artrosis en perros

Métodos para mejorar la calidad de vida de un perro con artrosis

La mayoría de perros cuando sobrepasan cierta edad empiezan a desarrollar síntomas típicos del perro anciano, una de las más comunes, la artrosis.

La artrosis en perros es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que produce dolor y se da en todos los perros que llegan a la vejez, independientemente del sexo del perro. Es una enfermedad incurable, puesto que es debida al envejecimiento del cuerpo del animal, sin embargo, sí podemos mejorar su calidad de vida si seguimos ciertas pautas con el fin de reducir el dolor que sufre el perro.

Unas sencillas pautas que consisten en:

  • Reducir la intensidad de los paseos. Paseos sí, pero más cortos y menos intensos.
  • Evitar los movimientos bruscos. Se acabaron los juegos con frisbee, los saltos o las carreras. Los juegos con el perro deben ser suaves y ajustados a su edad. Muchas veces no nos damos cuenta de que el perro hace un sobreesfuerzo porque realmente se divierte, pero el dolor posterior puede llegar a ser insoportable.
  • Reduce la cantidad diaria de comida. Al hacer menos actividad física no necesitará tantas calorías y es en esta etapa cuando debe estar en su peso ideal. La obesidad o el sobrepeso a esta edad es muy mala compañera.
  • Facilitar su calidad de vida mediante la adaptación de su entorno.

Esta adaptación empieza por adaptar una cama otopédica con colchón térmico que permita el aumento la circulación sanguínea, optimice el descanso y el rendimiento articular, o un abrigo térmico para aislarlo de la humedad y el frío que ataca principalmente a las articulaciones y a los huesos durante los paseos en épocas de frío, protectores de rodilla, soportes de cadera, codo o carpo o arneses de soporte para ayudarle en sus paseos en los casos más avanzados de artrosis, etc.

artrosis en perros

Todos estos productos se pueden adquirir en una ortopedia para perros como Ortocanis, especializada en perros con discapacidad ya sea degenerativa, de nacimiento o de por vida.

Los perros ancianos no tienen porque pasar su últimos años entre dolores y con una calidad de vida empeorada por su edad. Ellos han estado toda la vida a nuestro lado independientemente de lo bien o mal que estuviéramos, y ahora es hora de corresponderlos como ellos lo han estado haciendo con nosotros: haciendo lo imposible para mejorar esta etapa tan complicada para ellos.

¡Comparte!

Deja un comentario