celo en perros cuanto dura

Cuánto dura el celo en las perras

Una de las preocupaciones más extendidas entre los adoptantes de perras sin esterilizar es sobre la duración del celo.

El celo indica que la perra está lista para reproducirse.

A diferencia de los perros machos que no tienen una etapa de celo concreta, si no que están preparados siempre para montar una perra en celo, las perras entran en celo aproximadamente cada 6 meses, esto es, dos veces al año.

Cuando las perras entran en celo liberan feromonas, unas hormonas que los perros machos son capaces de oler a kilómetros, de ahí que te encuentres visitas sorpresas en la puerta de casa cuando menos te lo esperas.

El celo en las perras

Durante esta etapa, la perra entra en una espiral de revolución hormonal que pasa por cuatro fases bien diferenciadas:

  1. Primera semana del celo: Proestro. Se observa hinchazón de la vulva y aparece un pequeño sangrado que muchos adoptantes confunden con una menstruación en perras.
  2. Segunda semana. Estro. La perra empieza a ovular y es cuando puede quedar preñada. Hablaríamos del día 10 a 17 de la etapa del celo. Una semana en la que si no quieres que tu perra quede preñada, deberías tomar todas las precauciones posibles para evitar que un macho la monte.
  3. Tercera semana: metaestro o diestro. En esta etapa si la perra ha quedado preñada le quedan 60 días de media para gestar a su futura camada. Si no, entra directamente a la etapa del anestro, o en algunas perras, pueden sufrir embarazo psicológico.
  4. Anestro. Es el tiempo de descanso sexual y une el fin de una etapa de celo con la siguiente.

Cuanto dura el celo en perros

Si de duración de celo hablamos tenemos que tener en cuenta, entonces, que:

  • En las perras, la etapa que más preocupa a los adoptantes que es cuando tiene posibilidades de quedarse preñada, tiene una duración de una semana. Hay que estar muy atento a toda la etapa del celo para evitar camadas indeseadas.
  • En los perros, va a depender de la cantidad de perras en celo que vivan cerca y de su carga hormonal para despertar su instinto sexual de reproducción.

Hay perras que aún pasando por la etapa de celo no quieren que les monte ningún macho.

En cambio hay perras que aún sin haber sido montadas desarrollan embarazos psicológicos.

Hay perros que no desarrollan ningún interés por ninguna hembra a lo largo de su vida.

Hay perros que, por contra, están constantemente viviendo en un estado de ansiedad perpetuo por no poder montar a la hembra en celo.

¡Comparte!
  • 40
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    41
    Shares

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.