¿Qué se debe tener en cuenta al momento de adoptar un perro?

Adoptar a un perro parece una decisión fácil, pero la realidad es muy diferente.

Adoptar a un perro significa darle un hogar a un ser vivo que tiene muchas necesidades, las cuales el nuevo adoptante debe cubrir.

Tener un perro no es un capricho.

Aunque puede parecer una decisión difícil, aquellos que se deciden a hacerlo, tendrán un nuevo mejor amigo para toda la vida. Sin duda, un miembro más para su familia.

Factores importantes a tomar en cuenta antes de adoptar un perro

Antes de adoptar a un perro es importante considerar algunos factores, que al momento de la emoción, muchos no consideran.

Es muy importante que la persona que quiere adoptar, primero que todo, desee hacerlo; pero no basta con eso.

Un perro es una responsabilidad hermosa que se adquiere con amor pero que va mucho más allá del cariño y compañía que un perro significa.

Lugar y tipo de vivienda del adoptante

Si el adoptante vive en un apartamento, quizás conviene un perro pequeño.

Los perros grandes también pueden vivir en espacios pequeños como los apartamentos, pero en ese caso, necesitan salir con más frecuencia a dar paseos.

De ser así, el adoptante no solo debe disponer de tiempo, sino también de la disposición de salir con el perro.

Casa con niños y/o adultos mayores

Cuando en la casa hay niños, es importante buscar a un perro amistoso y bueno con ellos.

La gran mayoría lo es, pero muchas veces hay perros que no toleran tanto el exceso de energía que un niño puede tener. En ese sentido, lo mejor será asesorarse con un experto.

Sin embargo, si es un cachorro y se educa con amor, cariño, y al mismo tiempo se le enseña al niño su correcto cuidado y respeto, sin duda, se llevarán muy bien desde el primer encuentro.

De la misma manera ocurre con los adultos mayores, sin embargo, es necesario tomar en cuenta el tamaño del perro.

Si en la casa hay personas mayores, sin duda ninguna, se sentirán muy felices con la presencia del perro, pero si quieren salir a caminar, lo cual sería muy saludable, el perro debe ser pequeño para que sea fácil de controlar y el paseo sea ameno para ambos.

Si es un perro cachorro, es un poco difícil enseñarlos a caminar correctamente en la calle.

Normalmente tiran con fuerza de la correa, pero una vez que aprenden, los adultos mayores pueden salir a caminar con el perro sin ningún problema ni peligro.

Tiempo

Si una persona o familia quieren adoptar a un perro, es importante tener tiempo para él.

Un perro es un ser que siente y por ello necesitan de mucha atención, es decir, tiempo de calidad para jugar, compartir y tiempo para su cuidado diario.

adoptar un perro

Una gran responsabilidad

Muchos creen que tener un perro se trata solamente de tener compañía, pero va mucho más allá de eso.

Un perro necesita cariño, paseos, alimentación saludable, visitas con el veterinario y mucho más.

En ese sentido, es necesario que el adoptante pueda cubrir todas esas necesidades.

Para ello, es fundamental tener en cuenta la pirámide de las necesidades caninas.

Mucha paciencia

Tener un perro a veces es difícil cuando hacen algún tipo de travesura o durante el proceso de enseñanza.

La paciencia es importante para convivir en paz y que ambos estén felices.

Adoptar a un perro debe ser sinónimo de felicidad y no de estrés.

Cuando un perro está aprendiendo, no es fácil ni algo rápido, es un proceso.

Por tal motivo, la paciencia es súper importante. Así, el perro también se sentirá a gusto y aprenderá mucho más rápido lo que se le quiera enseñar.

Ejercicio diario

Si el adoptante es una persona muy sedentaria, debe considerar eso al momento de tener un perro en casa.

No todas las razas requieren mucho ejercicio cada día, pero todos los perros necesitan salir a caminar mínimo dos veces por día para hacer sus necesidades afuera de casa.

El ejercicio es y debe ser un hábito de las personas, pero si no lo tienen, tener un perro significará adquirirlo.

Sin duda, un punto muy importante que se debe considerar al momento adoptar a un perro.

Pequeños sacrificios cada día

Tener un perro supone ciertos sacrificios todos los días.

Uno de los más difíciles es tener que levantarse un día domingo temprano para salir a caminar, sin embrago, al momento de hacerlo, ambos lo disfrutarán mucho.

Sin duda, a pesar de ser un sacrificio para algunos, es un hábito saludable que se incluirá en sus vidas de ahora en adelante.

Por otro lado, también un perro supone algunos gastos como: alimentación (piensos de calidad o comida casera), vacunación, veterinario, peluquería, entre otros.

Educación

Los perros necesitan educación, pero la única manera de ver resultados positivos es con mucha paciencia y cariño.

Los perros cuando son cachorros tienden a destruir cosas y no saben hacer sus necesidades en la calle.

Para ambas situaciones es necesaria la educación por parte del adoptante.

Pero para ello, es importante que el adoptante tenga algunos conocimientos básicos sobre educación y psicología canina.

Alimentación nutritiva

Al tener en casa a un perro, es importante tomar en cuenta que necesitan una correcta alimentación.

Será un gasto extra que debe tomarse en cuenta para que el perro esté sano.

Una correcta alimentación hará que el perro esté saludable por dentro, por fuera y que tenga una buena calidad de vida.

Visitas con el veterinario

Otro punto muy importante, es la visita al veterinario.

Cuando el perro es cachorro, es muy importante esa primera cita para su evaluación general, vacunas y desparasitación.

El veterinario es importante para que el perro crezca sano y fuerte.

Lo recomendable es llevarlo a control una vez al año, cuando el veterinario lo indique, o en caso de que el perro presente algún síntoma extraño o diferente.

adoptar un perro

¿Adoptar un cachorro o adoptar un perro adulto?

La respuesta a ésta pregunta dependerá mucho de la persona que quiera adopta al perro, pero adoptar a uno u a otro, tiene sus diferencias.

Adoptar un perro cachorro

Un perro cachorro requiere de gran atención por parte de su adoptante.

Por lo tanto, se debe tener mucho tiempo para ellos.

Al principio, durante sus primeros meses de vida, la atención es mucho más fuerte.

  • Para elegir la opción de un cachorro, es importante conocer su raza, es decir, saber de qué tamaño crecerá. El perro, aunque ahora se ve pequeño, según su raza, crecerá en los siguientes meses.
  • Si es un perro de raza grande, tendrá unas necesidades diferenciadas de las razas de perros pequeños.
  • Al conocer bien su raza, se puede saber cómo será su temperamento y saber la manera correcta de educarlo.

Un cachorro necesita:

  • Mucha atención.
  • Cuidados (son como un bebé).
  • Educación.
  • Juego (estimulación).
  • Una rutina cada día.
  • Espacio de juego y entretenimiento.
  • Juguetes (que pueda romper sin ningún problema).
  • Visitas al veterinario. Cuando son cachorros es muy importante el veterinario para que le coloquen sus respectivas vacunas, lo desparasiten y luego le puedan poner la vacuna de la rabia y su respectivo chip.

Los perros cachorros necesitan desde el inicio una rutina la cual lleva tiempo. Esa rutina debe incluir:

  • Paseos diarios.
  • Baño (una vez al mes o cuando sea necesario).
  • Alimentación. Al ser cachorros deben comer por lo menos 3 veces al día en porciones pequeñas desde los 2 a los 6 meses. A partir de los 6 meses ya podrá comer dos veces al día.
  • Juegos y atención en general.

Si desde temprana edad se le hace una rutina, el perro crecerá mucho más feliz y será más fácil su cuidado diario.

Adoptar un perro adulto

Cuando el perro es adulto es un poco diferente, pero no mucho, debido a que a pesar de ser un perro con más edad, igual requieren de mucho cuidado.

No obstante, hay muchas ventajas al adoptarlos.

  • Los perros adultos son más sociables con las personas y otros perros (no siempre es así en todos los casos, eso dependerá mucho de dónde estaba antes el perro y cómo fue educado desde pequeño)
  • Su personalidad está definida. Al conocerlo, será muy fácil empatizar, o no.
  • Están listos para paseos y actividades al aire libre.
  • Son perros más tranquilos, es decir, no muerden objetos ni muebles.
  • Conocen órdenes básicas y se saben comportar (la mayoría de las veces).
  • Son muy fieles y amorosos, sobre todo, al saber que alguien los ama y los cuida.

¿Adoptar perros machos o hembras?

Aunque parece una decisión sin mucha relevancia, es importante saber que ambos son diferentes.

Por tal motivo, elegir entre macho y hembra, es algo que se puede considerar al momento de adoptar a un perro.

Adoptar hembras:

  • Las perras son más pacientes que los perros machos.
  • Son protectoras de niños, adultos y ancianos.
  • Son más dóciles y tranquilas.
  • Más tolerantes (con otros animales y cachorros).
  • Son más caseras.
  • Celo dos veces al año (si se esterilizan, no tendrán celo).

Adoptar perros machos:

  • Son perros más independientes.
  • Disfrutan más del aire libre.
  • Pueden estar solos temporalmente. A la hembra le gusta más la compañía.
  • Son perros más territoriales.
  • Son perros más protectores y guardianes.
  • Les gusta convivir con niños, personas adultas o mayores.

A pesar de que pueda haber diferencias entre los machos y las hembras, al final, su sexo no marca su carácter.

Sin duda, el amor y la atención por parte de su adoptante bastará para que macho o hembra sea parte de su familia de ahora en adelante.

Ambos necesitan amor, atención y muchos cuidados.

¿Cómo saber qué perro adoptar?

Elegir la raza de perro que se quiere adoptar no solo se trata de elegir y ya, se trata de tener la capacidad de atenderlo como ese debe.

Al final eso es lo que realmente importa.

Mestizo o de raza, grande o pequeño, dependerá mucho de la capacidad que tiene el adoptante para cumplir con su cuidado.

Cuando se trata de adoptar a un perro, lo más habitual es encontrar perros mestizos.

Lo importante es evaluar el estilo de vida que lleva la persona y buscar un perro que se adapte a esa rutina.

Por supuesto, los perros necesitan tener su propia rutina, pero si se adapta, será mucho mejor.

Por ejemplo, si el adoptante es una persona que viaja mucho por trabajo, y puede viajar con el perro, es mejor un perro pequeño y tranquilo.

adoptar un perro

Beneficios de adoptar un perro

Adoptar a un perro tiene muchos beneficios para la salud y toda la familia:

  • Tener un perro en casa hará que la vida del adoptante sea más saludable. Un perro necesita salir de paseo todos los días, sin duda, algo muy bueno para todos.
  • Acariciar a un perro tiene también muchos beneficios, sobre todo a nivel cardiovascular. Acariciar a un perro ayuda a bajar la presión arterial y también el ritmo cardiaco, esto según indica un estudio elaborado por la Universidad de Pensilvania. 
  • Tener un perro puede ayudar a disminuir las alergias tanto en niños como en los adultos.
  • Los adoptantes nunca se sentirán solos al tener un perro en casa y ellos tampoco.
  • Los perros ayudan a disminuir el estrés, esto gracias a jugar con el perro, debido a que reduce el cortisol.
  • Ayudan a disminuir la ansiedad y la depresión.
  • Los perros levantan el ánimo de sus adoptantes. Sin duda, por eso es que son considerados el mejor amigo que el hombre puede tener.
  • Mejoran la salud en general de su adoptante.
  • Tener un perro ayuda a marcar una rutina cada día.
  • Si un niño crece con un perro: desarrollan mayor confianza, son más responsables, controlan más sus impulsos. tener un perro es algo maravilloso para toda la familia y por supuesto para la mascota.
  • Cuando un adulto mayor tiene un perro, presentan menos estrés y las visitas al médico se dan con menor frecuencia.

1 comentario

  • EXCELENTE INFORMACION!!! GRACIAS POR ENSEÑARNOS A TENER MAYOR CONOCIMIENTO CON NUESTRAS MASCOTAS!!! SE LE QUIERE!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.