pelos de perro

Cómo dejar la casa libre de pelos de perro

La gran mayoría de perros, en mayor o menor medida, van liberando pelos por casa. Podemos encontrar pelos en el suelo pero también en sofás, encimeras, muebles y hasta por lámparas.

Los pelos llegan a ser un gran problema, tanto así, que se convierte en una de las opciones por las que plantearse tener o no perro en casa. ¿Sorprendido? Pues créenos cuando te decimos que de primera mano nos han llegado mensajes de “ya no puedo tener más a mi perro porque suelta demasiado pelo“.

Son casos aislados, sorprendentes pero, desafortunadamente, reales. Somos conscientes de que el problema de la caída del pelo del perro se convierte en serio en muchos hogares, por eso, hoy quiero traerte una serie de tips para evitar que el pelo de tu perro se convierta en un gran problema en tu casa:

  • Cepilla a tu perro diariamente. El cepillado diario de buena mañana de tu perro permitirá eliminar gran parte de pelos y células muertas así como suciedad que luego no caerá en cualquier sitio de tu casa. Además, durante el cepillado estás reforzando vuestro vínculo. Convierte el cepillado en tu rutina diaria y notarás un cambio radical en la caída de pelos de tu perro en casa.
  • Ojo a los textiles. Con un perro en casa que suelta pelo de forma contante huye de alfombras de pelo o lana y apuesta por alfombras de bambú, por sofás que atrapen pelos y cámbialos por sofás de piel o por textiles que en definitiva complican mucho más la labor de limpieza.
  • Y hablando de limpieza: olvida el cepillo de barrer o escoba que suele dejar una tercera parte de los pelos en la superficie y apuesta por robots de limpieza como Roomba. En Aspirame.es encontrarás numerosos modelos para tu hogar. En esta guía podrás conocer qué variedad de Roomba se adapta mejor a tu hogar.
  • No dejes que la falta de limpieza invada tu hogar. Una limpieza mínima semanal a fondo del polvo logrará llevarse detrás muchos pelos que puedan descansar en superficies más altas. Apuesta por trapos de fibras para que atrapen todo el polvo y pelos posibles y no espacies mucho la limpieza del hogar a fondo que puede derivar hasta en problemas de alergia para las personas que convivan con el perro.
  • Cuida la alimentación. Una alimentación sana cambiará radicalmente el aspecto y salud del pelo de tu perro. Una comida de baja calidad empeorará la salud de tu perro y se manifestará físicamente con un pelo áspero al tacto, sin brillo a la vista y con mucha tendencia a caer. Por contra, una comida de calidad, basada en ingredientes naturales, libre de químicos (aditivos como conservantes, colorantes, saborizantes, etc.) y libre de cereales reforzará el pelo de tu perro, brillará mucho más y se mantendrá fuerte y en su sitio, reduciendo mucho su caída.

Como ves, unos tips muy sencillos de seguir que podrán cambiar totalmente la situación de invasión de pelos por toda la casa.

Y tú, ¿tienes algún consejo más?

¡Comparte!

Deja un comentario