medicamentos que pueden matar a tu perro
@jiffpom

Medicamentos humanos que pueden matar a tu perro

Las personas tenemos la dichosa tendencia de humanizar a los perros. Los consideramos como niños y nos damos la libertad de tomar decisiones, con la mejor intención, pero que pueden costarle la vida. Es el caso de los medicamentos. Muchos propietarios, más de los que te puedas imaginar, deciden medicar al perro con medicamentos humanos, ignorando cuánto mal pueden hacerle al animal: desde fallos hepáticos a arritmias, convulsiones, vómitos, diarreas… e incluso la muerte.

medicamentos que pueden matar a tu perro
@jiffpom

Nunca, jamás, como propietario debes tomar la iniciativa de medicar a tu perro, y mucho menos, sin el consentimiento de tu veterinario. ¡No cuesta nada hacer una llamada telefónica ante cualquier duda! Estos son los medicamentos que más utilizan los propietarios para aliviar las dolencias de su perro:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Puede provocar úlceras en el aparato digestivo. ¡Sus síntomas? Molestias estomacales, vómitos, sangre en las heces, mucha sed, aumento en la frecuencia de la micción, espasmos y convulsiones.
  • Paracetamol. Si le das paracetamol a tu perro puedes provocarle un daño hepático permanente. Y cuanto mayor sea la dosis, más probabilidades de que ocurran daños en los glóbulos rojos. Los síntomas por intoxicación de paracetamol son: letargo, dificultad para respirar, orina de color oscura, diarrea y vómitos.
  • Pseudoefedrina. Es un descongestionante que se encuentra en una amplia gama de medicamentos para el resfriado y la sinusitis. Es altamente tóxicos para nuestras mascotas. Una tableta que contiene solo 30 miligramos de pseudoefedrina puede causar que un pequeño perro muestre signos clínicos de toxicidad, y sólo tres tabletas pueden ser letales.
  • Antidepresivos. ¿A quién se le ocurre dar antidepresivos a un perro?, ¿verdad? Pues hay propietarios que lo hacen sin saber que puede provocar apatía, vómitos, agitación, desorientación y una frecuencia cardíaca elevada, presión arterial alta, fiebre, temblores y convulsiones.
  • Medicamentos para la diabetes. Pueden causar una peligrosa caída en los niveles de azúcar en la sangre de tu perro, provocándole desorientación, falta de coordinación y convulsiones.
  • Medicamentos para el TDA (trastorno por déficit de atención) y TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad). Son anfetaminas y son muy peligrosas para nuestros peludos. Consumir cantidades mínimas de estos medicamentos pueden causar temblores mortales, convulsiones, fiebre alta y problemas cardíacos.
  • Benzodiacepinas y somníferos. Aunque están diseñados para reducir la ansiedad en humanos y ayudar a las personas a dormir mejor, en los perros a veces tienen el efecto contrario. Casi la mitad de los perros que ingieren somníferos se alteran en vez de calmarse. Además, estas anfetaminas pueden provocar letargo severo, falta de coordinación y respiración más lenta.

Como pasa con los niños pequeños, los medicamentos jamás deben colocarse al alcance de nuestras mascotas. Siempre en un botiquín donde el perro no pueda acceder, y nunca, nunca, administrar medicamentos por decisión propia a nuestros peludos.

¡Comparte!
  • 216
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    216
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.