Cómo curar una herida a un perro

Al tener un perro casa, es importante estar preparados ante cualquier eventualidad como, por ejemplo, alguna herida.

Para empezar, es importante saber que, cuando los perros se lastiman, nunca se debe usar agua oxigenada, sino yodo.

Además de saber cómo curar la herida si es complicado asistir al veterinario en el mismo momento, según la gravedad.

El adoptante no solo debe saber cuidar a su mascota en su alimentación y cuidados básicos, sino que siempre es importante aprender a curar una herida ya que ayudará mucho en caso de que en verdad se presente la situación.

Sin duda, saber qué hacer si el perro está herido y sangrando, podría ser de gran ayuda. 

Importancia de curar la herida de un perro

Al saber cuidar la herida de un perro, será más rápida su sanación y, lo más importante, evitaremos que se infecte por un mal cuidado.

También, una herida que no se cura correctamente, podría tener otras consecuencias. 

Al salir a la calle de paseo con un perro se ve expuesto a muchos posibles accidentes, sobre todo en sus patas, pero también en la piel.

Muchas veces pueden ser solo raspaduras, pero en otros casos, puede haber presencia de sangrado.

Si el adoptante sabe cómo actuar en ese momento, será beneficioso para el perro. 

¿Qué hacer antes de evaluar y limpiar la herida de un perro?

Si el perro está lastimado, lo primero será que esté calmado para poder revisarlo.

Para ello, su adoptante debe estar presente. Con su presencia, el perro se sentirá más tranquilo y con más confianza. 

Seguidamente:

  • Tener todos los utensilios a la mano como, por ejemplo, gasas, tijera, entre otros.
  • El adoptante debe lavarse bien las manos. 
  • Para que el perro esté mas tranquilo, otra opción es darle algún premio. Una vez que se siente, darle uno y, mientras está tranquilo, darle otro. 

Nota: Cuando el perro está sentado o en la posición adecuada para evaluar la herida y está calmado, se podrá proceder a curar la herida.

curar una herida a un perro

Pasos para curar una herida a un perro

Paso 1:

Antes de todo, es necesario que el adoptante evalúe la herida.

En ese sentido, es necesario que el adoptante sepa distinguir si es algo grave o no.

Aunque se conozcan los pasos a seguir para curar la herida de un perro, si la herida es muy profunda y/o con mucha sangre, es necesario acudir al veterinario. 

Cuando se trata de alguna herida superficial, alguna raspadura o un leve corte, es ahí donde el adoptante sí puede actuar. 

Nota: Cuando el perro lastimado tiene mucho pelaje en la zona de la herida, es necesario despejar un poco la zona, recortándole un poco el pelo.

Así se podrá evaluar mejor la herida.

Paso 2:

Si el perro se deja tocar y revisar por su adoptante, no hay problema.

Sin embargo, el perro podría sentir dolor. De ser así, por más dócil que sea el perro, no se dejará tocar la herida por nadie. 

Si es el caso, es recomendable no hacer nada solo, para que otra persona ayude a calmar al perro.

Preferiblemente otro adulto de la familia con quien el perro se sienta familiarizado. 

Importante: Una importante recomendación es tener en casa un bozal, para casos un poco más extremos.

Al final es mejor prevenir que lamentar. Con el bozal, el adoptante podrá observar mejor la herida de su perro y evaluar si puede hacer algo o llevarlo con el veterinario. 

Paso 3:

Cuando una herida tiene sangre, es importante parar el sangrado.

Para ello, es necesario tomar una gasa nueva para limpiar bien la zona de la herida, para que no quede sangre.

La gasa absorberá los restos de la misma. 

Nota: Si tras algunos minutos la herida no para de sangrar, se debe llevar el perro al veterinario. 

Paso 4:

Cuando la herida no sangra más, se debe limpiar con algún producto adecuado para ello o con yodo.

No es recomendable usar agua oxigenada y mucho menos alcohol. Otra opción es usar suero fisiológico. 

La finalidad es quitar cualquier tipo de suciedad que pueda tener la herida, para evitar alguna infección.

Otra perfecta manera de limpiar la herida, es usando agua y jabón neutro. 

Paso 5:

Al limpiar bien la herida, el adoptante debe cerciorarse de la profundidad y descartar la presencia de algún objeto, así como, por ejemplo, algún trozo de vidrio.

De ser así, deberá retirarlo con cuidado para no lastimar más la herida con ayuda de unas pinzas. 

Es importante siempre hacer uso de gasas totalmente nuevas, no algodón, para que no quede fibra dentro de la herida. 

Si el adoptante considera que es muy complicado hacerlo, debe detenerse, debido a que podría hacerle más daño al perro.

Lo más responsable es llevarlo al médico veterinario. 

Nota importante: El agua oxigenada es un gran oxidante con una excelente cualidad antibacteriana.

Sin embargo, al no usarla como debe ser, puede ser peligrosa.

Normalmente, cuando hay alguna herida, lo más común es buscar agua oxigenada para desinfectarla pero es un gran error que no debe cometerse. 

Cuando un perro tiene una herida superficial, no debe usarse ni para curarla, ni para limpiarla.

Al hacer uso del agua oxigenada no diluida, podría provocar la muerte del tejido; lo que empeoraría todo.

Además, si el perro la ingiere puede ser tóxico. 

Paso 6:

Si la herida requiere de cicatrización para que el perro sane completamente, es recomendable no taparla, es decir, dejar la herida al aire libre.

Así sanará mucho más rápido.

Por supuesto, mientras se va produciendo el proceso de cicatrización, el adoptante debe estar en constante vigilancia del perro, para evitar que el mismo pueda lastimarse más. 

Si el perro puede caminar normalmente y es momento de algún paseo, sí es recomendable cubrir la herida con alguna gasa, solo durante el paseo.

También se recomienda cubrir al momento de dormir. El resto, debe permanecer al aire libre.

Otra recomendación, según el lugar de la herida, es colocarle al perro un collar isabelino. Este collar evitará que el perro pueda lastimarse la herida. 

Remedios para aliviar el dolor en los perros

Tras alguna caída o herida, el perro puede manifestar dolor y muchos adoptantes no saben qué hacer en ese momento.

Es muy importante que no se le suministre a un perro medicamentos para los humanos.

Existen muchos medicamentos especialmente para perros que lo ayudarán a mejorar y aliviar el dolor. 

Algunos de esos medicamentos /analgésicos para perros, son: 

  • Ecarprofeno.
  • Deracoxib.
  • Firocoxib.
  • Meloxicam.

Aunque son medicamentos para perros, es importante contar siempre con la aprobación de un médico veterinario. 

Nota: Colocar en la zona afectada un poco de hielo ayudará a que el perro no sienta tanto dolor. Además, el hielo ayudará con la inflamación. 

cómo curar una herida a un perro

Peligros que genera una herida mal curada en un perro

Cualquier perro podría lastimarse en cualquier momento y necesitar primeros auxilios por parte de su adoptante; pero si se hace incorrectamente, puede tener algunas consecuencias.

El gran problema que puede suceder con una herida es que no se atienda bien, se quede abierta todo el tiempo, expuesta a todo tipo de suciedad o gérmenes y al calor.

Cuando es así, se puede infectar muy rápido e incluso presentar gusanos por causa de la misma infección. A esto se le llama: miasis.

La miasis es una enfermedad parasitaria.

Esta enfermedad es causada por la presencia de larvas de moscas. También es una enfermedad producida por las larvas de mosquitos y tábanos.

La miasis no solo afecta si un perro tiene alguna herida, como es el caso, también zonas con humedad, pliegues en su piel, entre otros.

Nota: Si un perro tiene miasis, debe ser llevado al veterinario para su adecuada evaluación y cuidado inmediatamente.

Algunos síntomas importantes que deben alertar al adoptante, son:

  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Heridas que no se curan (úlceras y edemas en la piel).
  • Picazón localizada en el área afectada. Normalmente es una picazón muy intensa. 
  • Presencia de larvas o gusanos pequeños en la herida del perro.

¿Cómo reconocer una herida infectada?

Las infecciones en las heridas ocurren cuando bacterias, hongos o microbios, se introducen en ella, es decir, en el corte de la piel. 

Para reconocer una herida infectada, es importante observar al perro y detectar la presencia de algunos síntomas.

Los síntomas, son:

  • Fiebre.
  • Malestar o apatía.
  • Presencia de pus.
  • Presencia de mal olor en la herida.
  • Rayas rojas en la piel que rodea a la lesión o herida.
  • Secreción amarillenta o verdosa.
  • Ardor en la herida y sus alrededores.
  • La herida puede verse más grande o de color distinto.
  • Presencia de dolor que va aumentando.
  • Aumento de la hinchazón de la herida.
  • Enrojecimiento de la herida o sus alrededores.

Nota importante: Cuando la herida de un perro se infecta, es importante limpiar el tejido muerto, si lo tiene.

Es decir que, se debe intentar desinfectar cuanto antes pero primero se elimina el tejido muerto, luego se limpia y después se desinfecta.

Es importante resaltar que, cuando la herida está infectada, hacer todo el proceso puede ser algo doloroso para el perro, por lo que es recomendable que lo haga un médico veterinario.

Botiquín de primeros auxilios para perros

Tener o contar con un botiquín de primeros auxilios es muy importante para todo adoptante.

Nunca se sabe cuándo puede llegar a necesitarse, sobre todo, si van de paseos largos o de viaje.

Con un botiquín se podrá atender muy rápido, cualquier herida del perro.

Es importante que el botiquín nunca tome el lugar del medico veterinario.

Es solo una manera de actuar rápidamente en caso de que no sea necesario el médico, si es algo leve o no hay acceso a uno en el momento. 

El botiquín de primeros auxilios, debe tener:

  • Gasas.
  • Agua.
  • Suero fisiológico.
  • Yodo o jabón neutro.
  • Tijeras para cortar el pelaje del perro, en caso de que sea necesario para poder ver la herida correctamente. 
  • Tijeras para cortar las gasas. Preferiblemente, tijeras punta redonda (tijera punta Roma)
  • Termómetro apto para perros. Debe ser un termómetro rectal. 
  • Toallas.
  • Jeringas de plástico en caso de suministrar algún medicamento o usar algún líquido. 
  • Pinzas para eliminar algún cuerpo extraño de alguna herida. También pueden servir para quitar garrapatas, entre otros. 

Heridas habituales que puede presentar un perro

  • Cortes con algún objeto, cristal o piedra mientras van de paseo o dentro del hogar.
  • Uñas dañadas o mal cortadas.
  • Mordeduras de otros perros por alguna pelea.
  • Arañazos de gatos.
  • Raspaduras con algunas superficies.
  • Quemaduras.

Azúcar para curar heridas en perros ¡Te sorprenderá su uso!

Aunque parezca un ingrediente muy extraño de usar para curar la herida de un perro, el azúcar es uno de los productos que más se usan para tal fin gracias a que tiene muchas propiedades curativas.

El azúcar tiene muchos beneficios, algunos son: 

  • Ayuda a expulsar el tejido muerto de la herida. Esto favorece a la regeneración celular y el tejido que cubre la herida. 
  • Absorbe el exceso de humedad en la herida. 
  • Es un excelente bactericida y antiséptico. Es decir, que previene que la herida se infecte. Cuando hay infección, ayuda a la eliminación de los microorganismos que la provocaron. 
  • Ayuda a reducir los edemas, también puede evitar que aparezcan. 
  • Ayuda a la disminución de la inflamación de la zona afectada. 
  • Puede usarse para tratar heridas más graves y profundas, como: úlceras.

Nota: Aunque el azúcar ha demostrado ser un excelente producto, es importante que siempre el médico veterinario apruebe su uso. 

¿Cómo se usa el azúcar para curar las heridas de un perro?

Si la herida es leve, se puede aplicar el azúcar directamente, sin embargo, antes de aplicar el azúcar, la herida debe estar limpia y desinfectada.

Tras aplicar la capa de azúcar, se debe cubrir la herida con una gasa y colocarle una venda para que haga presión, pero muy suave.

La finalidad es que el azúcar pueda hacer bien su función. 

Una vez que se realizan los pasos mencionados, se deben esperar algunas horas, pero no más de 12 horas. Después, se empieza el mismo procedimiento.

Nota: hay que evitar de todas formas que el perro ingiera azúcar, puesto que no es beneficioso para él.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.