El perro que ha perdido el apetito

Normalmente, los perros tienen muy buen apetito, incluso algunos no quieren parar de comer, pero en otras ocasiones, no es así.

Cuando eso ocurre, muchos adoptantes se preocupan y se preguntan repetidamente: ¿por qué mi perro no quiere comer?

La falta de apetito en los perros puede estar originada por muchas causas: desde un cambio en su comida, algo más grave, una enfermedad, por un cambio en su vida, etc., por lo que siempre es importante acudir al médico veterinario y no automedicarlo.

Por esta razón el adoptante debe estar muy alerta y observar a su mascota.

Si el perro deja de comer repentinamente algo está sucediendo y es importante conocer la razón cuanto antes. 

¿Cómo reconocer que un perro no quiere comer?

En este punto es muy importante la observación por parte del adoptante al momento de colocarle su alimento. 

Hay veces que, debido al cambio de comida, el perro deja de comer. Sin embargo, cuando no hay un cambio de comida y de un día para otro se observa una falta de apetito, como adoptante debes:

  • Observar si tu perro reacciona ante la comida o no:

Cuando un perro no reacciona en absoluto a su plato de comida, puede ser que tenga alguna enfermedad infecciosa que le impida comer. También pueden ser parásitos. 

  • Si se acerca, pero no prueba nada:

Esta reacción del perro podría significar que tiene hambre, pero algo le impide comer. Esto puede ser ocasionado por algún dolor en sus dientes o garganta. 

  • Si se acerca, huele, pero al final se va y no come:

Esta reacción del perro puede ser porque sencillamente no le gusta la comida y es una manera de hacérselo saber a su adoptante.

Otra razón puede encontrarse en que está aburrido de comer lo mismo siempre. Incluso, hay perros que manifiestan su descontento con su alimento dándole golpes o volcando su comedero. 

perro no quiere comer

¿Por qué un perro no quiere comer?

Un perro que deja de comer o no quiere comer, puede estar pasando por algunas molestias que se lo impidan.

Algunas de estas molestias son:

  • Estrés:

El estrés es una de las causas de la falta de apetito en un perro. Este puede ser ocasionado por alguna mudanza, si hay un nuevo perro en la familia, o cualquier otro cambio en su rutina.  

  • Indigestión:

Si el perro no hizo una correcta digestión en su última comida, quizás no va a tener ganas de comer más. La indigestión puede crear malestar, o el mismo perro dejará de comer para sentirse mejor. 

  • Vejez:

Los perros de avanzada edad suelen comer menos que los más jóvenes. Esto se debe a que su actividad física va disminuyendo con el tiempo, por lo que aún conservan su energía y no necesitan reponerla. 

  • Deshidratación: 

Si el perro no toma suficiente agua, es decir, no está bien hidratado, el apetito podría disminuir o desaparecer totalmente. Por eso el perro siempre debe tener agua fresca y limpia. 

  • Parásitos:

Cuando un perro tiene parásitos, una de las señales que dará será dejar de comer.

También se podrá observar que deja gusanos en sus heces, vómitos y algo de malestar. Todo depende del tipo de parásito que tenga.

Ante este posible escenario, es importante llevarlo al médico para una correcta desparasitación. 

Otras causas de la ausencia de apetito, son:

  • Enfermedades respiratorias leves y/o graves.
  • Consumo de fármacos por algún tratamiento.
  • Traumatismos o enfermedades.
  • Obstrucción intestinal.
  • Problemas o dolor en su boca o dientes.
  • Pienso que no cubre sus necesidades nutricionales diarias, con el tiempo llegará un momento que no lo querrá comer más. 
  • Efecto secundario de las vacunas. 

Consejos para ayudar a que el perro vuelva a comer con normalidad 

Dependiendo de la causa que origine esa apatía por parte de tu perro a la hora de comer, deberás:

  • Cambiarle la dieta alimenticia, si el perro ya se ha aburrido de comer siempre lo mismo.
  • Acudir al veterinario para chequear su estado de salud y descartar problemas bucales, digestivos, etc.
  • Rebajar su estrés evitando los factores que le producen ese estrés: la actividad física siempre es el mejor remedio contra el estrés.
  • Etc.

Una dieta alimenticia sana y equilibrada acorde con su edad, tamaño y gustos es fundamental para que tu perro vuelva a tener ilusión por disfrutar de su comida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.