#nosonunjuguete

Los perros no son un juguete de regalo de Navidad

Se acercan las Navidades y durante la última semana muchos padres se afanan en la tarea de encontrar el mejor regalo para su hijo, y muchos de ellos apuestan por una petición muy deseada por los más pequeños de la casa: un perro. Sin embargo, muchísimos de esos cachorros que son regalados en Navidad acabarán siendo devueltos, abandonados o revendidos en cuanto aparezcan los primeros problemas.

Te invito a visionar un vídeo de la Fundación Affinity de lo que realmente pasa cuando confundimos un perro con un juguete:

Los perros no son un juguete. Son seres que sienten emociones, tanto buenas como malas, y nosotros como seres racionales tenemos la responsabilidad y compromiso de educar, alimentar y cuidar a un perro desde el momento en que decidimos hacer real la adopción.

Tener un perro no es abrir una caja de regalo y disfrutar de él como un ser inerte. Supone implicación por parte de cada uno de los miembros que forman la familia, y como personas adultas debemos saber dar ejemplo a nuestros hijos sobre los valores de responsabilidad, compromiso, respeto y sabiduría. Porque no hay más sabio como aquel que en el momento en que decide adoptar a un animal se hace cargo de él con todas las consecuencias.

Si estás de acuerdo, comparte en tus redes sociales la foto de tu perro con el hastag #nosonunjuguete para concienciar y sensibilizar a tus contactos en la decisión de adoptar un perro como regalo de Navidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.