peligro ventanilla coche para perro

Cuidado con los perros que se asoman a las ventanillas del coche

peligro ventanilla coche para perroApuesto a que no hay nada que le guste más a un perro cuando viaja en coche que asomar su cabeza por la ventanilla y sentir el aire en su cara. Se le ve feliz, ¡muy feliz! Sin embargo, debemos tener sumo cuidado con estas acciones que nos divierten y nos da encanta pues vemos a nuestros perros disfrutando pero, desafortunadamente, puede acabar trágicamente.

Para empezar, si un perro es capaz de ir asomado a la ventanilla del coche, es obvio que no estás cumpliendo con las mínimas normas de seguridad en caso de accidente. Un ligero choque o un volantazo pueden lastimar a tu perro, pudiendo dejarle paralítico o incluso provocarle la muerte.

Viajar en trasportín o con un cinturón de seguridad en el coche es fundamental para que tu perro pueda viajar seguro y tener la tranquilidad que pase lo que pase le vamos a ocasionar los mínimos daños posibles. Y ya no solo por el perro, si no que él mismo puede impactar con otros ocupantes del coche y/o contigo mismo y ocasionar aún males mayores. Por tanto, vigila esto.

Por otra parte, hasta que no pasa uno no es conscientes de los riesgos que supone para el perro ir asomado a la ventanilla del coche:

  • Impactar con algún objeto que haya volando a causa del aire: desde alguien que puede tirar una colilla y que pueda quemar a tu perro, a una bolsa volando que pueda ir a su boca y atragantarle, o el impacto de objetos más fuertes: botellas de plástico, por ejemplo. Estos ejemplos que te pongo son reales y han ocurrido algunos como anécdota y algunos con consecuencias fatales.
  • Impactar con algún objeto o árbol de la calle inmóvil: un despiste puede llevarte a que no calcules bien la distancia lateral, provocando que tu perro impacte con un árbol, rama o poste.
  • Un gato, una hembra en celo, comida… cualquier cosa que realmente le llame la atención puede provocar que salte por la ventanilla a la calle y pueda lastimarse, ser atropellado por otro coche o perderse y desaparecer de tu vida por siempre.
  • Cuidado con la velocidad que llegas a alcanzar con el coche: una alta velocidad puede provocar una mala gestión del aire por parte de tu perro a la hora de respirar, provocándole incluso desmayos.

Todos estos ejemplos que te he puesto, no son ejemplos o ideas que podrían pasarte y que nunca han pasado. Son ejemplos reales, por tanto, aumenta la seguridad viajando con tu perro en coche, por ti, pero sobretodo por él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.