cuidados del yorkshire terrier

Cuidados del Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es un perro que aúna belleza, carácter y tamaño reducido, lo que le hace perfecto para quienes tienen poco tiempo para sacarlo a pasear y menos espacio.

Esto no quiere decir que no deba salir, ya que son muchos los Yorkies que desarrollan problemas de salud por no hacer suficiente ejercicio. También es frecuente ver perros de esta raza que están sobreprotegidos, lo que hace que su carácter sea difícil, incluso intratable, por falta de contacto con otros perros.

Además de estos aspectos, el Yorkshire Terrier necesita unos cuidados especiales de su manto y una alimentación adecuada para estar en plena forma. Veámoslo más detalladamente.

cuidados del yorkshire terrier

Educación del Yorkshire Terrier

El Yorky actual nada tiene que ver con los perros seleccionados como cazadores de roedores en las fábricas textiles británicas durante el siglo XIX, aunque de ellos conserva un carácter muy seguro de sí mismo, más bien aguerrido.

Este carácter fuerte parece no corresponder con un tamaño cada vez más pequeño, al menos para el gusto de la mayoría de los propietarios, quienes olvidan que deben tratar a su mascota como lo que es, un perro, sin humanizarlo innecesariamente.

Si quieres tener un Yorkshire Terrier equilibrado, debes socializarlo desde cachorro, dejar que se relacione con otros perros durante el paseo y poner límites en casa para que no se convierta en un “tirano”, incluso contigo.

Cuidados estéticos del Yorkshire Terrier

Todos conocemos el aspecto que tienen los Yorkies que compiten en campeonatos de belleza: pelo largo hasta el suelo peinado con la raya en medio del lomo, moño con lacito rojo, orejas erguidas, ojos brillantes… Sin embargo, el trabajo que hay detrás de este aspecto exuberante pasa por bañar semanalmente, recoger el pelo en paquetitos, aceitar para que no se rompa, cepillar cada día, limpiar los ojos y las orejas…

Por supuesto, nosotros no debemos dedicar tanto esfuerzo para tener a nuestro Yorky bien cuidado, pero sí que debemos cepillar su pelo para que no se anude, bañarlo cada vez que esté sucio con productos desarrollados para él, limpiar periódicamente sus orejas y, por supuesto, mantener en condiciones sus ojos, especialmente para que no les entre el pelo de la cara.

Una forma de mantener más fácilmente al Yorky es cortarle el pelo al menos una vez al año. Esto no sólo reduce el tiempo que debemos dedicar al cepillado, sino que le da una imagen de “eterno cachorro” a la que muchos no nos podemos resistir.

yorkshire terrier

Actividad física del Yorkshire Terrier

Que se trate de un perro pequeño no significa que el Yorky no deba hacer ejercicio, de hecho, son muchos los perros pequeños que desarrollan trastornos de salud porque no hacen el ejercicio que deberían.

Los dos problemas principales son la pérdida de masa muscular y el estreñimiento. Sí, cuando un perro está en brazos todo el tiempo es muy frecuente que su aparato digestivo no funcione correctamente.

¿Tu Yorky está estreñido? Por supuesto, consulta con tu veterinario, pero primero pregúntate si hace ejercicio suficiente.

Alimentación del Yorkshire Terrier

Todas las características que hemos descrito hasta el momento, como un pelo sano y un estado de forma ideal, sólo son posibles si nuestro Yorky toma una alimentación adecuada.

Existen alimentos para perros de tamaño pequeño que son adecuados para él, pero algunas marcas, como Royal Canin, han desarrollado alimentos específicos para el Yorkshire Terrier en tres formatos, uno para cachorros (hasta los 10 meses de edad) y dos para adultos, seco y húmedo, que se pueden combinar entre sí. Seguro que con ellos, tu Yorky vivirá sano y feliz.

Además de la elección del alimento, también debes tener en cuenta la ración diaria, que debe adecuarse a su peso y a la cantidad de ejercicio que realiza.

¡Cariño sí, pero no sobreprotección!

El Yorkshire Terrier necesita vivir en contacto con sus dueños, con quienes se acurrucará a la menor ocasión, y reclamará toda la atención posible. ¡No en vano lleva generaciones como perro de compañía!

Ahora bien, esto no significa que no deba ser tratado como un perro, en el mejor de los sentidos. Si eres de los que piensa, con muy buen criterio, que debe tomar un alimentación especial, ¿por qué no haces lo mismo con su educación, socialización y adiestramiento?

Piénsalo bien. Realmente él no es un ser humano y tiene necesidades propias de su especie que debes satisfacer para su pleno desarrollo.

¡Comparte!
  • 58
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    58
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.