alimentación natural para perro
silenciador de ladridos
Educa a tu perro
Cómo educar a un cachorro

El peligro de la procesionaria para tu perro

procesionaria y perrosSi vives en una zona en la que abundan los pinos, ¡cuidado con la procesionaria! La procesionaria es una oruga que empieza a abundar entre febrero y abril, con la llegada de la primavera y, por ende, las temperaturas suaves. Cuando esto sucede, estas orugas migran del pino al suelo convirtiéndose en un peligro para cualquier perro (y hasta para nosotros, los seres humanos). Es por esta migración que se las conoce como procesionarias, porque estas orugas van en procesión, todas juntas, hacia el suelo, buscando la tierra.

¿Por qué es tan peligrosa? Como puedes observar en la foto, estas orugas se caracterizan por tener el cuerpo lleno de pelos. Estos pelos son altamente urticantes debido  a una toxina llamada taumatopenia, por lo que si un perro pisa la procesión de orugas, la huele, se la mete en la boca, o simplemente el viento lleva algunos pelos a sus ojos, la acción urticante se pone en marcha, provocando serias lesiones que deben tratarse con urgencia. De hecho, estos pelos son una defensa de la procesionaria, que no duda en soltaros cuando se ve amenazada.

Consecuencias de la procesionaria en el perro:

  • Rinitis aguda, si el perro aspira los pelos.
  • Estomatitis, si se come una oruga o sus pelos, provocando irritación y hasta úlceras.
  • Glositis o queilitis, o lo que es lo mismo, infección en lengua y labios por el roce de los pelos de la procesionaria.
  • Dermatitis.
  • Infecciones oculares y/o de párpados.
  • Etc.

Síntomas:

  • Nerviosismo.
  • Intento del perro de rascar la boca, ojos o cara con las patas con insistencia.
  • Hipersalivación.
  • Vómitos, si ha ingerido la oruga.
  • Aparición de ampollas, que pueden ser visibles o no (en caso de que estén localizadas en la garganta, pudiendo provocar asfixia).
  • Inflamación de lengua, labios, ojos, etc.
  • Etc.

Ante cualquier duda de que el perro haya podido estar en contacto con alguna oruga de procesionaria, acudir urgentemente al veterinario para que pueda aplicar el tratamiento adecuado y evitar molestias, dolor, asfixia o necrosis (la carne se pudre) de algunas partes del cuerpo del animal.

Tratamiento:

En casa, enjuagar la parte que observes con agua templada y acudir urgentemente al veterinario. Dependiendo de la zona que se vea afectada, el tratamiento puede consistir en la aplicación de corticoides de acción rápida y otros medicamentos que el veterinario recetará para eliminar los efectos de la toxina, lo más rápido posible.

Como ves, esta aparentemente inofensiva oruga, es muy peligrosa. Así que si vives por la cuenca mediterránea donde abundan los pinos, toma las máximas precauciones. Si hace falta, cambia la ruta de tus paseos diarios, pero cualquier precaución es poca con la procesionaria.

 

 

, , , , , ,

One Response to El peligro de la procesionaria para tu perro

  1. Carlos Mendoza Arroyo 25 abril, 2014 at 21:31 #

    Muy buena orientación gráciasm

Deja un comentario