¿Sabes como proteger a tu mascota de los parásitos?

Existen multitud de parásitos que pueden afectar a la salud de un perro y, si no los protegemos correctamente, podremos acabar en el veterinario con más de un susto.

Pulgas, garrapatas o mosquitos pueden transmitir graves enfermedades como la leishmaniosis, la dirofilaria o la rickettsiosis, entre otras muchas.

Puede que el más peligroso sea el flebotomo de la Leishmania, que actúa especialmente en verano (con temperaturas superiores a 15ºC), pero el resto del año también debemos mantener la desparasitación del perro en las mejores condiciones.

Lo primero que tendremos que tener en cuenta es que la higiene y el cepillado constante de nuestra mascota nos ayudará a evitar la mayoría de problemas.

No solo porque estará más limpio y con menos enredos, sino que podremos observar de cerca la piel y descubrir los posibles parásitos que se hayan acercado demasiado o heridas y síntomas de alguna enfermedad.

Más allá de esto, existen diferentes productos en el mercado que nos ayudarán a mantener a los parásitos lejos de nuestro querido animal.

Muchos de ellos pueden combinarse, por lo que ponte en contacto con tu veterinario habitual para hacer uso de ellos y mejorar las defensas de tu mejor amigo.

Sistemas para proteger a nuestro perro

En nuestro blog ya te hemos hablado de cuáles son los mejores cuidados para tu mascota para que se sienta bien y feliz, pero no podemos descuidar su salud si quieremos que tenga el máximo bienestar posible.

Te damos ahora un listado de los productos más habituales para luchar contra parásitos.

Pipetas

Con una sola aplicación de estas pipetas podremos proteger contra pulgas, garrapatas o mosquitos; incluso contra todos los parásitos al mismo tiempo.

Tienen la dosis exacta para el cuerpo de un perro, y debemos distribuirla por el lomo en diferentes gotas.

Su uso suele ser mensual, y se recomienda no mojar al perro los dos días anteriores y posteriores a su utilización.

Collares

Son un repelente perfecto para todo tipo de parásitos, y se ponen en el cuello de nuestra mascota para protegerla. 

Es el método más duradero, ya que sirve durante seis u ocho meses, pero puede producir prurito o alergia en los animales con las pieles más sensibles.

Spays

Son tan cómodos como inmediatos, y tan pronto como lo apliquemos sobre nuestro perro empezará a hacer efecto.

Debemos tener cuidado de que no le caiga en los ojos si se chupe la zona, al menos hasta que el líquido se haya absorbido y distribuido bien.

Para su uso, recomendamos guantes para protegernos las manos y dar un pequeño masaje tras su aplicación para extender la solución.

Comprimidos

Según la marca, tendrán validez para un mes o hasta tres, y su mejor baza es que actúan desde el interior de nuestra mascota.

No tendremos probelmas para bañarlo ni existe la posibilidad de que se rompa o se lama la zona en cuestión. ¡Dásela con su comida favorita y no se dará ni cuenta!

Como ves, hay muchas formas de mejorar la protección de nuestro perro frente a los parásitos.

Si tienes alguna duda, consulta con tu veterinario y decidid qué le viene mejor a tu animal, qué dosis necesita según su peso y cómo debes ponerla en práctica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.