Garrapata sin sangre

Cómo arrancar una garrapata al perro

Con la llegada del calor, llegan también las temibles garrapatas, esos parásitos chupasangres tan desagradables y repugnantes que pueden transmitir enfermedades y provocar lesiones cutáneas a nuestro perro.

Aún sometiendo al perro a un riguroso tratamiento preventivo, es fácil que podamos encontrarnos con una garrapata enganchada a nuestro perro. Ya sabes, que las garrapatas son parásitos que se dedican a alimentarse de la sangre de muchos animales, incluso la humana. Una garrapata puede succionar un mililitro de sangre una vez se enganche al perro, por eso es importante, no solo prevenir con los productos preventivos que hay a nuestra disposición en las tiendas de mascotas o clínicas veterinarias, sino también, revisar mediante el cepillado que no haya estos desagradables huéspedes. Debes saber que una sola garrapata puede llegar a producir de 2000 a 3000 huevos, por eso, es tan importante prevenirlas.

perro perro
 Garrapata sin sangre  Garrapata con sangre

Si alguna vez encuentras una garrapata en tu perro, es muy importante saber cómo arrancarla. Muchos propietarios cometen el error de arrancarla de golpe con un estirón seco, y digo que es un error porque con este movimiento, aumentan las posibilidades de que se arranque el cuerpo, y quede la cabeza de la garrapata enganchada a la piel.

La garrapata se engancha a la piel mediante unos dientes en forma de gancho por donde succiona la sangre. Si, como he comentado antes, procedemos a tirar con un estirón seco de la garrapata, lo más probable es que decapitemos a la garrapata llevándonos el cuerpo y dejando la cabeza en el sitio. Si ocurriera esto podría infectarse produciendo un absceso que llevaría a complicaciones cutáneas.

Por ello, te invito a que procedas de forma adecuada a la extracción de la garrapata que está enganchada a tu perro:

  1. Consigue unas pinzas de depilación.
  2. Coloca las pinzas en la cabeza de la garrapata, nunca en el cuerpo.
  3. Presiona la cabeza de la garrapata y no tires hacia arriba de forma seca, sino que debes hacer un movimiento hacia adelante y hacia arriba, en la dirección de la cabeza de la garrapata.

De esta forma, te asegurarás que la garrapata se desenganche de la piel de tu perro y evites infecciones. No olvides, pasar un algodón empapado con alcohol o agua oxigenada por la zona en la que la garrapata estaba enganchada al perro para desinfectarla.

¡Comparte!

25 Comentarios

Deja un comentario