perros

Llega el carnaval: cuidado con los disfraces para perros

perrosEl Carnaval está a la vuelta de la esquina, y cada año crece el número de propietarios que hacen partícipes a sus perros en las fiestas carnavalescas. A todos nos encanta ver un perro disfrazado, además de gracioso despierta mucha ternura, pero debemos ser coherentes y responsables y tener mucho cuidado a la hora de disfrazar a nuestra mascota.

Los perros, por naturaleza, no necesitan ropa extra, es por esta razón que la mayoría de perros detestan la ropa. Salvando excepciones en las que hay propietarios que adquieren cachorros que están aclimatados por naturaleza a climas más calurosos, como puede ser un Crestado Chino o un Perro sin pelo del Perú, y sí necesitan ropa que puedan proteger su piel, los perros no llevan nada bien sentirse atrapados por trozos de tela.

Además de la incomodidad que supone la ropa en los perros, puede ser peligrosa. Si vistes a tu perro con ropa demasiado justa, sobre todo en la zona del cuello, podrías provocarle asfixia. También debes ser muy cuidadoso con el tejido de la ropa, que debe ser flexible para que a tu perro le permita el libre movimiento de las patas y la cola.

Debes evitar las lanas y otros tejidos que generen pelusas, puesto que se les pueden meter en los ojos o en la nariz y provocarles muchas molestias.

Si hace mucho calor, evita las prendas gruesas, recuerda que tu perro ya tiene un abrigo natural, su pelaje, y si le añades más podría sufrir un golpe de calor.

Mi recomendación es que si quieres disfrazar a tu perro, asegúrate de que va cómodo, que se siente tranquilo, pero si observas que se queda inmóvil, se muerde o rasguña la ropa porque se siente agobiado, no le hagas sufrir y quítasela.

Los perros en carnaval, estando con sus propietarios, ya son felices aunque vayan sin disfraz.

¡Buen Carnaval!

¡Comparte!

3 Comentarios

Deja un comentario