Los múltiples beneficios del CBD en mascotas

Todas las personas que tenemos mascotas en casa sabemos la preocupación que se tiene por cuidarles bien y procurar que cuenten con el mayor bienestar posible, sobre todo, si padecen alguna enfermedad crónica o no responden a los tratamientos convencionales.

El uso del CBD en mascotas no es nuevo.

Al contrario, cada día es más popular y es un producto cuya demanda no hace más que aumentar.

Actualmente, existen en el mercado una amplia gama de productos ricos en CBD siendo los más solicitados los aceites de CBD, elaborados a partir de extracto de CBD.

A la hora de elegir un aceite de CBD es aconsejable que busques una marca  y una tienda de confianza, como Flower Farm, donde puedas comprobar que los análisis del producto y sus características son fiables ya que no todos los aceites de CBD son iguales.

Solamente los que garantizan una alta calidad son más eficaces y seguros.

Qué es el CBD y cómo actúa en las mascotas

El CBD, o cannabidiol, es un compuesto activo de la planta del cannabis y es conocido por sus propiedades terapéuticas, sobre todo, como tratamiento alternativo contra el dolor, tanto en personas como en veterinarias.

Es importante mencionar que el CBD no contiene prácticamente THC (menos del 0,2%), que es la sustancia que produce efectos psicoactivos.

El CBD no da las sensaciones típicas que puede producir la marihuana en los humanos (que sí contiene THC).

Por esta razón, el CBD para mascotas proporciona todos los beneficios del cannabis pero sin los efectos psicoactivos del mismo.

El CBD actúa en el sistema endocannabinoide que es un sistema neurotransmisor entre células que regula varios procesos y algunos animales mamíferos como perros, gatos y caballos, al igual que los humanos tienen este sistema.

El cannabidiol (CBD) cuando entra en el organismo activa los receptores CB1 y CB2 en el sistema endocannabinoide, que es un sistema neurotransmisor entre células que regula varios procesos del sistema nervioso central, sistema periférico, sistema inmune y otros órganos.

• Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y están asociados con el dolor y el estrés.

• Los receptores CB2 se encuentran principalmente en los tejidos periféricos, especialmente en las células del sistema inmunológico. Estos receptores están asociados con la regulación de la inflamación.

Esto significa que el CBD puede ser eficaz y ayudar a tu mascota, aliviando el dolor, la inflamación, regulando el apetito, en procesos inmunológicos y neurológicos, con la ventaja de no producir efectos psicoactivos, ni sedantes.

Hay estudios que avalan que nuestras mascotas responden de manera similar a los humanos a la acción del CBD.

Por ello, los beneficios del CBD, ya comprobados en humanos, se han extendido al tratamiento de los problemas de salud de nuestras mascotas, principalmente los perros y gatos, para aliviarles el dolor, entre otras aplicaciones. 

Beneficios del CBD en mascotas

Ansiedad

Si tu mascota sufre de ansiedad por separación, se muestra agresivo o tiene algún tipo de fobia (ruido, tormentas, etc…), el aceite de CBD se convertirá en un gran aliado ya que se ha demostrado que tiene un gran efecto sobre la ansiedad y el estrés, reduciendo sus síntomas.

Cáncer

El CBD es una sustancia que puede bloquear las células cancerígenas, ayudar a reducir los síntomas del cáncer e incluso combatir la enfermedad ya que cuenta con un efecto antitumoral, demostrándose que tiene la capacidad de evitar que crezcan las células cancerosas.

También alivia las náuseas asociadas a muchos tratamientos contra el cáncer.

Epilepsia

A cierta edad, es muy frecuente que las mascotas, sobre todo los perros, sufran ataques epiléptico o convulsiones.

El CBD puede contribuir a mejorar estas situaciones al cabo de pocos meses de su administración ya que, en muchos casos, reduce la frecuencia y la gravedad de las convulsiones por su interacción con el sistema endocannabinoide.

Antiinflamatorio

Esta es una de las propiedades más destacables del uso del CBD en mascotas.

Se ha demostrado que es una alternativa eficaz para afecciones inflamatorias como la artritis, ya que alivia las molestias y el dolor. 

Sistema nervioso

El CBD puede ayudar cuando tu mascota sufre problemas en el sistema nervioso y en la columna vertebral, siendo un gran protector del cerebro.

Apetito

El CBD también ayuda a aumentar el apetito en aquellos casos en que tu mascota deja de comer y también cuando padece vómitos o náuseas.

Formas de administrar el CBD a tu mascota

Existen varios formatos para administrar CBD a tu mascota.

Puedes elegir el que mejor se adapte a sus necesidades:

El aceite CBD

Es la forma más habitual.

Se puede administrar, directamente, colocando unas gotas en la boca de tu mascota o mezclado con el agua o el alimento.

CBD en mascotas

No hay una dosis general para todas las mascotas, ya que depende de las necesidades de cada animal.

Lo ideal es comenzar con la dosis más baja e ir aumentándola hasta conseguir el efecto deseado.

Normalmente, cada proveedor de CBD indica sugerencias de dosificación orientativas, en función del peso del animal y la intensidad del dolor.

La dosis recomendada puede ser 1 gota por cada 10 kgs de peso, una vez al día.

Al cabo de una semana, puedes aumentar la dosis a dos veces al día durante una semana más.

Al finalizar, aumentar la dosis a 3 veces al día y mantenerla una semana. 

Snacks con CBD en mascotas

Esta es otra alternativa para administrar CBD a tu mascota.

Normalmente, suelen llevar ingredientes adicionales para darle más sabor y que sean apetecibles.

Puedes administrarlo con las comidas o de forma aislada, como golosina o premio. 

La dosis general recomendable es un único snack en cada comida.

Mantén esta dosis durante una semana y si lo ves necesario para conseguir el bienestar de tu mascota, puedes añadir un snack más.

Posibles efectos secundarios

La toxicidad del aceite de CBD es prácticamente nula, pero como ocurre con cualquier sustancia, hay que administrar la cantidad adecuada en cada caso. 

Los efectos secundarios del uso de CBD en mascotas son muy raros.

En caso de producirse, el más común es la somnolencia.

Otros efectos, aunque muy poco frecuentes pueden ser la falta de apetito, falta de energía, náuseas o vómitos, o disminución de la saliva con un aumento de la sed.

Elige el mejor CBD para tu mascota verificando que es de calidad y comprobando las especificaciones en la información del producto.

Ajusta la dosis siguiendo las recomendaciones y observando bien el comportamiento y la reacción de tu mascota y asegúrate que ningún caso supera el 0,2% de THC para que el producto sea seguro para tu querida mascota.

Please follow and like us:
error3
fb-share-icon0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *