huesos para perros

Los huesos para perros más seguros

Son muchos adoptantes los que piensan que los perros pueden comer huesos alegremente, como hacen los lobos en estado salvaje.

La verdad es que si bien los lobos pueden comer alegremente cualquier hueso de animal, la evolución ha provocado que los perros no puedan comerlos tranquilamente sin sufrir algún percance, por eso, es importante saber qué huesos poder dar a nuestros perros de forma segura.

Huesos para perros

Depende qué huesos de animales pueden convertirse en un arma mortal para tu perro. Sí, como suena.

Muchos adoptantes siguen pensando que los huesos son lo mejor para su perro. No están equivocados, los huesos tienen muchas propiedades y son un divertimento y entretenimiento para los mismos.

Sin embargo, no son seguros. Hablamos de lesiones que pueden ir desde lesiones bucales o dentales, desgarros en esófago o tráquea, atascos en estómago o intestinos, hemorragias internas, peritonitis…

¿De verdad por un rato de disfrute vale la pena jugar con la salud del perro?

Propiedades de los huesos

Dicen que los huesos tienen muchas propiedades, sin embargo, no nos tenemos que engañar: aunque tienen mucho calcio y fósforo y trazas de minerales, son bajos en proteínas.

A la hora de dar de comer huesos a los perros hay que tener en cuenta pues qué huesos darle.

Qué huesos dar a un perro

Toda la comunidad veterinaria ha llegado al consenso de que no debemos dar nunca un hueso cocinado a un perro.

La cocción de un hueso hace que éste se ablande y aumente las probabilidades de que sea peligroso al astillarse, además de que reduce los nutrientes del mismo.

Teniendo claro que lo más sano y seguro es darle huesos crudos, ahora falta saber cómo dárselos.

  • Huesos comestibles: son aquellos blandos y pequeños que suelen provenir de aves como el pollo o el pavo pero también del conejo. Estos huesos son los más nutritivos y no se deben dar directamente sin antes pasar por una picadora o trituradora. Huesos de alas o cuellos.
  • Huesos recreativos: son grandes piezas de huesos que sirven para el entretenimiento del animal, como fémur o huesos de cadera. No aportan nutrientes pero sí estimulan mentalmente a través de la masticación.

Medidas de seguridad para dar huesos a los perros

Si ya tienes claro qué huesos darle a tu perro porque son seguros, no debes bajar la guardia y tener claros estos puntos:

  • No dejes al perro solo con el hueso recreativo. Siempre debe estar bajo tu supervisión porque aunque sean más seguros no lo son del todo.
  • Cuando observes que el hueso ha sido mordisqueado y reducido de tamaño, tíralo a la basura para evitar que el perro se lo trague.
  • Evita siempre darle huesos de cerdo o costillas, ya que son los huesos que más se astillan y, por ende, los más peligrosos.
  • Dale siempre huesos frescos. Si le das un hueso crudo que ya ha pasado muchas horas fuera de la nevera, puede estar contaminado de bacterias y provocarle diarreas.

Como ves, dar hueso a un perro es una decisión personal. Hay adoptantes que nunca dan huesos a sus perros porque éstos ya vienen integrados en su alimentación diaria, pero si eres de los que das huesos a tu perro, por favor, ten en cuenta estas consideraciones.

¡Comparte!
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.