El juego de nuestro perro

El perro es un animal social y eso significa que, para su equilibrio emocional, requiere de la interacción con otros seres vivos. Hay que procurarle momentos de ocio y actividad física.

¿Qué consigues jugando con tu perro?

  • Que asimile nuevas pautas educacionales, que respete los límites y que controle la fuerza de la mordida
  • Reforzar el vínculo con él
  • Aprender nuevas formas de comunicarte
  • Mantenerle activo, tanto física como mentalmente

Conseguirás que canalice sus energías en actividades divertidas y agotadoras, evitando que las redirija hacia otro tipo de comportamientos.

¿Cómo hago para que no juegue con objetos inadecuados?

Seguro que le gusta jugar con palos o piedras, pero no es recomendable, ya que le puede provocar daños en la boca. Por norma, si te invita a jugar, ignórale y juega con él solo cuando tú tomes la iniciativa tanto del principio como del final del juego; es lo que haría su líder en la naturaleza. Elige tú los juguetes más convenientes para él: la pelota, el mordedor, una cuerda con nudos…

Si persiste en jugar solo con palos y piedras, puedes recolectar algunas unidades, untarlas con alguna sustancia desagradable (tabasco o vinagre) y  dejarlas por la casa o el jardín. Si los únicos palos o piedras que encuentra tu perro son éstos y siempre recibe la sensación negativa, acabará por detestar cogerlos con la boca.

¿Cómo hay que jugar?

Para que el juego no desemboque en comportamientos inapropiados, sobretodo de dominancia, puedes aplicar las normas siguientes:

  • Nunca la persigas y provócale para que sea él quien te persiga a ti
  • Recuerda que debes ser tú quien inicie y acabe el juego
  • Tú debes siempre ganar y conseguir que siga jugando
  • Si juegas al tira y afloja siempre te quedarás con el objeto. Lánzale los juguetes para que no interprete que te los ha arrebatado de la mano
  • Elije juguetes que estimulen a olfatear, rastrear y atrapar. El escondite es uno de los juegos que más les gusta ya que despierta todos estos instintos
  • Es positivo que tu perro juegue con otros perros pero siempre bajo tu vigilancia. Deja que jueguen, resuelvan sus diferencias y marquen sus límites. Si observas que hay riesgo de que pueda haber un conflicto, entonces es mejor separarlos
  • Cuando no estés en casa déjale sus juguetes y recógelos cuando llegues
  • No dejes que en el juego sea más fuerte y más rápido que tú. Si se excede corta el juego inmediatamente
  • No juegues con él para hacerle desistir de hacer travesuras o para despistarle si está en plena fechoría. Interpretará que le recompensas por su mala acción y la repetirá
¡Comparte!

62 Comentarios

  • Hola yo tengo una perrita malttei de Dos año 8 Meses.
    Se echa en su cama todo el dia y no hace nada solo anda con Ansiedad de tener un cachorro a adoptado a la mayoria de mis peluches que puedo hacer…
    Quiero que juegue Por favor Ayudenme!

Deja un comentario