Consejos para darle vitaminas de manera correcta a un perro

Los perros son mascotas muy populares que se mantienen en la gran mayoría de las casas.

Al ser amigos fieles y amorosos, son muchos los dueños que se preocupan por su bienestar, por lo que intentan mantener un régimen de cuidados que incluyan paseos, rutinas de aseo y vitaminas adecuadas para su correcta nutrición.

Tener a un perro que se encuentre bien alimentado y con la nutrición que necesita es fundamental para cualquier persona que quiera a su animal y lo sienta parte de su familia. +

Es por este motivo que la gran mayoría de los dueños de perros suelen recurrir a métodos diversos para darles lo mejor a sus cachorros.

Distintos tipos de vitaminas

Lo primero que se debe tener en cuenta es que existen distintos tipos de vitaminas, según el tipo de perro, sus condiciones de salud y su edad, por lo que no se puede esperar que la misma fórmula les funcione a todos.

Para comenzar con esto, es necesario establecer que un perro que cuente con una alimentación adecuada, no necesitará que se le dé ningún tipo de vitamina para perros, puesto que su alimento ya hace el trabajo por sí solo. 

En este sentido, es necesario mencionar que los piensos secos o croquetas no disponen del nivel nutricional apropiado para que un perro se mantenga sano, por lo que algunos expertos en el tema sugieren que lo mejor es alimentarlo con alimentos frescos y naturales en lugar de los industrializados.

Además, cabe destacar que es posible que un cachorro necesite un mayor impulso de nutrientes para poder desarrollarse adecuadamente, haciendo que sea necesario contar con un mayor control alimenticio.

Una buena forma de saber si se está haciendo el trabajo adecuado es revisar que el perro se mantenga con una alimentación constante, con al menos un poco de fruta, vegetales y proteína animal (siempre se debe revisar que sean apropiados para la ingesta del perro y que se encuentren en buen estado).

Todo esto es en el caso de perros que sean cachorros o adultos y que se mantengan plenamente saludables en su entorno, es decir, que no cuenten con ningún inconveniente de salud que pueda causar problemas o requerir de un aporte de vitaminas extras.

Vitaminas en casos especiales

Puede que se llegue a contar con la necesidad de alimentar a un perro que se encuentre desnutrido o demasiado flacucho para estar saludable, para lo que se deben cumplir otro tipo de pautas, las cuales pueden llegar a incluir vitaminas profesionales, dependiendo del caso.

Ciertamente, se requerirá de alimentos naturales que favorezcan su buena nutrición a partir de ese momento, pero también se debe contar con la variable de las condiciones en las que se encuentre el animal.

En este punto, se debe establecer si el perro desnutrido se encuentra sano o enfermo. En el caso del perro sano, lo mejor es alimentarlo de la manera adecuada para cualquier perro sano y complementar dicha alimentación saludable con algún complejo de vitamina B, la cual le dará mucha más energía y vitalidad, puesto que es una de las vitaminas para perros cachorros y adultos más asertivas y beneficiosas en distintos casos.

Si, por el contrario, el perro se encuentra enfermo, las cosas se comienzan a complicar un poco, ya que no será suficiente que se alimente de forma equilibrada. Lo principal entonces es saber qué tipo de enfermedad tiene el animal, puesto que dependiendo de ella se podrá saber con exactitud las vitaminas que necesita para salir de dicho cuadro de malnutrición.

Sin embargo, se debe decir que la Vitamina B es un complejo fundamental para estimular el apetito y “elevar la potencia”. Esto hará que el perro se sienta mucho más fuerte y con ánimos de vivir.

vitaminas para perros

Vitaminas en casos de obesidad

La obesidad no es sólo un factor de los seres humanos, por lo que se debe tener cuidado al tener perros con este terrible mal.

La mayoría de los ejemplares que sufren de sobrepeso se alimentan con piensos o croquetas, los cuales se encuentran diseñados para ello, con el fin de darle mayor masa al animal pero manteniendo un margen de nutrición bajo.

En este sentido, lo mejor es colocar al animal en un régimen de alimentación equilibrado con productos frescos que puedan sentarle bien, así como el uso de vitaminas como el complejo B u otras (según el consejo del especialista).

Para poder hacer bien este trabajo, lo mejor es contar con un nutricionista para perros, el cual es un profesional que se dedica solamente a estudiar la mejor forma de alimentación canina, especialidad en la que no se pueden encontrar muchos profesionales. 

Su asesoría puede ayudar a muchos dueños de perros a comprender y preparar los alimentos que sus mascotas necesitan, dejando a un lado la comida prefabricada y el consumo de productos que no tienen nada bueno para el organismo del perro.

El hígado como vitamina natural

Uno de los productos animales que más vitaminas le puede agregar a la comida de un perro es el hígado de pollo.

Éste puede funcionar como complemento en la comida (no es recomendable su ingesta diaria, pero puede incluirse cada cierto tiempo) o como premio durante el tiempo de entrenamiento, haciendo que el perro pueda aprender y nutrirse al mismo tiempo.

A pesar de ello, se debe tener cuidado al elegir ciegamente el hígado de pollo, puesto que el de otros animales puede presentar quistes o parásitos que son difíciles de destruir aún durante la cocción.

Además, el hígado de pollo representa una buena fuente de nutrientes y vitaminas, aunque por su ausencia de ciertas sustancias, es mejor tener un consumo complementario y no de forma diaria.

La nutrición de un perro tiene mucho que ver con su completo bienestar, así como con el desarrollo del mismo si se trata de un cachorro, por lo que es necesario que todo dueño de este tipo de mascota cuente con la preparación adecuada y el deseo de aprender, para darle a su compañero de vida lo mejor en todo momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.