Ataxia en perros: un problema neurológico

Cuando tu perro comienza a manifestar algo diferente o extraño en su manera de caminar, podrías estar ante la presencia de ataxia. La ataxia en perros no es una enfermedad, pero sí es un signo de disfunción sensorial.

No solo viene acompañada de un andar diferente, también el perro se mostrará descoordinado y vacilante, entre otros síntomas que llegan a ser muy evidentes.

No hay duda que es preocupante observar que el perro camina con desequilibrio, pero reconocer en qué consiste la ataxia, sus síntomas y qué hacer si tu perro los tiene, será crucial para su recuperación o tratamiento a tiempo. 

¿Qué es la ataxia en perros?

La ataxia, como mencionamos, no es una enfermedad, se trata de un problema a nivel neurológico que puede afectar a cualquier perro.

La ataxia es un síntoma de algún otro problema que es importante reconocer y tratar. 

Este problema a nivel neurológico, viene acompañado de varios síntomas que no permitirán que el perro lleve a cabo su caminar con total normalidad.

Con la ataxia, el perro no podrá ni siquiera mantener su equilibrio.

Por lo tanto, si tu perro tiene ataxia, es muy importante que lo evalúe un médico veterinario para que pueda determinar qué la causa. 

Tipos de ataxia 

Existen tres tipos diferentes de ataxia en perros.

Todos los tipos de ataxia afectan en la forma de moverse del perro. 

  • El perro presenta problemas de propiocepción:

Este tipo de ataxia ocurre como respuesta a un problema de la médula espinal y hace que el perro no logre reconocer dónde se encuentran sus patas al momento de caminar.

A esta falta de conocimiento de su propio cuerpo y de sus patas, se le llama falta de propiocepción. 

  • Síndrome vestibular:

Cuando se trata del síndrome vestibular, ese mismo sistema es el que se ve afectado: el sistema vestibular.

La lesión normalmente ocurre en el oído interno. Esta lesión la provoca una otitis, infección, así como el moquillo canino, o traumatismos. 

Cuando es la ataxia vestibular, el síntoma más destacado es la descoordinación.

También la observación de movimientos involuntarios en los ojos, andar en círculos y que tenga la cabeza de un lado, es decir, ladeada. 

Se trata de un mensaje confuso del oído (interno) hacia el cerebro, relacionado al equilibrio. 

  • Problemas del cerebelo: 

Cuando se presenta este tipo de ataxia en un perro, se puede observar una falta de seguridad al caminar.

El perro intentará dar pasos exagerados, porque no sabe bien dónde colocar sus patas.

Síntomas de la ataxia en perros

Los síntomas de la ataxia son muy sencillos de ver, debido a que el perro no va a poder caminar con normalidad.

Para explicar mejor, se puede describir a la ataxia en los perros, como el efecto que tiene una persona con mucho alcohol en su cuerpo. 

Algunos síntomas importantes de la ataxia, son:

  • Caminar extraño. Muy común es que el perro realice movimientos exagerados. 
  • Dar vueltas en círculo. 
  • Apatía y letargo.
  • Evidente descoordinación de los movimientos, por lo tanto, dificultad en el caminar.
  • Cabeza inclinada.
  • Movimiento de los ojos totalmente involuntario. A esto se le llama nistagmo. 
  • Convulsiones o temblores. Temblores en la cabeza.
  • Cambios en su estado mental. 
  • Reducción de las capacidades auditivas.
  • Presencia de vómitos y/o náuseas. Las náuseas pueden causar que el perro no tenga hambre. 
  • Comportamientos diferentes, así como el control de su vejiga.
  • Colocación exagerada de sus patas al momento de caminar.

Causas de la ataxia en los perros

  • Problemas o alteraciones en el sistema nervioso del perro:

La ataxia es un problema neurológico. El sistema nervioso controla los movimientos y la posición del cuerpo.

Por lo tanto, si algo no está bien, puede hacer que la ataxia se manifieste. 

  • Enfermedades cerebrales, o enfermedades que afecten al cerebelo:

Estas enfermedades afectan al órgano que se encarga de los impulsos nerviosos. 

También, al sistema vestibular o la médula espinal. Si estos dos últimos se afectan, la ataxia puede ser muy evidente. 

La ataxia cerebelosa es cuando hay alguna lesión o enfermedad en el cerebelo, que ocasiona movimientos musculares repentinos y descoordinados.

  • Traumatismos:

La ataxia puede aparecer por alguna caída, por un golpe fuerte, si el perro fue atropellado o fue agredido.

Si el adoptante sabe reconocer qué paso con el perro, debe llevarlo con el médico veterinario y explicar lo sucedido.

El experto en salud canina hará el diagnóstico correcto y lo primero que hará será estabilizar al perro. 

Cuando se trata de un traumatismo, el médico debe hacer radiografías, resonancia o TAC.

Exámenes que brindan una valiosa información para tratar al perro. Si el perro está muy grave, podría quedarse hospitalizado o ser operado. 

  • Ataxia como consecuencia de algunos fármacos:

La ataxia también es consecuencia de algunos fármacos, por ejemplo, la epilepsia, la cual es atacada con medicamentos, en cuyos efectos secundarios esta la ataxia. 

Si tu perro tiene epilepsia y manifiesta síntomas de ataxia, es importante notificárselo al médico.

Al conocer lo que está sucediendo, se puede revisar la medicación y ajustar las dosis si es posible, o en su defecto, cambiarla. 

Otras diferentes posibles causas de la ataxia en los perros, son:

  • Problemas en la médula espinal. En este caso se refiere a traumas, inflamación. tumores, anormalidades estructurales y también embolia. 
  • Infección es en el oído (medio o interno). 
  • Infecciones en las vértebras (discos). 
  • Hipotiroidismo.
  • Traumatismo craneal.
  • Tumores en la cabeza.
  • Deficiencia de tiamina.
  • Inflamación que afecta al cerebro, o inflamación que afecta al tronco cerebral.
  • Toxicidad del metronidazol.
  • Cambios en el cerebelo o anomalías. 
  • Bajos niveles de glucosa, calcio o potasio. 
  • Enfermedades respiratorias. 
  • Problemas relacionados con la circulación de la sangre. 
  • Anomalías en el recuento de glóbulos rojos.

Nota: Cuando es muy grave, la ataxia se hace presente debido a alguna lesión cerebral o del sistema vestibular.

Según las características de la lesión que el perro tenga, tendrá o no cura. 

A veces la ataxia es la secuela de alguna enfermedad.

Puede que el animal esté libre y recuperado, pero queda la ataxia.

En los casos de enfermedad vestibular idiopática el perro puede llevar su cabeza inclinada o algo parecido. Se recuperan, pero la secuela persiste.

Esta enfermedad vestibular idiopática es más común en los perros de avanzada edad. 

ataxia en perros

Diagnóstico de la ataxia en perros

El adoptante es el único que puede ayudar a su perro, una vez los síntomas se presentan.

El veterinario va a pedir el historial médico del perro para conocer su estado de salud en general, y si hay algún detonante que indique la presencia de esta condición. 

Durante la consulta médica, el veterinario, debe:

  • Realizar un examen físico: 

En este examen el médico observará cómo camina el perro. Podría también observarlo subir escaleras.

Del mismo modo, el examen físico debe incluir la realización de pruebas de sensibilidad neurológica, reflejo y extremidades. 

  • Resonancias y/o tomografía:

El médico veterinario podría también solicitar la realización de resonancias y/o tomografía.

Estas dos últimas permiten que el médico determine dónde se localiza la causa de la ataxia. Puede ser en la médula espinal, en el sistema vestibular periférico, o en el cerebelo. 

  • Análisis Líquido cefalorraquídeo LCR:

Si el foco de la ataxia está en el sistema nervioso, deberá llevar a cabo el análisis Líquido cefalorraquídeo LCR. 

El examen del médico también debe incluir:

  • Hemogramas.
  • Perfil bioquímico.
  • Examen de la orina.
  • Panel de electrólitos. 

Nota: Que el médico determine la causa de la ataxia no es algo fácil, puede ser un protocolo extenso.

En ese sentido, el rol del adoptante juega mucho a favor, para lograr descubrí la causa.

El adoptante puede enumerar los síntomas que ha tenido su mascota, lo que le dará al médico una guía para avanzar. 

De igual manera, es importante que el adoptante esté presente en la consulta, para que el perro esté tranquilo y no se asuste.

Con todos los síntomas que ha sentido, podría sentirse asustado y nervioso. El adoptante podrá ayudar a calmarlo durante la consulta y ayudarlo a relajarse. 

Tratamiento o cura de la ataxia en los perros 

La cura o el tratamiento contra la ataxia depende de las características que tenga la lesión.

Algunos perros quedan con secuelas neurológicas como, por ejemplo, con un andar descoordinado, un síntoma que puede quedar de por vida. 

  • Ataxia por intoxicación: 

Cuando la ataxia es ocasionada por una intoxicación, para saber si es grave o no, depende de qué tanto ingirió el perro de la sustancia que desencadenó la intoxicación y también depende de cuál sea su peso corporal.

Si el adoptante sabe exactamente qué comió o ingirió su mascota que provocó la intoxicación, debe llevarlo a la consulta junto al perro o indicar qué fue.  

Uno de los alimentos que puede producir la ataxia en los perros es el xilitol (un endulzante). Según la cantidad que consuma el perro, la situación será de menor o mayor gravedad. 

Este alimento llamado xilitol, es un alimento de consumo humano.

En ese sentido, es importante evitar que el perro tenga a su alcance todo lo que sea para humanos.

Es mejor prevenir, que luego lamentar las posibles consecuencias que el perro tenga.

Además, es importante cuidarlos durante los paseos, debido a que podrían consumir algo que también los pueda intoxicar. 

Si tu mascota sufre alguna intoxicación, el veterinario debe llevar a cabo el tratamiento, el cual generalmente es la fluidoterapia.

Esta se trata de la administración parenteral de fluidos, para mantener el equilibrio de los fluidos internos o mantenerlos.

Esto no se administra vía oral.

Con la fluidoterapia, se quiere lograr conservar el volumen sanguíneo y constante, conservar una presión oncótica, y conservar la presión normal de iones de hidrógeno. 

  • Nutrición complementaria:

Muchas veces se recomienda el suministro de nutrición complementaria, esto quiere decir; calcio, glucosa, potasio o vitaminas B.

El perro podría tener deficiencia en dichos nutrientes, y por lo tanto, el médico necesita asegurase de que los consuma. 

Nota: Es importante tratar la causa de la ataxia, pero también se recomienda la acupuntura y la rehabilitación física para que el perro se sienta mejor.

Por supuesto, siempre es necesario consultar con su médico veterinario antes de llevar a cabo algún tratamiento alternativo. 

Con la acupuntura, se estimulan diferentes estructuras nerviosas y vasculares.

Esto logra la liberación de neurotransmisores, los cuales ejercen un equilibrio fisiológico del cuerpo del perro. 

En cuanto a la rehabilitación física, siempre tiene buenos beneficios para la salud del perro.

Es ideal como tratamiento, y la recuperación de ciertas patologías. 

  • Analgésicos o antibióticos:

Muchas veces el médico veterinario puede suscribir un tratamiento que incluya analgésicos y antibióticos, junto a reposo total del perro. 

  • Operación:

En otros casos, según la gravedad, podría requerir una intervención quirúrgica; y podrían quedar las secuelas. 

Nota: Es muy importante que el adoptante no auto medique a su perro.

Algunos medicamentos pueden hacer que la enfermedad empeore. Incluso, pueden llegar a camuflar o esconder la causa. 

Es por ello que el adoptante nunca debe de ofrecerle al perro medicamentos que no hayan sido recetados por un profesional y menos cuando presenta los síntomas de ataxia. 

El mejor tratamiento es actuar rápido. En este caso es importante la participación del adoptante, que debe reaccionar una vez observe el más ligero síntoma. 

Enfermedades que tienen como síntoma la ataxia

El síndrome de Wobbler

Este síndrome también es conocido como tambaleo.

Se refiere a un trastorno que ocurre en los discos intervertebrales y vértebras cervicales caudales.

Este trastorno hace que la médula espinal se comprima, llegando a ocasionar espondilopatía. 

La espondilopatía son enfermedades tipo artritis inflamatorias crónicas, entre otras. 

Esta enfermedad, el síndrome de Wobbler, puede manifestarse en cualquier raza de perro, pero algunas razas son más propensas.

Es más habitual en los perros que son de razas grandes como el gran danés y de mediana edad.

El síndrome de Wobbler, tiene incluida en su sintomatología, como síntoma principal, a la ataxia. 

Este síndrome puede ser hereditario o adquirido, nutricional o traumático. Es posible que sea de múltiples etiologías, es decir, de diferentes causas. 

Otras enfermedades que pueden producir la ataxia en sus síntomas, son: 

  • Moquillo canino.
  • Malformación del cerebelo (hipoplasia).
  • Presencia de algún tumor.
  • Hernias discales.
  • Infecciones en la columna.
  • Malformaciones en las vértebras.
  • Protrusiones.

Como ves, conocer las enfermedades y problemas que puede sufrir tu perro es fundamental para dar con un rápido diagnóstico y un pronto tratamiento.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.