perro ante la llegada de un bebé

Tips para preparar al perro ante la llegada de un bebé

Si estás esperando un bebé y tienes un perro, es importante preparar con antelación la llegada del nuevo miembro de la familia a casa.

Hay propietarios que ante la llegada del bebé prefieren deshacerse del perro: tienen miedo de las posibles reacciones, de no tener tiempo para dedicarle al perro, etc. El perro pasa de ser el centro de atención a ser un estorbo. Bueno, cualquier excusa no tiene justificación. Todo tiene que ver con el proceso de adaptación: si los futuros padres tienen que adaptarse, el perro también, y hay que prepararlo para ello.

Estos son los tips que te recomiendo seguir:

  • ¿Nuevas rutinas? Como te he comentado, la llegada de un bebé conlleva un cambio radical de vida a todos los miembros de la familia. Todos sus miembros deben adaptarse a la nueva situación, incluido el perro. Pero a éste, hay que respetarle sobre todo las rutinas. Nosotros, como seres humanos, podemos adaptarnos a lo que nos venga y adaptar nuevas rutinas, pero para un perro no es tan fácil por eso es fundamental no alterar sus rutinas en ningún caso: hay que seguir cumpliendo con los horarios de dormir, comer y salir a pasear como si no hubiera pasado nada. Aunque ahora te parezca imposible, todo es adaptarse.
  • Nuevos olores. Todo el mundo reconoce el olor a bebé, ¿a que sí? Pues el perro no. Por eso hay que ayudar a que el olor forme parte de su vida desde antes que llegue la criatura. Deja que huela alguna ropita, echa colonia de bebé para que se familiarice con ésta, deja que huela algunos utensilios como la cuna, el cambiador, etc. Todos esos olores son nuevos, pero cuanto antes se familiarice, menor va a ser el impacto del nuevo a casa.
  • Nuevos sonidos. Aprovecha para sensibilizar al perro a los sonidos de un bebé. Para ello, busca en Internet sonidos de bebés, ya sea llorando, balbuceando, etc. Si cada día, durante 5 minutos, dejas una grabación de un bebé y tu perro se acostumbra a estos sonidos, nada le vendrá de nuevas. Cuando escuche a tu bebé, ese sonido ya formará parte de él.
  • Misma atención. Los perros notan cuando se les presta más o menos atención. Intenta que esto no suceda. Intenta no olvidar ni un solo día dedicarle unas caricias a tu perro, dedicar unos 5 minutos para jugar con él, … en definitiva, intenta no dejar de lado las atenciones que has tenido hasta ahora con tu perro.
  • Límites. Si no quieres que tu perro entre en la habitación del bebé, no le dejes pasar desde antes de que llegue este. El NO o el SHH deben estar presentes siempre que tu perro intente acceder al cuarto, eso sí, no le dejes entrar desde mucho antes de que llegue el bebé a casa. Si le dejas entrar hasta el mismo día en que llegue el bebé y luego no… el pobre va a entender que de alguna manera se le está rechazando de la manada por la llegada de otro miembro a la manada.
  • Relax. Antes de presentarle al bebé, tu perro debe estar lo más relajado posible. Para ello, dale una buena caminata y agótalo para que la energía se reduzca. Así, conocerá al nuevo miembro con una energía baja, y eso es muy bueno. No se lo presentemos cuando esté hiperexcitado.

No debes temer en absoluto que tu perro vaya a hacer daño a tu bebé. Lo que está claro es que jamás debes dejar al perro y al bebé solos, porque el perro no deja de ser un animal y actúa por instintos. Sin embargo, y para que te despreocupes totalmente, bastan unas cuantas imágenes para que entiendas cuán tiernos pueden ser estos maravillosos animales.

perro ante la llegada de un bebé

perro ante la llegada de un bebé

perro ante la llegada de un bebé

perro ante la llegada de un bebé

perro ante la llegada de un bebé

 

¡Comparte!

Deja un comentario