cuidando de las ovejas, por ejemplo.

Los perros adultos, los que podemos considerar ancianos, tampoco necesitan un nivel de calorías excesivo porque sencillamente es perjudicial para ellos. Por eso es importante elegir un pienso adaptado a las necesidades de tu perro.

¿Tienes un perro sedentario? Busca un pienso para perros con un nivel de ejercicio medio – bajo. ¿Tu perro sale correr todos los días contigo largas distancias? Busca un pienso de alta energía. Y lo mismo sucede con los cachorros, debes alimentarlos siempre con un pienso especial para cachorros.

elegir mejor pienso

3. La calidad es lo primero

Olvídate por completo de todas los fabricantes de pienso que gastan su dinero en inmensas campañas publicitarias en prensa, radio o televisión. Porque si te fijas en la etiqueta de ingredientes de dichos piensos, verás que la mayoría están compuestos por cereales cómo el trigo o el maíz.

La ley española obliga a los fabricantes a poner por orden los ingredientes en el etiquetado de los piensos, basándose en cantidades de mayor a menor. Esto nos permite saber qué piensos son de alta calidad y cuales son simplemente cereales con un mínimo de carne.

Los perros son carnívoros, debemos buscar etiquetas que nos indiquen que la mayor cantidad de ingredientes que contiene el pienso son cárnicos. El pollo, la ternera, el cordero o pescados cpmo el salmón son los más recomendables. Estos deben aparecer siempre cómo primer ingrediente.

Algunos fabricantes cómo NFNatcane han crecido mucho a lo largo de estos años gracias a que no invierten en publicidad, sino en calidad. Si nos fijamos en los etiquetados de sus piensos veremos que la calidad habla por sí sola. Al vender directamente a los clientes, ahorran comisiones de vendedores, pudiendo ofrecer así productos de muy alta calidad a precios realmente competitivos. Si quieres echarles un vistazo esta es su web: NFNatcane.es

Obviamente te invitamos a busques y compares entre todos los fabricantes que te parezcan de confianza, recomendándote siempre fijarte en la etiqueta de ingredientes. Los perros no necesitan el maíz ni el trigo en sus piensos, esos cereales los utilizan algunos fabricantes simplemente para abaratar costes, perdiendo así mucha calidad.

4. Carbohidratos sí, pero en su justa medida

Aunque están de moda los piensos “Grain Free” o cómo se llaman aquí “libres de cereales”, lo cierto es que una pequeña cantidad de carbohidratos son aceptables e incluso recomendables en la alimentación de nuestros perros.

Sin lugar a dudas el mejor cereal que podemos encontrar para alimentar a un perro es el arroz, está científicamente demostrado que es el que mayor aporte nutricional ofrece y además es muy sencillo de digerir para ellos.

Evita a toda costa los piensos que estén repletos de cereales con bajo valor biológico y nutricional como el trigo o el maíz, la cebada, etc. El sistema digestivo de los perros no digiere estos cereales por lo que no supone un alimento para ellos.

Si no queremos piensos con cereales, podemos optar por la patata. Una excelente fuente de carbohidratos que aportará un extra de energía a nuestro perro cuando más lo necesite. Obviamente tanto el arroz cómo la patata deben ser siempre ingredientes no primarios. Los primarios deben ser siempre carnes y/o pescados.

5. El tipo de carne es importante

Existen muchas formas de añadir ingredientes a un pienso para perros, pero algunas de ellas son engañosas y pueden hacer que nos confundamos fácilmente. Por ejemplo un pienso que contiene el 30% de carne fresca frente a un pienso que contiene el 20% de carne deshidratada ¿Cuál contiene más carne? Te sorprenderás al saber que el segundo.

La carne fresca es en su mayor parte agua, por lo que una vez que se haya evaporado el agua para comenzar el proceso de elaboración de la croqueta del pienso, posiblemente ese 30% de carne fresca se haya convertido en menos de un 10% de carne deshidratada.

La carne deshidratada junto con la carne fresca son los mejores ingredientes que podemos encontrar en el etiquetado, recordando siempre que la carne fresca contiene una gran cantidad de agua, debemos valorarlo a la hora de ver los porcentajes.

En muchos casos leerás algo así cómo “hidrolizado de carnes” y no comprenderás de que se trata. El hidrolizado es el proceso más caro que puede utilizar un fabricante, porque en resumen es el mejor para un perro. Durante el hidrolizalo el fabricante puede separar las moléculas de las proteínas haciendo que el pienso para el perro sea mucho, pero que mucho más digerible y nutritivo.

¿Te han gustado nuestros consejos? Son muy sencillos de poner en práctica y con ellos, acertarás con la alimentación de tu perro. Un perro bien alimentado es un perro sano y feliz.

¡Comparte!

Deja un comentario