perros y algas

El peligro de las algas de la playa para los perros

perros y algasMuchas veces ignoramos la cantidad de peligros que acechan a nuestros perros. Poco a poco, vamos descubriendo cómo, algo tan simple como las algas que podemos encontrar en las playas, pueden resultar mortales para nuestras mascotas.

Los propietarios que viven cerca de la playa saben cómo disfrutan los perros de los juegos y carreras que hacen sobre la arena: hay pocos lugares como la playa donde un perro pueda disfrutar tanto. Con las carreras, con los juegos con su dueño y otros perros, con el agua del mar donde pueden refrescarse y nadar, etc. Sin duda, una zona ideal donde el perro puede liberar toda su energía y dormir felizmente en su casa tras una jornada playera.

Pero, la playa no es un lugar seguro si no prestamos atención a elementos tan aparentemente inofensivos como las algas. Hay perros que apenas hacen caso a los elementos que le rodean y se ciñen a solo jugar con los elementos que su dueño le lanza. Pero hay perros que a la mínima oportunidad no dudan en masticar, morder y tragar todo aquello que se encuentran. En el caso de las algas, esta acción puede ser mortal, de ahí, este artículo que pretende avisarte, por si eres un dueño que suele frecuentar la playa con su mascota.

Pero, ¿por qué las algas suponen un peligro?

Quien frecuenta las playas sabe que las algas son un vegetal marino muy común, que es expulsado del mar fruto de las mareas. Estas algas, con el calor sofocante, van secándose rápidamente, y al secarse reducen su tamaño, encogiéndose. Pueden pasar de ser tan anchas como un dedo a expandirse 10 veces su tamaño.

Los perros que ingieren algas, sienten cómo éstas, con la humedad corporal, vuelven a expandirse en el interior de su cuerpo volviendo a su tamaño original, taponando la zona y cortando el riego sanguíneo, e incluso, ha habido casos en los que las algas han, literalmente, reventado el intestino del animal, sin capacidad de reaccionar.

En Escocia, hace poco, fueron muchos los perros que murieron al ingerir estas algas, sin que los propietarios pudieran hacer nada por salvar sus vidas. Los síntomas de estos perros fueron característicos de cualquier malestar digestivo: vómitos, diarrea, pérdida de apetito… El problema radica en que el proceso es tan rápido que cuando estos perros llegan a la consulta, desafortunadamente, es demasiado tarde.

Por tanto, si eres propietario de un perro y sois asiduos a la playa, por favor, ten en cuenta esta recomendación. Puede que no haya pasado nada, pero nunca está de más vigilar de cerca a tu perro y evitar así un problema que puede ser muy grave, e incluso letal, para él.

¡Comparte!

2 Comentarios

  • MUY BUENO CESAR GRACIAS POR TODA LA INFORMACION QUE NOS BRINDAS. YO QUIERO HACERTE UNA CONSULTA…
    TENGO A UNA BEGLE DE 1 AÑO Y SIETE MESES DE EDAD Y ELLA CUANDO ESTA ESTRESADA O ABURRIDA RASCA LA PUERTA Y LO HACE CON TANTA FUERZA QUE TUVIMOS QUE REFORZARLA CON METAL PARA QUE NO SE LE HAGA UN AGUJERO JEJE PERO QUE PODEMOS HACER? TE AGRADECERIA LA RESPUESTA SEGUIMOS CON MI MAMA TODOS TUS PROGRAMAS Y APLICAMOS LAS TECNICAS CON NUESTRA BEAGLE PERO NUNCA VIMOS UN CASO COMO LA MIA QUE RASQUE TANTO LA PUERTA GRACIAS…!

  • Qué hago si mi perro comió algas???? Ella está vomitando una especie de espuma blanca y roce bastante como tratando de vomitar a cada rato

Deja un comentario