qué hacer cuando fallece un perro

Qué hacer cuando el perro fallece

qué hacer cuando fallece un perroLa gran mayoría de personas que tiene un perro, no se plantea qué hacer con el cuerpo del mismo una vez éste fallezca. No se plantea porque a nadie le gusta pensar en que algún día nuestro compañero nos dejará, pero es evidente, que hay que estar preparado para cuando llegue el momento.

Afortunadamente, cada vez proliferan más servicios de incineración y cementerios de perros donde poder ir a visitar a nuestras mascotas, una vez hayan fallecido.

Si no se tiene contratado un seguro para perros (el seguro para perros incluye toda la tramitación de incineración del animal), debes conocer cómo actuar ante el fallecimiento de tu perro. Muchos de los propietarios a los que se le muere el perro deciden enterrarlo en su propio jardín, en un bosque o en el campo, (y sea dicho: algunos incluso lo tiran en el contenedor de la basura) ignorando que pueden ser multados con una gran cantidad de dinero por atentar contra la salud pública. Es evidente que un cadáver, con el paso del tiempo, se va descomponiendo creando bacterias que pueden provocar serios problemas sanitarios en la tierra, en el agua, etc. Hay que pensar que incluso hay aves carroñeras que pueden desenterrar el cuerpo y agravar la situación.

El primer paso, y muy importante, que se debe dar es cursar la baja del microchip del perro.

Si no tienes contratado un seguro para perros, tienes varias alternativas para despedir a tu perro de la mejor forma posible, eso sí, siempre es positivo realizar un pequeño ritual de despedida:

  • Consulta con tu veterinario. Muchos centros veterinarios tienen a su disposición el servicio de entierro e incineración y se encargan de todos los trámites que sean oportunos.
  • Consulta con tu ayuntamiento. Muchos ayuntamientos también tienen el servicio de recogida del animal facilitando los trámites para su entierro o incineración.

Debes saber que en ambos casos, la incineración y entierro se lleva a cabo de forma colectiva y tiene un coste de unos 40 euros. Esto es así para reducir gastos. Si quieres conservar las cenizas de tu perro, tendrás que optar por la incineración particular. En este caso, no tendrás otra opción que dirigirte a servicios privados.

  • Si optas por el entierro, hay servicios privados que gestionan el entierro, pudiendo elegir ataúd (tienen un coste entre 200 y 6000 euros) y hasta epitafio, así como la reserva de un sitio en un cementerio para perros para que puedas ir a visitarlo siempre que quieras. Tienes varias opciones de enterramiento: fosa de honor, fosa preferente, de obra, de tierra, columbarios o minifosas. En todas las opciones se incluye la lápida para que puedas escribir el epitafio que más te recuerde a tu perro. También se hacen cargo de una pequeña ceremonia para que puedas despedirte de tu perro como se merece.
  • Si optas por la incineración, también previa ceremonia, podrán darte la urna con sus restos. El coste suele rondar los 150 euros.

Como puedes observar, los perros cada vez tienen una presencia más importante en la sociedad, tanto vivos como fallecidos. Actúa con sensibilidad y si lo has cuidado y mimado vivo, no lo descuides una vez fallecido. No se lo merece.

¡Comparte!
  • 197
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    197
    Shares

42 Comments

  • El sábado 17 de febrero del 2018, fue la última vez que mi Megara me lleno la cara de besitos, ella era una chihuahua negra cabecita de Venado, tenía aproximadamente 9 o 10 meses, digo aproximadamente porque venía de una familia que ya no la quería tener y no sabemos bien su edad por esa misma razón, le di lo mejor de mí, como mi esposo y yo no tenemos hijos, ella era la dueña de nuestro corazones, Megarita duraste solo 6 meses en nuestras vidas y aunque es corto el tiempo no superamos tu perdida, comenzó un viernes por la mañana muy decaída, no era la de costumbre, juguetona, alegra, amorosa a mas no poder, llena de vida y muy alegre, esa mañana despertaste decaída y me mato el verte así, nos fuimos a trabajar y al llegar y abrir la puerta no estabas ahí como de costumbre, esperando a que la puerta se abriera para vernos y verte la carita y que feliz nos pidieras que te abrazáramos y hacerlo con tanto amor, al no verte subimos la escalera corriendo y ahí estabas paradita con tu mirada triste y cansada, corrimos con el médico y dijo era una gripa simple, te inyecto 5 medicamentos y lloraste y llore contigo ante la impotencia de no poder hacer nada para impedir tu dolor y confié en lo que el médico veterinario te diagnosticó, llegamos a casa, te di de cenar y te di mucho amor para que te recuperaras, dormimos juntos en nuestra cama tu papá, tu y yo, como cada noche desde que llegaste, al despertar tu respiración era más difícil, te costaba mucho respirar, cosa que no tenías cuando nos dormimos, me asuste más aún porque te veía mas cansada y con trabajos dabas pasitos, te di de comer pensando que el alimento ayudaría a que te repusieras bien, te di en tu boquita con tanto amor que se le puede dar a una hija y tu comiste viéndome con esos hermosos ojos que tenías, pero continuaste respirando con mucha dificultad y tu papá y yo corrimos al auto para llevarte de emergencia, aún en el estacionamiento diste tus últimos ladridos a la vecina, pero solo diste 3 porque te falto el aire y te abrace con más amor aún, llegamos a veterinario de nuevo y dijeron que ya venias muy delicada, te pusieron de nuevo medicamento a lo cual yo dije que era mucho lo que ya te habían puesto y querían ponerte más, dijeron que así era el tratamiento y que te mejorarías, y yo de nuevo confié en las palabras de un experto en medicina, también dijeron que podía dejarte internada o llevarte a casa y tenerte en observación, decidí llevarte a casa porque estabas asustada y enferma y sin nosotros a tu lado peor te sentirías, te tomamos en brazos y en el momento de salir de la veterinaria, a las 11:10am aproximadamente a los pasos de haber salido, perdiste el conocimiento en brazo de tu papá, volvimos los dos metros que habíamos apenas caminado y te llevaron a reanimación, canalizando suero en tu patita delantera, como no respondías te llevaron entre tres médicos a terapia intensiva, los vi ponerte el respirador e inyectarte medicina para que reaccionaras, al mismo tiempo nos decían que tenías un paro respiratorio, que tu corazón latía muy lento, pero que aún latía, le pedí a Dios con todas mis fuerzas que te diera un soplo de vida, pero su plan era diferente al mío y tu corazón dejo de latir, veía a los médicos darte masaje cardiaco y tu seguías con el respirador artificial, pero Dios te necesitaba a tu lado, cuando me dijeron que ya te habías ido, tome tu cuerpecito en mis brazos y te cante, cante y con muchas lágrimas mías y de tu papá, te dijimos las palabras más hermosas, las cuales te decíamos todos los días a todo momento, te llene de besos y abrazo entre más lagrimas aún, no sabíamos que hacer, es un dolor tan grande que solo lo puedo comparar con el amor tan inmenso que te tenemos, pero no… es más grande el amor que mutuamente nos teníamos, porque lo mismo que te amé, fue lo que tú me amaste y toda la felicidad que me entregaste fue la misma con la que te correspondí, no tenía el valor de incinerarte ni de enterrarte en el jardín, porque el día que nos mudemos tendrías que quedarte ahí, después de varias horas con tu cuerpecito en mis brazos porque no podía soltarte, tu papá y yo tomamos la opción que nos sugirió mi hermana; hoy tus restos físicos están en un gran macetón en mi jardín y en el plantamos un bello árbol al que cuidamos y regamos con mucho amor porque tú lo representas, tu estas en nuestros corazones y Dios te deja bajar del cielo de vez en vez a visitarnos para no sentirnos tan solos, te amo y te amamos con todo el poder de nuestros corazones, nos haces mucha falta princesita de amor, todas las personas que te conocieron lamentan tu perdida, porque eras la sensación y la más hermosa a donde fueras, el hecho de que no hayas tenido un cuerpo humano no impide el amarte como a una hijita ni limita todo el amor que nos diste al vernos como tu mamá y tu papá, nos dejas a papá y a mí un gran vacío y dolor, pero al mismo tiempo una enseñanza porque contigo conocimos un amor puro e incondicional que solo un ser de luz como tu puede dar y es lo mismo que recibiste desde el primer día que llegaste a nuestro hogar hasta el día que partiste en nuestros brazos, te amamos mi princesitas de amor, mi Megarita de cariño.

  • A mí me pasó lo mismo, mi perro de 12 años se me murió y yo me siento morir no logró acostumbrarme a no verlo el era mi sombra se llamaba niño y así era para mi ,mi niño yo le dedicaba todo mi tiempo nada tenía importancia para mí sólo el sólo iva donde el podia ir sino no iva, la cosa es que no puedo dejar de llorar, se me fue el 6 de narzo y hoy es 26 y sigo en la misma ya he perdido 4 libras de pesó y estoy muy triste lo extraño tanto y parece q no puedo con esto. Y me duele tanto q no me dijeron q tenia cáncer solo q tenia unos tumore o masitas pero tenia 3 lla estaban grandecitos desde q se descubrieron solo me duro 2 meses y siento q se me fue muy rápido y lo quiero besar y abrazar y no puedo el era como un hijo y hay quienes me critican y no me entienden me siento sola y todo me lo recuerda el y yo nos entendiamos sólo me miraba y savia lo q quería sólo espero en Dios q me perdone x querelo tanto siendo un animal q para mi no lo era era mi vida aunq nadie me entienda . Ahora tengo q vender la casa y el está en el patio y yo no lo quiero dejar ahí así q esperare para sacarlo y ponerlo en la otra casa . Gracias x permitirme éste espacio para desahogarme y decirle a los q tienen mascotas q los cuiden y los quieran pero no como yo x q es muy duró esto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.