Lleva a tu perro en coche con un porta perros

Cuando se acerca la época de verano, los viajes familiares son muy frecuentes y, por supuesto, incluyen a los perros, quienes son una parte más del núcleo familiar.

Sin embargo, muchas personas no saben cuál es la mejor manera de viajar con ellos para que se sientan cómodos, y al mismo tiempo todos disfruten del viaje. 

Por ese motivo, una excelente alternativa para salir de vacaciones con perros son los porta perros, por sus muchos beneficios pero, también existen otras opciones. 

Porta perros y sus ventajas

El porta perros coche es un sistema especialmente diseñado para facilitar el transporte de un perro e incluso para gatos, de muy fácil colocación.

porta perros

Es un espacio que se adapta al vehículo del adoptante permitiendo que el perro viaje bien, cómodo, tranquilo y que el coche se mantenga limpio en todo momento.

Y lo más importante de todo es que el perro estará muy seguro durante todo el viaje, entre otras ventajas. 

  • Los porta perros de bola de enganche o remolque, si el perro no es muy grande, le ayudará a tener un viaje cómodo, debido a que podrá ir sentado y estará siempre bien ventilado. 
  • Estos permiten que nuestro amigo peludo fácilmente entre por la apertura que tienen en ambos lados. 
  • Algunos, por la apertura bilateral, se pueden dividir para el perro y para colocar algunos accesorios o equipaje del paseo.
  • En cuanto a su material, es muy resistente lo que hace que esté protegido.

¿Cómo limpiar un porta perros?

Limpiarlos no es complicado debido a que tienen un desagüe para usar agua y jabón perfectamente y que no quede agua dentro ni humedad.

Además, muchos de los modelos que existen tienen ruedas lo que hace que pueda desmontarse y trasladarse al lugar que desees para lavarlo con mayor comodidad. 

Otras alternativas para llevar a un perro en coche

Aunque el porta perros es una alternativa muy usada por los adoptantes a la hora de salir de vacaciones con su perro, existen otras opciones que mencionaremos a continuación.

Rejillas o barreras

Esta es ideal para que el perro viaje en el maletero del coche.

Con la rejilla se marca su espacio formando una barrera.

Esta alternativa permite que el perro este cómodo, con suficiente espacio y libertad para moverse, quedarse de pie, sentarse o acostarse. 

Aunque es considerado una opción muy interesante por los adoptantes, si ocurre algún accidente o movimiento brusco del coche podría no ser muy seguro para la mascota.

Esto se debe a que la rejilla no evita que se desplace y podría fácilmente golpearse o lastimarse.

Arneses de seguridad

Existen dos tipos de arneses, los que tienen un solo punto de anclaje y los que tienen dos.

En este caso, es recomendado el de dos, ya que garantiza más la seguridad del perro.

Lo mantienen más ajustado y protegido de algún posible accidente.

En cambio, los de uno pueden romperse y no evitan la lateralidad en caso de colisión o frenada brusca.

Es importante que el adoptante se asegure de que sea el arnés adecuado al tamaño de su mascota.

Transportín

Muchos adoptantes no quieren está opción, pero es una de las más seguras y más si se trata de un perro pequeño.

El transportín es mejor colocarlo en el suelo del coche, detrás del asiento del copiloto para ayudar a que quede fijo.

Importante:

Muchos adoptantes viajan con sus perros sueltos sin ningún tipo de seguridad, pero eso supone un gran peligro para el perro y todos los ocupantes del vehículo.

Existe un alto riesgo de que, si algo sucede, el perro pueda salir despedido, hacerse daño y a los que le rodean e, incluso, lastimar al conductor provocando peores y más graves consecuencias.

Es importante añadir que la normativa indica que el conductor debe mantener su libertad de movimiento mientras está conduciendo y cuidar mucho su campo de visión y atención, para garantizar su seguridad y las de los demás ocupantes.

Es por ello que, si viajas con tu perro, debes ubicarlo en el lugar ideal para que no impida que se cumplan sus funciones ni que se convierta en alguna distracción, para que el viaje transcurra sin problemas.

Por todo esto es necesario contar con un medio para transportarlo que permita que el perro pueda ir en el coche.

La manera que el adoptante escoja para llevar a su mascota debe adaptarse a sus condiciones, es decir, a su tamaño, peso e incluso si es miedoso o no le gusta estar en un vehículo.

Consejos generales para viajar con un perro

Si se acerca el momento de hacer un viaje con un perro, recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos.

  • Acostumbrarlo al coche y al porta perros: 

Si el perro no está acostumbrado a viajar, se recomienda hacer viajes cortos días antes y luego por más tiempo.

porta perros

Lo importante es que en cada pequeño paseo se premie con snacks saludables y aptos para ellos, o cumplidos y caricias, es decir, siempre con refuerzos positivos para que asocie al coche con un lugar agradable.

De esa manera se va acostumbrando poco a poco y estará tranquilo el día del verdadero viaje.

Además, si vas a usar un porta perros, que se familiarice para que se sienta bien de verdad.

  • No darle comida: 

Si el viaje es muy largo, se recomienda que el perro no coma nada unas horas antes de la salida.

Muchos se marean y así lo ayudarán a estar más tranquilos. 

  • El último en subir: 

En el momento de colocar todo en el coche, es recomendable que el perro sea el último pasajero para evitar que se sienta nervioso. 

  • Agua:

Sin importar la distancia del viaje, es importante llevarle al perro agua fresca para que, en el momento de hacer alguna parada, ofrecerle de beber un poco. 

  • Necesidades básicas: 

Antes de salir es importante que camine, se ejercite y que haga sus necesidades.

De esa manera el perro estará más relajado. 

  • Cuidado al bajarse:

La emoción de llegar al destino no se puede controlar y los perros se darán cuenta de que el viaje ha terminado.

En ese sentido, el adoptante debe asegurarse de que el perro tenga su collar y correa para que pueda bajar del coche seguro. 

En caso de que sea un espacio amplio y cerrado, podría bajar suelto.

Lo importante es cuidarlo para evitar un posible accidente en caso de que quiera salir corriendo a explorar.

  • Lugares aptos para perros:

Antes de viajar al destino es importante que el adoptante se asegure de que su perro es bienvenido.

Hay muchos lugares petfriendly, donde podrán compartir todos unas excelentes vacaciones.

  • Actividades divertidas:

Es importante incluirlos en diferentes actividades con la familia y con otros perros en caso de que sea posible.

Puede ser para caminar, ir a un lago o a un parque donde pueda jugar libremente con una pelota o correr.

  • Chip obligatorio y cartilla al día:

Debe tener su chip y su cartilla de vacunas en caso de que sea solicitada por algún oficial de policía.

Además, asegurarse de que viaje sano y desparasitado.

Esto es por su propio bien, por la familia y los otros perros o personas con los que deba convivir.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.