nariz seca perros

Cómo regenerar la nariz seca de un perro

La nariz seca en el perro es algo muy común entre los peludos, pero no por eso debemos despistarnos y dejar que la nariz se reseque hasta el punto de agrietarse y escamarse.

¿Por qué debemos evitar que la nariz se seque? Porque la escamación de la misma produce grietas que pueden ser no solo molestas, sino también dolorosas para el animal.

Causas de la trufa seca en el perro

El estado normal de cualquier trufa perruna debe ser la húmeda.

Tampoco debemos alarmarnos cuando observemos que la trufa de nuestro perro está más reseca de lo normal, pero sí debemos conocer las causas que la originan:

  • Demasiada exposición al sol: si vamos a pasar una jornada al sol porque realicemos senderismo con nuestro perro o simplemente porque a éste le encanta tomar baños de sol, es fundamental proteger su trufa para que el sol no dañe la piel tan sensible de la nariz del perro.
  • Deshidratación: la falta de agua causa que la piel de nuestro perro se reseque. Debemos procurar que nuestro perro siempre tenga a su alcance agua fresca y limpia.
  • Trastornos autoinmunes: las alergias, el lupus o el pénfigo pueden ser causas de sequedad en la trufa.
  • Braquicefalia: los perros de hocico chato tienden a tener la trufa reseca, con pérdida de trozos de la misma.
  • Hiperqueratosis: crecimiento excesivo de la piel derivado de un exceso de fabricación de queratina que puede derivar en infecciones. Los Golden y los Labradores son propensos a la hiperqueratosis.

Estas son las principales causas de sequedad y grietas en la nariz del perro.

En todo caso, siempre es conveniente que el veterinario revise la nariz de tu perro para un mejor diagnóstico.

Cómo solucionar el problema de una nariz seca en el perro

Como he comentado, mantener una trufa sana es fundamental para evitar que el perro sufra dolor.

Para evitar que se seque la nariz del perro, puedes aplicar estas soluciones preventivas:

  • Aceite de oliva para hidratar la nariz.
  • Aceite de coco para prevenir infecciones.
  • Aceite de karité para regenerar.

Estas son las curas más naturales en aquellos casos menos preocupantes.

En trufas muy perjudicadas, el veterinario tendrá que darle un tratamiento más efectivo.

De todas maneras, prevenir es la mejor opción. En el mercado existen cremas y bálsamos naturales que van de perlas para las trufas caninas como la vaselina o algún lubricante acuoso.

¡Comparte!
  • 59
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    60
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.