Disnea en perros viejos

La disnea en perros viejos puede ser común, pero no es necesariamente normal.

La dificultad para respirar en perros puede ser un signo de enfermedades subyacentes como enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar, obesidad, trastornos respiratorios y otras afecciones.

A medida que los perros envejecen, pueden desarrollar enfermedades crónicas que pueden afectar su capacidad para respirar adecuadamente.

Por lo tanto, la disnea en perros viejos debe ser evaluada por un veterinario para determinar la causa subyacente y proporcionar el tratamiento adecuado.

La disnea en perros viejos puede manifestarse de diferentes formas: jadeo excesivo, respiración rápida y superficial, tos y ruidos respiratorios anormales. 

Esta dolencia puede afectar a cualquier raza, pero es más habitual que sea en los que son de nariz chata, como el bulldog inglés o el pug, entre otros. 

La disnea es una respiración difícil y su gravedad depende de cada perro.

Cuando son casos leves, se aprecia un patrón respiratorio normal, pero cuando es grave, se ve comprometida la función respiratoria.

Esto puede hacer que tu mascota tenga un paro respiratorio y muera.

Es importante que los adoptantes estén atentos a los signos de disnea en sus perros, debido a que puede indicar algo grave que requiera atención veterinaria de manera inmediata.

¿Cuáles son las causas de la disnea en perros viejos?

Como hemos comentado, la disnea en perros viejos puede ser causada por diversas enfermedades y afecciones, entre las cuales se incluyen las reacciones alérgicas severas entre otras que mencionaremos.

  • Enfermedades cardíacas y pulmonares: La insuficiencia cardíaca, la enfermedad valvular y otras afecciones cardíacas pueden ser la causa de que el perro presente problemas para respirar. También la neumonía, asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la bronquitis y otros trastornos respiratorios.
  • Traumatismos: Lesiones en el pecho, lesiones en la cabeza o lesiones que afectan a las vías respiratorias.
  • ObesidadEsto se debe a la presión adicional que se dan en las vías respiratorias.
  • Problemas neurológicos: Algunas afecciones neurológicas, como la miastenia gravis y la parálisis diafragmática, pueden afectar la capacidad del perro para respirar. 

La miastenia gravis es una enfermedad autoinmune en la que los receptores de acetilcolina en los músculos del perro, un neurotransmisor que es esencial para la contracción muscular normal, son atacados y destruidos por su propio sistema inmunológico. 

En cuanto a la parálisis diafragmática, se refiere a una afección en la que el diafragma, que es el músculo que se encarga de controlar la respiración, se ve afectado y no funciona correctamente. 

Síntomas de la disnea en perros viejos

Si se trata de un caso leve de disnea, no es muy fácil de reconocer a simple vista, pero cuando es más grave, se observa que respira con su boca abierta, se mantiene de pie, entre otros síntomas que mencionaremos a continuación.

disnea en perros viejos

Los síntomas de la disnea en los perros pueden variar según cuál sea su causa, pero algunos signos comunes a observar, incluyen:

  • Respiración rápida y superficial: 

El perro puede presentar una frecuencia respiratoria elevada, y parece que su respiración es más superficial de lo normal.

  • Jadeo excesivo: 

Este es una forma natural que tienen los perros de regular su temperatura corporal, pero si se produce de manera excesiva y sin una causa aparente, puede ser un signo muy claro de disnea.

  • Tos

Si la tos en perros es persistente o con ronquera es posible que se trate de un signo de que hay dificultad para respirar.

La tos es un síntoma común que puede ser causado por una variedad de razones, incluyendo infecciones respiratorias, enfermedades del corazón, alergias, cuerpos extraños en la garganta o tráquea, y cáncer de pulmón.

Esta puede ser seca y persistente, o puede ser húmeda y acompañada de flema o moco.

  • Ruidos respiratorios anormales: 

Tu mascota puede producir ruidos respiratorios anormales, como sibilancias, ronquidos, gruñidos o silbidos, que indican una obstrucción en sus vías respiratorias.

  • Cambios en el comportamiento: 

La disnea puede hacer que se sienta inquieto, ansioso o estresado. Incluso algunos evitan la actividad física.

  • Cambios en el color de las encías y en su lengua:

Si está experimentando una falta de oxígeno, sus encías y lengua pueden parecer azuladas o pálidas.

Otros síntomas que el adoptante puede reconocer, son: 

  • Mantiene su cuello y cabeza hacia adelante.
  • Aumenta su temperatura corporal. Algunos sobrepasan los 40ºC.
  • No quiere comer.
  • Dolor en la zona del tórax. 
  • Vómitos.

Nota: Es importante estar atentos a estos síntomas y llevar al perro al veterinario si se observa alguno de ellos.

La disnea puede ser causada por una variedad de enfermedades subyacentes, algunas de las cuales pueden ser graves y potencialmente mortales si no se tratan adecuadamente y a tiempo.

¿Cómo se diagnostica la disnea canina?

El primer paso es verificar que el perro tiene dificultad para respirar.

Luego, el médico veterinario debe indagar para conocer qué la está ocasionando.

Él debe observar si la mascota tiene más problemas al inhalar o al momento de exhalar.

También determinar si la causa está en las vías respiratorias inferiores o en las superiores. 

De igual manera, el médico puede determinar el diagnóstico al conocer qué raza es el perro, su historial médico y a través de la realización de un examen clínico. 

Normalmente el perro va a necesitar que se le realice una radiografía para conocer el estado de sus pulmones y un análisis de sangre.

Después, según la sospecha del experto, van a ser necesarias más pruebas como análisis de la coagulación de la sangre, ecografía del corazón, examen para los bronquios con un endoscopio, entre otros. 

Oxigenoterapia para tratar la disnea en las mascotas

Es un tratamiento médico que se utiliza para mejorar la respiración en perros que sufren de disnea.

Consiste en administrar oxígeno suplementario al animal para aumentar el nivel de oxígeno en su sangre y aliviar el problema respiratorio que presente.

Esta puede ser administrada de varias maneras, dependiendo de la causa de la afección.

Algunas opciones incluyen el uso de una cámara hiperbárica, el suministro de oxígeno mediante una mascarilla, o la administración de oxígeno a través de un catéter nasal.

Es importante que la oxigenoterapia sea administrada por un profesional veterinario y en un entorno controlado.

El tratamiento puede ser muy efectivo para aliviar los síntomas y mejorar su calidad de vida, pero su uso debe ser evaluado y en combinación con otros tratamientos según sea necesario, siguiendo siempre las pautas del experto en salud canina. 

¿Qué hacer si un perro manifiesta dificultades para respirar?

Muchos adoptantes han estado en esa situación paralizante donde su mejor amigo de cuatro patas no puede respirar, o tiene mucha dificultad para hacerlo.

Muchas personas no saben qué hacer en ese momento, y el pánico se convierte en el protagonista.

No obstante, la mejor manera de ayudar a tu mascota es con serenidad y acción.

Por ello, vamos a mencionar algunas pautas que debes seguir si eso te sucede, para que puedas abordar la situación de la mejor manera posible y ayudar a tu mascota como debe ser.

disnea en perros viejos

Por supuesto, es importante actuar rápido, en caso de que tu mascota requiera atención médica. 

  • Lleva al perro a un área con aire fresco: 

Si está en un ambiente cerrado, es mejor llevarlo a otro espacio que sea más ventilado o al aire libre donde pueda tener acceso a suficiente cantidad de oxígeno.

  • Observa y evalúa su respiración: 

El adoptante debe estar atento a la frecuencia y la calidad de la respiración, así como su postura.

Si parece estar luchando por inhalar, o le es difícil mantener una posición cómoda, busca al veterinario cuanto antes. 

  • Contacta a un veterinario: 

Cuando la disnea es grave o persistente, debes llamar a tu veterinario de confianza para informarle de la situación y obtener instrucciones sobre cómo proceder.

Si es grave, es posible que necesites llevar al perro a la clínica veterinaria para que lo revisen. 

  • Manifiesta tranquilidad: 

Los perros pueden sentirse asustados, por lo tanto, es importante transmitirles tranquilidad.

Puedes lograrlo hablándole con una voz calmada y acariciándolo suavemente.

Razas de perros más propensas a la disnea

Cualquier perro sin importar su raza puede en algún momento presentar disnea, no obstante, hay algunas razas que son más propensas y que mencionaremos a continuación. 

Las razas braquicéfalas

Las razas braquicéfalas son unas de las razas que más llegan a sufrir de disnea.

Estas son las tienen un cráneo corto y ancho con una cara plana, asi como el Bulldog, pug, bóxer, Boston Terrier, entre otros.

Estos perros tienen una apariencia distintiva debido a sus características faciales únicas.

Sin embargo, debido a la forma de su cabeza y estructura ósea, pueden tener problemas respiratorios, también dentales, oculares, y otros problemas generales de su salud.

Por lo tanto, se requiere una atención veterinaria cuidadosa y regular, así como una selección el linaje para minimizar los riesgos de salud en estas razas.

Perros pequeños

Estos pueden ser el yorkshire terriers y los pomeranias.

Ambas razas pueden llegar a sufrir de colapsos traqueales.

Los que son de avanzada edad y de tamaño pequeño pueden llegar a desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva.

Esto es una condición en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, lo que resulta en un aumento de la presión arterial y la acumulación de líquidos en los pulmones, el abdomen y otros tejidos.

Perros jóvenes

Aunque pueden contar con excelente salud debido a su edad, llega a padecer de algunas enfermedades infecciosas.

Disnea en perros viejos de tamaño grande 

Estos pueden sufrir de parálisis lanríngea.

Esta es una afección en la que la laringe, que es el órgano responsable de controlar el flujo de aire hacia los pulmones, se ve afectada por una pérdida de tono muscular. 

Esto puede ser causado por varias razones como daño a los nervios que controlan los músculos de la laringe, o por una lesión traumática en el cuello del perro.

La raza llamada West Highland White Terriers

Son también conocidos como Westies, son pequeños y son originarios de Escocia.

dificultad respiratoria en perros

Se desarrollaron a partir de terriers escoceses de pelo blanco en el siglo XIX y fueron criados para cazar animales pequeños, como ratones y ardillas.

Esta raza puede tener problemas de salud comunes en las razas de terrier, al igual que la disnea. 

Causas y enfermedades respiratorias de los perros

Muchos perros pueden manifestar problemas para respirar.

Esto puede ser quizás por alguna enfermedad, pero puede ser también que algo puntual lo desencadene como, por ejemplo, que tenga algún cuerpo extraño dentro de su garganta. 

Por lo tanto, es necesario que los adoptantes conozcan algunas posibles causas y enfermedades que pueden hacer que su perro no pueda respirar con normalidad.

  • Juguetes o piedras en su garganta:

Muchos perros al jugar y explorar sienten mucha curiosidad por ciertos objetos que le rodean y por ello puede que, sin querer, ese objeto termine dentro de su garganta, atorado. 

  • Colapso de la tráquea:

Es una afección en la que la tráquea se debilita y colapsa parcial o completamente.

Este es el conducto que conecta la garganta con los pulmones.

Cuando eso sucede, puede causar dificultad para respirar, tos crónica y otros problemas respiratorios.

Es más común en razas pequeñas, como los Chihuahuas, Pomeranias y los Yorkshire Terriers. 

  • Tos de las perreras:

Su nombre es muy particular, debido a que normalmente muchos perros se contagian en esos lugares donde hay otros animales.

Esta es también conocida como traqueobronquitis infecciosa canina o TIC, y ss causada por una combinación de virus y bacterias; incluyendo la bacteria Bordetella bronchiseptica y los virus del parainfluenza y adenovirus caninos.

  • Bronquitis canina:

Es una inflamación respiratoria común de los bronquios, los conductos que llevan aire a los pulmones.

Puede ser aguda o crónica.

En cuanto a su causa, puede ser por diferentes factores, como infecciones virales o bacterianas, alergias, irritantes ambientales y otros factores.

  • Inflamación de la tráquea:

Es también conocida como traqueítis, una afección respiratoria común en la que la tráquea se inflama.

La tráquea es el conducto que lleva aire desde la garganta hasta los pulmones.

Puede ser causada por infecciones de origen viral o bacterial. También por alergias, entre otros. 

Los síntomas incluyen tos seca y persistente, jadeo, dificultad para respirar, fatiga, fiebre y secreción nasal y ocular.

Estos signos pueden empeorar con el ejercicio o la excitación, y pueden ser más evidentes por la noche o cuando el perro está acostado.

Please follow and like us:
error5
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *