Cuidados necesarios para una convivencia sana de familia y mascotas

La compañía de una mascota es una de las mejores sensaciones que hay, sin embargo, es importante saber que esto conlleva ciertas responsabilidades, por el bien del animal y de las personas.

En este sentido, es bueno conocer los cuidados necesarios para una convivencia sana de familia y mascota. 

Tener un perro como mascota es poder contar con una compañía incondicional, diversión, juegos, protección, distracción y muchas cosas buenas más.

No obstante, es importante tener claro que como todo ser vivo, dicho animal necesitará de ciertos cuidados básicos que le permitirán gozar de buena salud, no solo a él, sino también a las personas.

Esto se debe a que los perros son propensos a contraer bacterias y parásitos que provocan zoonosis.

En vista de ello, hablaremos sobre los cuidados necesarios para lograr una convivencia sana de la familia y de la mascota.  

Prevención de enfermedades

A pesar de lo fuertes y resistentes que aparentan ser los perros, la verdad es que éstos pueden padecer enfermedades como todos los seres vivos.

Esto se debe a que las mascotas son propensas a sufrir picaduras de insectos y contraer bacterias, virus o parásitos (internos y externos), que no solo pueden afectarles a ellos, sino también a los humanos que les rodean, a través de la zoonosis por perros.

En este sentido, la zoonosis es un término que se refiere a la transmisión de enfermedades entre los animales y las personas, siendo las más comunes las siguientes: 

  • Dipilidiasis. 
  • Toxocariosis. 
  • Enfermedad de Lyme.
  • Rickettsiosis.
  • Dirofilariosis.
  • Leishmaniosis.
  • Equinococosis.
  • Giardiasis.

Éstas son enfermedades que se pueden transmitir de animal a humano, a través de la picadura de un parásito o insecto infectado (mosquitos, pulgas o garrapatas), mediante el contacto con superficies contaminadas donde se puedan alojar las larvas o huevos (suelos, juguetes, alimentos, líquidos, etc.) o de forma directa.  

La buena noticia es que la mayoría de estas enfermedades se pueden prevenir mediante la protección de las mascotas ante el ataque de los parásitos.

De este modo, se recomienda tener un plan de desparasitación interna en perros y también externa; la primera consiste en la administración por vía oral o inyección subcutánea, de un desparasitante recetado por el médico veterinario, de acuerdo a las características de la mascota (edad, peso y raza), que se encargará de eliminar tanto los parásitos como los huevos que se alojen en los órganos vitales del perro.

Mientras que la desparasitación externa puede combinarse con el aseo del animal, utilizando productos especiales para bañarlos, como por ejemplo jabón o champú antipulgas y garrapaticida; aunque también existen otros productos igual de efectivos como las pipetas y los collares repelentes, entre otros.  

Higiene y aseo 

Bañar a los perros es imprescindible, no solo por cuestiones de higiene y estética, sino que como se ha mencionado antes, es necesario para la prevención de enfermedades en el animal y en los humanos.

Por tal motivo, se recomienda bañar a las mascotas al menos una vez al mes, sobre todo si éstas están en contacto constante con los exteriores de la casa y suelen ensuciarse más. 

Asimismo, es necesario mantener limpios los espacios donde el perro usualmente haga vida, especialmente donde haga sus necesidades, pues éstos son los principales depósitos de microorganismos y bacterias que pueden causar las enfermedades antes mencionadas, entre otras más. 

Alimentación

El mayor bienestar de un perro parte de su alimentación.

Afortunadamente en este ámbito actualmente hay decenas de opciones en piensos para canes que contienen todos los nutrientes que ellos requieren.

Asimismo, es importante tener cuidado con los alimentos naturales que éstos ingieren, ya que algunos de ellos, o en exceso, pueden ser tóxicos para el animal.

Visitas periódicas al veterinario

Finalmente, es importante hablar sobre las visitas periódicas al veterinario.

Esto se debe a que, por norma general, se espera que el perro presente alguna sintomatología extraña para que un veterinario lo evalúe.

No obstante, al igual que en las personas, una visita anual al médico puede evitar que se originen o desarrollen muchos padecimientos, y por ende, alargar la vida de la mascota y proporcionarle así unos años sanos y felices. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.