celo en perros

El celo en perros: todo lo que debes saber

En su día, hablamos del celo en las perras pero, ¿qué hay del celo en perros machos?

El celo en perros

Así como en las perras se da un celo, aproximadamente cada seis meses, en los perros no ocurre así.

Los perros están preparados para reproducirse cuando la perra esté preparada para ello, es decir, en su etapa del celo que suele durar una media de unos 25 días.

Esto significa que el perro no pasa por una etapa de celo como sí sucede con las perras, sino que cuando llegan a su etapa de madurez sexual, que suele ocurrir alrededor de los 6-8 meses (dependiendo de la raza) están preparados para responder al celo de cualquier perrita que tengan cerca.

Una perra que entra en celo liberará feromonas que el perro puede oler desde kilómetros de distancia, gracias a su increíble olfato.

Síntomas del celo en perros

Te estarás preguntando: Pero, si no tiene una etapa de celo como sí ocurre con las perras, ¿qué síntomas puede desarrollar?

Pues déjame decirte que la llamada de la naturaleza es tan fuerte que un perro que no puede responder a una hembra en celo puede desarrollar los siguientes síntomas:

  • Ansiedad: estrés por no poder reproducirse. El perro hará lo imposible por aparearse con la perra en celo por lo que esa ansiedad puede manifestarse a través de conductas inadecuadas, lloros, aullidos, ladrido excesivo, nerviosismo, frustración, inapetencia, etc.
  • Agresividad: esa ansiedad y frustración puede incluso llevar al perro a mostrarse agresivo incluso con su propia familia u otros animales.
  • Aumento de micción: tu perro aumentará sus ganas de marcar con la orina.
  • Accidentes: las escapadas son frecuentes y conllevan, en multitud de ocasiones, finales fatales. Desde atropellos a caídas, asfixias, no saber volver a casa, etc.
  • Peleas con otros perros: es inevitable que haya peleas entre machos para conseguir aparearse con la única hembra.

Cómo evitar los síntomas del celo en perros

Desafortunadamente, la única solución que existe para evitar que tu perro pase por este episodio de ansiedad brutal, que en muchas ocasiones es denunciada por los vecinos ya que acarrean molestias los ladridos, aullidos y gemidos, es la castración total.

No debes tener miedo ante la castración de tu perro, por varias razones:

  • El perro no tiene por qué reproducirse.
  • No volverá a sufrir de ansiedad ni estrés por este motivo.
  • Evitarás varios tipos de cánceres, el más común, el cáncer de testículos.
  • No sentirá la necesidad de escapar de casa, evitando así accidentes que pueden causarle la muerte.
  • Observarás cómo disminuye el marcaje con la orina.
  • Disminuye también la agresividad.

Como ves, en tus manos está mejorar la calidad de vida de tu perro con una operación muy sencilla como es la de la castración.

Consulta a tu veterinario.

¡Comparte!
  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    30
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.