Leishmaniosis y el cambio climático en España

Con el paso del tiempo, el cambio climático ha estado afectando en diferentes sentidos, no solo a las personas, sino también a los animales.

El aumento generalizado de las temperaturas a nivel global, ha dado lugar a un aumento de la actividad de un insecto llamado flebotomo.

Hoy en día, los flebotomos se encuentran activos prácticamente durante todo el año y en áreas en donde antes no existían. 

El flebotomo puede transmitir la leishmaniosis, una enfermedad que además de ser peligrosa para nuestros perros, también es zoonótica, lo que quiere decir que se puede transmitir a las personas. 

A pesar del auge de esta enfermedad que afecta a nuestras mascotas, muchos desconocen qué es la leishmaniosis, cuáles son sus síntomas y cómo se puede evitar.

Por lo tanto, si quieres conocer más detalles para proteger a tu mejor amigo peludo, estás en el lugar indicado.

¿Qué es la leishmaniosis?

Se trata de una enfermedad parasitaria grave que puede llegar a ser mortal para los perros.

Las estadísticas muestran que es una de las enfermedades que tiene mayor incidencia en el España.

Incluso, no solo en España, sino en otros países de Europa, se considera a la leishmaniosis como una enfermedad endémica.

La leishmaniosis es una enfermedad producida por un parásito llamado Leishmania que se transmite a través de un insecto pequeño llamado flebotomo.

Este insecto, parecido a un mosquito, una vez que se ha infectado, podrá picar a otro perro sano y transmitirle la enfermedad.

Es importante recalcar que no la transmiten los perros, sino el insecto.

No todos los perro que son picados por el flebotomo padecen la enfermedad, esto según indica la OMS.

Algunos factores pueden influir en el desarrollo de la misma como la mala nutrición, respuesta inmunitaria, entre otros.

Más del 50% de perros infectados son portadores que no presentan ningún tipo de síntoma, pero, aun así, son capaces de transmitir el parásito a los flebotomos. 

El cambio climático y la leishmaniosis

Con el cambio climático y el aumento de las temperaturas, se puede observar claramente un aumento en la presencia de flebotomos que  pueden transmitir la enfermedad.

En España desde los años 60 la temperatura ha aumentado un 0,3% y por eso se observa que los insectos están cada vez más presentes durante todo el año.

leishmaniosis

Este aumento de temperaturas y la escasez de lluvias, favorece a los flebotomos y por eso cada vez hay más presencia de esta enfermedad. 

En conclusión, actualmente, el flebotomo y como consecuencia la leishmaniosis en perros es una amenaza en cualquier época del año y en cualquier lugar de España.

Por eso es nuestra responsabilidad proteger a nuestros perros de la leishmaniosis durante todo el año.

Síntomas de la leishmaniosis en los perros

Cuando un perro tiene leishmaniosis canina puede verse afectado su día a día y su calidad de vida en general. Incluso, en muchos casos puede morir.

En ese sentido, es importante que los dueños conozcan cuáles son los síntomas más comunes de la enfermedad y estar atentos en caso que su perro presente alguno de ellos.

Algunos de los síntomas, son:

  • Heridas en la piel, más aún en las zonas que tocan el suelo.
  • Alopecia o pérdida de pelo. Esto se aprecia más alrededor de sus orejas, nariz y ojos.
  • Pérdida rápida de peso y también de apetito.
  • Hemorragia nasal.
  • Vómitos y presencia de diarrea.
  • Mucha sed, lo que ocasiona trastornos en la micción.
  • Le crecen las uñas más rápido de lo habitual.
  • No toleran el ejercicio.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Lesiones oculares.

Nota: Cuando se produce el contagio, el periodo de incubación dura algunas semanas.

Por lo tanto, los síntomas pueden tardar en observarse algunos meses, es decir, entre 3 y 6 meses, o algunos años.

Si observas que tu perro manifiesta alguno de los síntomas, es necesario llevarlo al veterinario.

Es importante actuar rápido para atacar la enfermedad antes de que avance.

Si se trata en las primeras fases las probabilidades de éxito son mayores.

Sin embargo, el perro permancerá infectado y positivo de leishmania pero su calidad de vida seguirá siendo la misma.

¿Es posible evitar la picadura de los flebótomos?

Existen diferentes tratamientos que funcionan como prevención para minimizar el impacto de estos insectos.

leishmaniosis

Por supuesto, es importante que sea de la mano del médico veterinario quien conoce cuál es la mejor manera de proteger a nuestros perros. 

Hay algunas recomendaciones que pueden ayudarte mucho a minimizar el riesgo de contagio.

  • Los flebótomos son más activos en horas de la mañana y en la noche. En ese sentido, se recomienda evitar los paseos al aire libre durante esas horas del día. 
  • Los flebótomos prefieren esconderse en grietas o huecos. Por lo tanto, es importante hacer una evaluación de tu hogar y más aún del espacio donde el perro suele estar. También prefieren los espacios húmedos, sótanos e incluso las raíces de los árboles. 
  • Se recomienda la instalación de mosquiteras en todas las ventanas del hogar. Hay mosquiteras especiales para los flebótomos.
  • Usar antiparasitarios externos para ampliar la protección del perro. Una opción pueden ser las pipetas y collares repelentes
  • Si el perro acostumbra dormir fuera de casa, lo mejor es que duerma dentro para evitar que esté más expuesto al mosquito. 
  • La vacuna no previene la enfermedad, pero sí ayuda a que progrese. El médico veterinario indicará si debe aplicarse o no. 

Seguir estas indicaciones, que en realidad son muy sencillas, pueden cambiar drásticamente tanto la calidad como la esperanza de vida de tu perro.

Sin duda alguna, la prevención es la única clave para evitar disgustos.

MSD Animal Health. (2022, junio). Nota de Prensa. El aumento generalizado de temperaturas modifica el paradigma de la prevención de la leishmaniosis canina en Españahttps://www.msd-animal-health.es
Please follow and like us:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *