cachorro y madre

Cuándo separar un cachorro de la madre

cachorro y madreMuchos propietarios ignoran el daño que pueden hacer al separar el cachorro antes del tiempo recomendable de la madre, solo por el mero hecho de tenerlo ya en casa. Las primeras semanas del cachorro con la madre son fundamentales para su desarrollo y crecimiento a lo largo de su vida. Su futuro tanto físico como psíquico dependerá y mucho del tiempo que haya pasado con la madre. Nunca debe separarse el cachorro de la madre antes de las 7 semanas de vida.

Durante las 7 primeras semanas de vida, el cachorro será alimentado por la madre: a través de la leche, el cachorro ingerirá todos los nutrientes que necesita, fortaleciendo su sistema inmunológico para defenderse ante enfermedades. Si se separa tempranamente al cachorro de la madre, no dudes que sus sistema inmunológico será más débil, porque lo que tenderá a contraer enfermedades a lo largo de su vida.

Además, emocionalmente también le haremos un daño importante. Durante las 7 primeras semanas de vida, el cachorro aprenderá muchas cosas de la madre: a comportarse, a tener una autoestima equilibrada, a socializarse con sus hermanos, etc. Cuando separamos tempranamente al cachorro de la madre, no le damos oportunidad de que sea educado por la madre, por lo que esa tarea nos va a costar más a nosotros, ya que siendo tan pequeño e inmaduro, será un perro con miedos e inseguridades.

Debemos dar tiempo el tiempo suficiente al cachorro para que madure junto a su madre y hermanos, y la edad ideal para separarlo de la camada son las 7-8 semanas de vida. Si sigues estos consejos, no tengas ninguna duda que tendrás a tu lado un cachorro que crecerá sano y equilibrado tanto física como emocionalmente.

Por otro lado, si esperamos mucho a separarlo de la madre, desarrollará un apego a la misma y no podremos trabajar con él una etapa crítica en su vida, la etapa de la socialización, que dura de los 2 a los 4 meses, y que es crítica dado que de las experiencias sociales vividas durante esta etapa, va a depender la futura personalidad del cachorro. Es durante esta etapa, entre los 2 y los 4 meses, que el cachorro debe ser presentado al mundo, debe relacionarse con todo tipo de entornos, ruidos, personas y otros animales. Si durante este periodo sigue con la madre, en el mismo entorno, y no tiene interacción con su entrono, se desarrollará en el cachorro una personalidad antisocial: será un perro adulto que ladre a las personas, que se muestre agresivo y/o temeroso ante otros perros, etc.

Por tanto, es fundamental realizar esta separación en el momento justo para el cachorro, que será entre las 7 y las 8 semanas. Tienes más información sobre este tema y sobre la crianza de cachorros en “Cómo educar a un cachorro“.

¡Comparte!

21 Comentarios

Deja un comentario