Hipo en perros: cuándo preocuparse

Todas las personas alguna o muchas veces han tenido hipo y los perros, aunque parezca algo increíble de creer, también pueden tenerlo.

Asimismo como sucede el hipo en las personas, a veces es muy molesto, porque parece que nunca se irá y pasa igual en el perro.

Afortunadamente, hay maneras de ayudar a que el hipo sea eliminado de nuestro mejor amigo peludo.

Es importante conocer un poco sobre el hipo, porque no en todos los casos puede ser algo sencillo y simple, dependiendo de que sea lo que lo produzca.

El hipo se produce por diferentes razones, pero si es el hipo provocado por algún problema digestivo, es ahí donde hay que prestarle más atención. 

¿Por qué los perros tienen hipo? ¿Es algo normal?

El hipo es muy común en los seres humanos pero que le suceda a un perro extraña a muchas personas.

Asimismo, si ocurre, es un síntoma que les hace preocuparse, no obstante, no hay que alarmarse a la primera porque en la mayoría de los casos es muy normal e inofensivo que un perro tenga hipo. 

Todos los perros pueden tener hipo en algún momento de su vida, pero es más común que el hipo lo tengan los cachorros.

Las causas exactas del hipo en los perros no están muy claras, pero sí hay algunos factores que pueden provocarlos.

El hipo no es grave, pero si persiste por varios días lo mejor es consultar al veterinario.

Algunos factores que pueden provocar el hipo en los perros son:

  • Irritación en el nervio del diafragma.
  • Problemas digestivos.
  • Cuando el perro come rápido, mucho o come con picante.
  • Si los perros no beben suficiente agua podrían tener más hipo con frecuencia. 
  • Mucha actividad física, sobre todo si son cachorros. 
  • Algunas enfermedades pueden hacer que el diafragma se contraiga, la hepatitis, entre otras. 
  • Si hay mucho frío puede provocarse el hipo. 
  • Presencia de gusanos intestinales. 
  • Algunas enfermedades respiratorias, así como el asma.
  • Mucho estrés o emoción también es una causa. También si el perro está nervioso o muy agitado.
  • Lesiones en el sistema nervioso. 

El hipo y sus tipos

El hipo es una reacción espasmódica del diafragma y es involuntaria, donde se producen salidas de aire pequeñas las cuales provocan el típico y peculiar sonido del hipo.

En pocas palabras, es un sonido que emite el diafragma al tener esos espasmos que no son voluntarios de salidas de aire. 

Existen tres tipos de hipo:

  1. Si el perro sufre de este tipo de hipo, seguramente nadie se dará cuenta, porque lo común es que pase muy rápido. Este hipo es el más frecuente, el ataque de hipo, el cual normalmente dura pocos segundos, pero podría prolongarse a dos minutos o más. Sin embargo, no es muy probable que dure mucho tiempo. 
  2. El que tarda en desaparecer por más tiempo, es llamado el hipo persistente. Este tipo de hipo puede estar presente por muchas horas. También días o incluso semanas, de ahí el nombre de persistente. 
  3. Todos conocemos el ataque de hipo común en personas y en perros; y quizás algunos han tenido la experiencia del hipo persistente, pero hay otro hipo muy fuerte debido a que es un problema crónico que puede durar años. A este se le llama el hipo insuperable. No cabe duda que si un perro tiene este hipo puede ser muy molesto y peligroso. 

Factores más importantes o frecuentes detonadores de hipo en los perros 

Todos estos factores nombrados pueden ser detonantes del hipo en los perros, sin embargo, vamos a conocer los más importantes o frecuentes. 

Hipo por comer o beber muy rápido

Muchos perros tienden a comer apresuradamente, que parece que no mastican la comidan y se la tragan entera.

Cuando un perro come muy rápido, eso hace que entre aire al mismo tiempo, es decir, que entra junto a la comida, en el estómago, entonces al momento de iniciar el proceso de la digestión, el aire quiere salir.

Esto puede solucionarse enseñando al perro para que no coma tan rápido. 

Una manera de lograrlo, es colocándole porciones pequeñas, es decir, sin darle toda la comida de una vez, sino dejando un tiempo de un minuto aproximadamente para darle otro poco y así hasta que acabe su respectiva porción.

Sin embargo, lo más seguro es que a los pocos minutos se le pase solo el hipo. 

No sólo es necesario que el perro coma o beba muy rápido para estar propenso al hipo, sino que correr y hacer ejercicio también es una manera de acumular aire, debido a que los perros normalmente corren con la boca abierta.

Esto permite un acceso libre para que el aire ingrese.  

Hipo por problemas digestivos

Cuando el perro tiene problemas digestivos puede fácilmente tener hipo, pero este hipo es importante detectarlo.

Las alergias por algunos alimentos, algunos alimentos tóxicos o mala digestión, pueden causar el hipo.

Por lo tanto si el perro tiene hipo, pero vomita, es necesario acudir al veterinario rápidamente para que lo evalúe, determinar qué tiene y qué se pueda administrar el tratamiento que necesita. 

Es importante estar atentos en caso de que el perro trague algún objeto extraño.

Si eso ocurre, su diafragma podría irritarse ocasionando el hipo, por ello en estos casos, el hipo sí pueda ser peligroso o grave.

Hipo por nerviosismo, miedo y frío 

Los perros también pueden sentir nervios o miedo, sobre todo cuando su rutina se altera, como una mudanza.

Otros son así por naturaleza o sus adoptantes con sus acciones provocan en ellos ese nerviosismo o miedo. En ese sentido, es común que les dé hipo. 

Asimismo si un perro pasa frío o el clima es frío, también les puede dar hipo.

Es importante asegurarse de que estén en un lugar que les de calor para mantener su correcta temperatura corporal. 

Además, los cambios bruscos de temperatura también pueden afectarles, sobre todo el paso del verano que es caliente al invierno, que es frío.

También hay días que llueve y al momento sale el so; y esos cambios afectan a los perros. 

Hipo por algunas enfermedades

La mayoría de las veces el hipo es algo inofensivo pero en otros casos cuando tarda en desaparecer puede ser otra cosa. Al final es mejor prevenir.

El veterinario evaluará al perro y dará el diagnóstico correcto. Lo importante es que todo se pueda controlar con tiempo. 

Nota: a pesar de que puede ser algo molesto, el hipo tiene una gran ventaja. El hipo ayuda a la liberación de gases acumulados en el estómago del perro. De esta manera se previenen los dolores de estómago. 

¿Cómo eliminar el hipo de un perro?

Si el perro tiene hipo, lo primero que se debe hacer es observar por cuánto tiempo lo tiene.

Si no dura mucho, no pasa nada, pero no se debe olvidar que, si pasa mucho tiempo, es mejor llevarlo al médico veterinario.

Cuando el hipo se manifiesta es mejor tratar de distraer al perro con algún juego para que el hipo se vaya sin darse cuenta, pero hay otras maneras de tratar de eliminarlo para que deje de ser algo molesto para el perro, siempre y cuando, no sea algo digestivo.

Las siguientes sugerencias o recomendaciones pueden servir, en algunos casos, para eliminar el hipo de un perro, más rápido. 

  • Es recomendable dar un paseo para ayudarlo a tranquilizarse y distraerse.
  • Darle de beber agua al perro, pero poco a poco. También darle de comer un poco. Si no quiere beber o comer, no hay que obligarlo. 
  • También es recomendable bañarlo. Sin embargo, no es una manera de quitarle el hipo en todo momento que se le presente, puesto a que no es aconsejable bañar mucho a los perros. No se debe abusar del baño. 
  • Si hace frío puede que el hipo sea por ello. Lo mejor sería abrigar al perro un poco. Al recuperar el calor de su cuerpo el hipo pronto desaparecerá. 
  • Hacer un masaje suave en el cuello o en su barriga. Se pueden intentar de las dos maneras.
  • Procurar que se relaje y respire tranquilo. Que su respiración sea estable. 
  • Muchas veces no hay que hacer nada, sólo esperar unos minutos y listo. 

Importante: Hay una creencia que usan los humanos para eliminar el hipo.

Se trata de dar un susto, sin embargo, esta técnica no es recomendable en los animales o en este caso, con los perros.

En vez de ayudarlos a desaparecer el hipo, tendrán una mala experiencia. El perro sentirá miedo y no queremos eso para nuestros amigos de cuatro patas, además de que podría reaccionar de forma agresiva. 

Utilizando el truco del susto sólo se puede conseguir inseguridad o inestabilidad emocional en el perro y que se cree un trauma, porque cada vez que tenga hipo, sabrá que le pasará lo mismo y tendrá miedo, así que, no es para nada una técnica que se deba usar con ningún perro. 

Asimismo, no se debe automedicar al perro ni suministrarle remedios caseros.

Si hay dudas para calmar su hipo, siempre la única mejor opción que hay es llevarlo al veterinario.

Las sugerencias o recomendaciones expuestas son informativas y no deben sustituir nunca al médico veterinario. 

¿El hipo en los perros puede ser algo grave?

Como hemos explicado anteriormente, por lo general no es nada grave el hipo en los perros, pero eso no significa que no pueda serlo.

Si dura mucho tempo el hipo es mejor actuar. 

Puede ser algo grave, si:

  • El perro presenta dificultades para respirar.
  • No quiere hacer ejercicio.
  • Manifiesta silbidos entre las respiraciones. 
  • Infestación de parásitos intestinales. 

Hipo en los perros cachorros

Es más frecuente el hipo en los cachorros y lo puede provocar situaciones que se han nombrado, así como, nerviosismo o cuando juegan.

Cuando lo cachorros tienen hipo no les duele nada, es simplemente algo un poco molesto que sucede cada algunos segundos por un determinado tiempo. 

Cuando los cachorros tienen hipo, tiemblan, se ven confundidos y agitados. Parecen síntomas preocupantes, pero no pasa nada.

El cachorro no está sufriendo. Lo normal es que se le pase en pocos minutos, sin embargo, ante cualquier duda o presencia de algún síntoma extraño, es mejor llevarlo al veterinario para descartar. 

El hipo  y los estornudos inversos de los perros, ¿hay diferencia?

Los perros pequeños pueden sufrir no sólo de hipo, sino también de estornudos hacia atrás o respiración paroxística inspiratoria.

El hipo y estos estornudos no son iguales, debido a que se diferencian en que los estornudos son en torno a la nariz, y el hipo al diafragma. 

Cuando el perro inhala algo por su nariz, y queda atorado, hará algunos sonidos para intentar sacarlo y muchos confunden esta acción con el hipo.

Así como el hipo normalmente pasa solo y rápido, los estornudos inversos también, pero si persisten mucho tiempo y se observa algo diferente o alarmante; es necesario ir al médico veterinario.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.