Consejos para ayudar a los perros a sobrellevar las olas de calor

Las olas de calor son fenómenos climatológicos que se están repitiendo más asiduamente debido a los efectos del cambio climático, lo que también hace que los veranos estén siendo más calurosos que hace unos años. 

Con mayores temperaturas nuestras mascotas tienen problemas para lidiar con el calor.

Actualmente, una de las mejores opciones son las esterillas refrescantes para perros, les ayudan a sentirse mejor. 

Al ser refrigerantes se enfrían gradualmente y contribuyen a que nuestro perro regule su temperatura corporal.

Son resistentes al agua y su limpieza es muy fácil, con pasar un paño húmedo y un limpiador neutro quedan impecables.

Se recomienda colocar la esterilla en un lugar fresco y que nuestra mascota, también es adecuada para gatos, se sitúe encima.

Se puede poner sobre su cama o directamente en el suelo. También es apropiada para los viajes porque se pliega con gran sencillez y ocupa poco espacio.

Es perfecta para transportar al perro en el coche o incluso llevarla a una terraza para que nuestra mascota esté cómoda mientras nosotros tomamos algo.  

Las esterillas refrescantes proporcionan a nuestras mascotas una sensación muy agradable ante el calor.

Antes de utilizarla por primera vez, se debe repartir el relleno con los dedos para que la superficie quede uniforme.

Para su uso correcto, el líquido refrigerante del interior tiene que quedar esparcido. 

Se debe guardar en un lugar seco y fresco, y evitar exponerla directamente a los rayos del sol. Cuando nuestra mascota esté sobre la esterilla se debe vigilar al animal para que no se quede excesivamente frío. 

Todas las esterillas refrescantes para perros están fabricadas con materiales no tóxicos, porque no son resistentes a los mordiscos y pueden romperse.

Evidentemente, no hay que guardarlas cerca de objetos punzantes, es importante revisar la superficie con cada uso y si estuviera dañada, no utilizarla.

olas de calor

La facilidad que tienen las esterillas para mantener a nuestras mascotas más frescas frente al calor excesivo, las hace una de las mejores alternativas.

No hay que enfriarlas previamente, sólo con el contacto del cuerpo de nuestra mascota el líquido interior empieza a actuar. 

Otros cuidados para que los perros soporten mejor el calor 

Al igual que a nosotros el calor intenso nos reduce el apetito y las ganas de movernos, los animales sufren las mismas incomodidades.

Lo más importante es evitar consecuencias más graves como un golpe de calor. 

Hidratados. Es vital que tengan a su disposición las 24 horas del día, agua fresca y limpia. Hay que comprobarlo periódicamente, ya que en verano el agua se evapora y calienta, y muchos perros dejan de beber.

Además, se pueden colocar más bebederos en casa, cerca de donde descansa. Por supuesto, si se sale de casa es fundamental llevar agua o un bebedero portátil para mantenerlo hidratado en cualquier momento. 

Refrescar. Hay muchas maneras de mantener a nuestras mascotas lo más frescas posibles. El aire acondicionado o un ventilador son una buena medida para bajar la temperatura ambiental. 

Los hielos no son perjudiciales para los perros y se les pueden dar directamente, pero a muchos no les agradan. Si les gustan se pueden hacer cubitos de hielo con su comida. 

Por último, mojarle principalmente la cabeza y el tronco para ayudarles a bajar su temperatura.

Cortar y cepillar. Es recomendable recortarles sobre todo en la barriga, pero hay que dejarles unos centímetros de longitud porque el pelo también les protege del calor y de las quemaduras solares. 

El cepillarles frecuentemente favorece la muda y se retira el subpelo, que son los pelos más suaves que les protegen del frío y del calor.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.