Todo lo que has de saber sobre los perros pequeños

Muchos son los adoptantes que tienen claro que quieren un perro pequeño.

Un perro pequeño no solo resulta más económico que un perro mediano y/o grande si no que la mayoría de la sociedad es mucho más tolerante con los perros de raza pequeña a la hora de compartir espacio.

Me refiero a los lugares pet-friendly: muchos alojamientos permiten perros pero suelen poner un límite de peso, las compañías de avión también, en algunas terrazas de restaurantes permiten su entrada pero mucho más si son pequeños, hasta a la hora de alquilar una vivienda se ve con mejores ojos un perro pequeño que uno grande.

Ahora bien, muchos adoptantes pecan de caer en el error de humanizar a los perros pequeños, en mucho mayor porcentaje que en perros grandes, creando en éstos, el conocido como síndrome del perro pequeño.

El síndrome del perro pequeño se caracteriza por conductas de dominancia, fobias, ansiedad e incluso agresividad en los perros más pequeños, fruto de esa humanización.

A ningún adoptante de un Mastín, por ejemplo, le permitiría llevarlo en brazos o en el bolso, ¿verdad que no? ¿Por qué sucede así con perros de raza pequeña si son la misma especie?

Un gran error que incide de forma perjudicial en el estado físico y emocional del perro pequeño.

Qué se considera un perro pequeño

Dentro del grupo de razas de perros de tamaño pequeño, encontramos dos grupos diferenciados:

  • Perros pequeños: son perros que pesan entre 3 y 9 kilos.
  • Los perros Toy: son perros que pesan entre 3 y 5 kilos pero que su estándar de raza suele pesar más. Son criados para hacerlos con enanismo porque resultan más monos para su venta.
  • Los perros tacita de té: son perros creados de la forma más cruel con tal de obtener grandes beneficios con su venta. Hablamos de perros que no superan los 1800 gramos de peso y que presentan una salud muy delicada.

Como ves, el mundo de los perros es muy lucrativo, por eso, a la hora de elegir un perro de tamaño pequeño es mejor guiarse por los estándares de cada raza según la Federación Canina Internacional.

De esta forma no promoverás la crianza artificial de estos perros que suelen tener muchos problemas de salud: enanismo, hidrocefalia, subdesarrollo de órganos, fragilidad en huesos, ansiedad, etc.

Ventajas y desventajas de los perros de tamaño pequeño

Como he comentado con anterioridad, un perro pequeño suele ser mejor valorado por la sociedad a la hora de compartir espacio con el mismo.

También es cierto que anualmente sale más económico que un perro grande.

Se adaptan muy bien a un apartamento, sin embargo, eso no significa que por ello no salga del mismo.

Los perros pequeños suelen tener una energía bastante alta, por lo que es recomendable sacarlos a pasear y aportarles la actividad física suficiente para que lleguen a ser perros equilibrados.

Algunos ejemplos de perros pequeños con energía alta: Chihuahua, Yorkshire Terrier, Pomerania, Caniche, etc.

Por contra, algunos ejemplos de perros pequeños con energía baja: Pug o Carlino, Bulldog Francés, Cavalier King Charles, Shih Tzu, etc.

Como ves, tener un perro de raza pequeña puede resultar más cómodo, siempre que no caigamos en el error de humanizar, porque de lo contrario, desarrollará conductas de ladrido excesivo, escapismo, destrucción, ansiedad, etc.

La educación del perro y tener cubiertas sus necesidades vitales son claves para una perfecta convivencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.