La importancia del juego para tu perro

Si hay una característica notoria en todos los perros es su capacidad de jugar.

Cuando me refiero a todos los perros, no hablo como solo como especie, sino como individuo: da igual la edad que tenga un perro, porque el juego formará parte de él durante toda su vida, independientemente de la edad.

Mientras que en los humanos se pierde esta capacidad tan maravillosa como es la de jugar, en los perros esta capacidad es vital para ellos.

Pero, ¿por qué? Leer aquí.

Beneficios del juego en los perros

El juego se manifiesta desde bien cachorros.

Mediante el juego el cachorro empieza a relacionarse con sus hermanos y aprende a despertar sus habilidades, algo muy importante para su etapa adulta.

Así pues, el juego no se entiende solo como ocio, sino como algo imprescindible para su estado físico, mental y emocional.

  • Con el juego el perro aprende a relacionarse no solo con sus hermanos en la camada, sino a nivel social con el resto de perros que pasarán por su vida.
  • El juego ayuda al perro a canalizar toda la energía: mediante el mismo el perro liberará toda esa carga, que de otra manera se canalizaría a través de comportamientos destructivos y/o agresivos.
  • Para el perro, el juego es aprendizaje. Cuando jugamos con él y realizamos desde juegos estratégicos a juegos interactivos y mentales, el perro aprende habilidades cognitivas muy importantes para su desarrollo tanto emocional como mental.
  • Y hablando de emoción, con el juego estrechamos el vínculo con nuestra mascota. Nada como fortalecer las relaciones afectivas que realizando actividades divertidas.
  • Con el juego también aprende obediencia básica. Con juegos como dar la pata, traer la pelota, sentarse, girar, tumbarse, etc, reforzamos el aprendizaje de ejercicios básicos de obediencia.

Tipos de juegos

Existen distintos tipos de juegos.

Hay juegos interactivos para estimular la mente en los que no se necesita más que el juguete en sí para pasar ratos de entreteniemiento.

Uno de los más conocidos es el Kong, pero hay otros juegos de inteligencia que les ayuda a despertar su capacidad para resolver problemas, como los juegos de destapar premios.

Uno de los juegos más sencillos de hacer y que ayudan a potenciar su inteligencia a través del olfato es esconder premios por toda la casa e invitar al perro a buscarlos.

Los juegos de obediencia básica son fundamentales para su educación, además de reforzar el vínculo humano-perro. En NOBLECAN saben mucho de esto.

Los juegos físicos son vitales para su salud y deben realizarse diariamente. Me refiero no solo a los paseos diarios, sino a aquellas actividades en que el perro se divierta: lanzar la pelota, realizar saltos por obstáculos, correr por una playa, etc.

Además, estos juguetes deben ser diferentes para que la interacción con los mismos sea diferente: una cuerda de nudos, una pelota y un kong relleno de comida serían perfectos para evitar el aburrimiento.

Los juguetes son también imprescindibles en la vida de un perro. Tener al menos tres juguetes cuando se queda solo ayudará a reducir su ansiedad y aburrimiento.

Como ves, dedicar un buen rato al día a jugar con tu perro y aportarle diferentes juguetes es imprescindible en su vida.

Y tú, ¿qué rutina de juegos llevas a cabo con tu perro?.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.