alimentación natural para perro
silenciador de ladridos
collares para perros
Comida de calidad para perros

“Mi perro no es mi hijo”, una reflexión que te dejará sin palabras

Porque a veces cuesta decir con palabras lo que una persona siente por su perro. ¿Cómo expresar con palabras las emociones que nos despierta nuestro perro? Pues Conchi Moreno, la autora de esta reflexión sí ha sabido hacerlo.

reflexión

Disfruta de sus palabras:

Mi perro no es mi hijo. Estoy harta de oír a gente que diga “como no tienes hijos, tu perro es como tu hijo” o “tratas al perro como un hijo y no lo es”…
Sé que NO ES MI HIJO, es MI PERRO. No soy madre, no lo soy, pero tengo claro que el sentimiento de una madre a un hijo no se puede igualar y no puedo imaginar cómo será…
Tengo un perro, un perro al que adoro sí, pero es un perro. A diferencia de un hijo, mi perro nunca se hará mayor mentalmente, no se irá de casa o me cuidará cuando sea viejita. No se hará independiente ni válido por si mismo: siempre me va a necesitar para poder comer, beber o simplemente hacer deporte.
Nunca será adolescente y como además, tampoco hablará no escucharé nunca frases típicas de un hijo/a quinceañero/a deslengüado/a como “paso de ti”, “tú es que no me entiendes”, “que pesada eres”, “no tienes ni idea”. Al igual que esas cosas, tampoco oiré un “te quiero”, “gracias”, “te necesito”…
No me juzgará, ni me cuestionará mis ideas o mis decisiones. No me pedirá una PLAY, un juguete, un capricho…
A diferencia de un hijo, nunca veré parte de mí en mi perro: ni física ni psicológicamente, es decir, no veré un legado. Veré a mi perro crecer tanto que le veré envejecer, y no él a mí como lo haría un hijo. No sólo seré quien le cuide sino seré quien le vea irse para siempre, así, de manera natural y no por una desgracia de la vida. Simplemente, ese será nuestro destino.
Mi perro es un animal, no una persona, y tampoco es mi hijo. Sin embargo, yo sí soy su madre. ¿Irónico? ¿Cómo puede ser? Creo que ha quedado claro lo que es un hijo, pero… ¿una madre? ¿Qué crees que es una madre? Para mí, una madre es alguien que se sacrifica por sus hijos, cuida de ellos, cambia su vida para el bienestar de su familia. Una madre mima, educa y quiere incondicionalmente siempre. Por todo esto, mi perro no es mi hijo, pero yo sí soy su madre.
Soy todo lo que tiene, soy su líder de la manada. No soy su ama, ni dueña. Para él soy parte de su familia, de lo que para un perro es un su familia.
Me da pena quien no lo entienda porque jamás sabrán lo que es sentir el amor de un ser que no habla, que no madura, que no se expresa como un humano… No podrán tener lo que yo tengo al observar esa mirada con la que mi perro me lo dice todo.
Mi perro no es mi hijo, pero yo soy su madre, gracias a mí, tiene una vida plena, sana y que con tan poco es feliz y no te exige nada más. A cambio de lo que para un humano es apenas nada, tú eres su todo.
Madre-hijo es una conexión natural, que sale sola y que es inigualable seguro. Pero la conexión con un animal no lo es, no todo el mundo puede acceder a esa sensación tan maravillosa.
Sólo espero que los hijos de esas personas que no entienden lo que yo siento y que no comprenden la importancia de un animal para algunas personas, que sus hijos, tengan un animal (ya sea perro, gato, caballo…) y puedan obtener esa conexión que yo tengo con mi perro.

Preciosa reflexión que nos ha emocionado.

Gracias Conchi por dar voz a nuestras emociones, a las emociones de quienes amamos a los perros como MADRES / PADRES.

, , ,

17 Responses to “Mi perro no es mi hijo”, una reflexión que te dejará sin palabras

  1. David Cáliz 6 Febrero, 2017 at 08:35 #

    Que bonita manera de describir un sentimiento tan duramente juzgado y casi nunca comprendido en su justa dimensión. Gracias por darme las palabras para expresar mi amor por mis perros la próxima vez que alguien me cuestioné el por qué tantas veces no tengo dinero, tiempo para salir o la razón por la que me tengo que apurar a llegar a la casa y siempre tengo que estar comprando rollos quita pelusa, limpiadores y aromatizante. La respuesta es simple. Soy un padre, pero además un padre soltero de dos hermosos perros que me aman incondicionalmente y no se merecen más que mi amor y responsabilidad para con ellos.
    Conchi de verdad mil gracias

  2. Begoña Oar 6 Febrero, 2017 at 12:34 #

    Mi perro es mi compañía, mi alegría y mi consuelo.

  3. Begoña Alba Dominguez 8 Febrero, 2017 at 00:17 #

    Preciosa y verdadera reflexión. Tengo dos hijos, a Dios gracias, y hace 8 años adopté una perrita, mestiza, sin raza, pero no se que me pasó, la vi y fue un flechazo, yo la miedica de animales, 8 maravillosos años en los que he aprendido ese amor tan especial que nos unen, es cierto, no es mi hija, pero es mi princesa, sabe, cuando estoy mal, cuando estoy bien, muchas veces mejor que mi familia, y solo con un poco de cariño, te lo dan todo. Es mi princesa, Kyra, la saqué de un refugio por algo que me llamó, la historia seria muy larga, pero algo existe y me llevó a adoptarla, así, sin más, para sorpresa de muchos, empezando por casa. Me da calma, paz. Y , por casualidades de la vida, desde hace 1 mes, día de reyes, aparecio en nuestras vidas, una pequeña yorsaire de 3 años, perdida, con chip, con dueños que al poco de recogerla, dicen que no la pueden cuidar, así que otro miembro más en la familiar. Y no, no son mis hijas, pero si, yo soy su madre. Hay un amor incondicional, ÁGAPE, un todo, eso nos damos , ellas a nosotros, nosotros a ellas. Quien me lo iba a decir. Y doy gracias por tenerlas

  4. Adrian Arias 9 Febrero, 2017 at 11:31 #

    Creo que esto es una maravillosa reflexión, pues yo tengo un perro, uno de los en teoría más listos y protectores (pastor aleman) y también llegó a mi a traves de un refugio, lo encontraron tirado en la calle, súper triste y súper Delgado, y cuando fui a por el, me gustaría que la gente sintiera lo que yo sentí cuando el me miró, no tengo palabras para describirlo, pero supe que tenía que venirse conmigo, y a día de hoy, lo es todo, mi mejor amigo, mi guardaespaldas, mi mimoso, nose todo, no me imagino el vivir sin el, y pienso que todo el mundo deveria sentir eso alguna vez. Un saludo 👋🏻

  5. Hayde 9 Febrero, 2017 at 18:16 #

    No comparto su opinión.q sabes si tus hijos te van s cuidar cuando seas viejita .te meten a un geriatrico .el perro te da amor incondicional toda la vida. No pide nada a cambio. Aprende todo lo q le enseñas malo o bueno. Te ama por sobre todas las cosas lo crias como a tus hijos a no les dalte nada ni comida abrigo doctor. Si le durle algo o se lastima sufris junto con él. Es depende el corazon q tengas parece q el de ella no es muy grande ni ama tanto a su perro .COMO LOS Q DÉCIMOS ES COMO MI HIJO

  6. Elisa 11 Febrero, 2017 at 23:19 #

    Tengo un perrito q se llama Tito ,el me encontró a mí hace cuatro año lleno d pulgas ,garrapatas y bien maltratado en la calle .llego para cambiar mi vida .llego para iluminarme la vida .Me hace mucha falta ,tuve q emigrar y me imagino q también me eche d menos .pero se q pronto estaremos durmiendo felices en la cama .El me espera todos los días y yo lo sueño todas las horas

Trackbacks/Pingbacks

  1. “Mi perro no es mi hijo”, una reflexión que te dejará sin palabras – Web Mascota - 22 Febrero, 2017

    […] Fuente: Encantador de Perros […]

Deja un comentario