Las encías del perro: qué nos dicen de su salud

Perro con encías blancas, perro con encías inflamadas, perro con encías moradas… ¿Qué nos dicen las encías del perro sobre su salud?

La boca de un perro cuenta con 42 dientes que requieren para poder alimentarse, sin embargo, un perro que tiene encías enfermas puede llegar a perderlos, al igual que su calidad de vida y bienestar.

Las enfermedades de las encías pueden provocar graves problemas de salud y molestias a un perro, y en casos donde no se trata, podrían presentarse graves complicaciones.

Por lo tanto, es importante conocer y detectar las enfermedades en las encías, a fin de poder alcanzar los problemas previamente y evitar complicaciones en un futuro.

¿Qué causa la enfermedad en las encías de un perro?

Las bacterias son las principales causas de las enfermedades en las encías, también denominadas como enfermedades periodontales.

Estas bacterias son por varios factores como: restos de alimentos, saliva, y otras partículas. A esto se le conoce como placa bacteriana.

Cuando estas bacterias atacan, el sistema inmune del perro va a intentar eliminar la placa con la liberación de enzimas, sin embargo, podrían romper el tejido que protege las encías.

Por ello, se ocasiona la inflamación de las mismas y, cuando eso ocurre, es importante que se trate con un profesional.

Los perros no pueden lavar sus dientes por su cuenta, por lo que es común que la acumulación de placa surja, favoreciendo alguna enfermedad.

Los primeros síntomas de estas enfermedades pasan desapercibidos, porque el perro no puede avisar de lo que sucede e intentará ocultar sus molestias.

Sin embargo, existen indicios que se deben tener en consideración para mantenerlo saludable y, por eso, el adoptante siempre debe estar muy alerta.

Síntomas de la enfermedad de las encías en perros

Examinar la boca del perro de manera constante, en busca de los primeros síntomas de una enfermedad en sus encías es importante.

El mal aliento es uno de los más evidentes, pero también pueden presentarse otros como, por ejemplo, encías enrojecidas, hinchadas o sangrantes y con acumulación de costra.

Además de presentar sarro de color amarillento y babeo excesivo.

De igual manera, el perro podría manifestar cambios en su comportamiento.

Según el tiempo que lleves familiarizado con tu mascota, puedes conocer sus hábitos y percibir si se encuentra con problemas para morder los alimentos, hace ruidos al comer, entre otros.

Por lo tanto, es posible que encuentres sangre dentro de su bebedero, en sus juguetes habituales o que produzca mucosidad y salivación.

Si el perro muestra los síntomas antes mencionados, lo primordial será acudir rápidamente a un centro veterinario.

En algunos casos se podrá solicitar por parte del especialista una radiografía dental, con el fin de determinar si se encuentran bacterias debajo de la encía y así conocer la magnitud del problema.

Importancia de conocer las encías de los perros

Las encías de los perros pueden dar indicios de diversas enfermedades, que de no prestarles importancia, pueden acarrear graves consecuencias.

Entre algunas enfermedades que pueden manifestar las encías, están:

  • Anemia.
  • Intoxicación.
  • Hemorragias internas.
  • Falta de oxígeno.
  • Golpes de calor.
  • Deshidratación.
  • Infartos cerebrales.

Observa el color de las encías en el perro

La higiene bucal juega un papel fundamental en los perros.

Muchas enfermedades pueden transmitirse mediante la vía oral, por lo que mantener sana la boca de la mascota es esencial.

El color de las encías de un perro puede decir mucho sobre su salud, por lo tanto, conocer el significado de los colores puede ayudar a determinar si existe algún problema.

Antes de conocer el color de las encías de un perro, es necesario que los adoptantes conozcan las formas correctas de determinar la tonalidad y cómo hacerlo sin incomodar al perro.

encías del perro

Investiga el color de las encías cuando el perro goce de buena salud

Todos los perros cuentan con encías que pueden variar de color.

Cuando esto sucede, puede ser que se deba a una enfermedad o carencia.

Por ello, el adoptante no debe esperar a que el perro esté enfermo para determinar qué sucede, sino que es momento de hacer chequeos previos con el médico veterinario de confianza.

Comprobar que el color de la encía no está alterado

En ocasiones las encías se tornan blancas, pero esto no quiere decir que se deba a una enfermedad, debido a que es normal a que bajen de tono.

Esto quiere decir que, si palidecen las encías, podría ser por ninguna causa determinada.

Investiga las manchas en las encías

Algunos perros pueden presentar manchas de tonos marrones en la encía y también en su lengua, de ser así, no debes alarmarte; es algo normal.

Lo poco común sería que aparezcan y desaparezcan, por lo que se debes prestar atención en ese sentido a su mascota.

Importante: Las encías sanas de un perro deben ser húmedas y lisas. En caso de presentar protuberancias, que estén secas, pegajosas y rugosas, puede deberse a una posible enfermedad.

El color de las encías de los perros

Las diversas tonalidades que pueden manifestar las encías de los perros, son estas:

Encías blancas

Las encías pueden adoptar estas tonalidades y puede deberse a una amplia selección de opciones, entre ellas están:

  • Anemia.
  • Babesiosis.
  • Intoxicación.

Aunque ninguna de estas enfermedades puede causar la muerte de un perro si son tratadas a tiempo, se debe prestar gran atención ante el cambio de color en las encías por precaución. 

Encías pálidas

Las encías de este tono parecen haber perdido su color pero, aunque no se llegan a ver totalmente blancas, pueden llegar a indicar hemorragias, golpes internos y una presión arterial baja, que deben ser tratadas por un veterinario.

Encías rojas intensas

Si el perro presenta encías con esta tonalidad, puede estar sufriendo un golpe de calor, por lo que se deberá mantener constantemente hidratado para evitar complicaciones.

Encías amarillas

El amarillo representa la ictericia, lo que es un aumento en la bilirrubina que, si bien no es grave, tampoco es normal, por lo que es importante controlarlo.

Encías azules

Las encías de este color denotan una peligrosa falta de oxígeno en la sangre.

No se debe dudar en acudir rápidamente a un veterinario, debido a que esto puede llegar a ocasionar un infarto cerebral y/o aneurisma en el perro.

Nota: Las encías pueden decir mucho más de la salud de un perro de lo que piensan los adoptantes.

Por lo tanto, es esencial conocer los detalles de cada tonalidad que pueda manifestar en sus encías, para poder estar preparado ante cualquier inconveniente y así actuar con mayor rapidez.

Enfermedades de encías habituales en los perros

Las enfermedades que se asocian a las encías de los perros, por lo general, suelen afectar a los que son mayores de tres años.

Aproximadamente un 70% de los perros llega a sufrir de periodontitis en casos extremos debido al sarro. 

Las patologías más graves en las encías de un perro pueden llegar a provocar la pérdida de los dientes.

Una de las enfermedades más habituales que ocasionan este inconveniente se conoce como periodontitis, que provoca una grave inflamación de las encías, la cual puede hacer que los dientes se caigan por la acumulación de placa en la boca del perro.

Las enfermedades periodontales son las patologías más fáciles de esconder en sus inicios, es decir, sus síntomas comienzan a manifestarse tiempo después debido a la placa excesiva.

Algunos síntomas son mal aliento, e incluso hay momentos donde se presenta sangrado y dolor mientras el perro mastica.

encías perros

Fases de la periodontitis en perros

Las periodontitis en los perros, atraviesa tres diversas fases patológicas que son:

Gingivitis o inflamación de las encías

Este tipo de inflamación en las encías de un perro puede provocarse por la excesiva acumulación de la placa bacteriana en la boca del animal.

Es la fase más leve que puede solucionarse con constantes cepillado, tanto en la boca como las encías, con el fin de lograr eliminar el exceso de la placa.

Periodontitis moderada

La periodontitis moderada es la aparición de las bolsas periodontales que se encuentran rellenas de pus, retraen las encías y favorecen a que comience la movilidad de los dientes que se ven afectados.

Periodontitis severa o piorrea

Esta última fase es la más grave de la fase gingival de un perro.

En ella, comienza la pérdida de los dientes, la excesiva acumulación de pus en las encías, mal aliento y molestias constantes.

La piorrea es el estado más avanzado que se deriva hacia patologías que afectan al hígado y riñón del perro.

Importante: Los perros no tienen las mismas capacidades para manifestar sus molestias al igual que las personas, pero esto no quiere decir que no sientan.

Por lo tanto, es responsabilidad de cada adoptante revisar constantemente la salud bucal de su perro, a través de chequeos anuales con un veterinario, para descartar posibles molestias.

Señales para detectar el dolor en las encías de un perro 

Por lo general, existen señales que alertan del dolor en las encías del perro, entre ellas está el sangrado durante las comidas, pérdida constante de apetito y cambios al momento de comer.

También se pueden observar que mastican solo con los dientes de un lado o se sienten inapetentes frente a su alimento.

Es por esta razón que, al detectar los primeros síntomas de la enfermedad, se debe acudir rápidamente al veterinario para evitar consecuencias graves, como la pérdida de los dientes.

Pautas para cuidar las encías del perro

Las encías son igual de importantes que otra parte del cuerpo del perro y por eso es importante protegerlas.

Para ello, la higiene bucal es una de las formas más sencillas de hacerlo. Esto se hace con cepillados dentales desde cachorros, con productos específicamente presentados para los perros. 

La placa bacteriana es el principal enemigo de la encía de todo perro, además del cepillado dental escaso.

Por ese motivo, es de vital importancia hacer visitas periódicas al veterinario para realizar limpiezas bucales más a fondo.

  • Productos adecuados: Existen diversos productos destinados al uso de los perros, entre ellos se pueden encontrar las pastas de dientes para perros, enjuagues bucales, diversos cepillos de dientes, entre otros. Además del cepillo de dientes convencional, se puede hacer uso del dedal de tela para poder eliminar el sarro.
  • Piensos: Además de la higiene, los piensos de buena calidad también son excelentes aliados para mantener sanas las encías del perro. En la actualidad, existen diversos piensos de gama alta que se encuentran formulados, para lograr cubrir las necesidades orales del perro. De esta manera, se evita la aparición del sarro y las patologías gingivales caninas que se acumulan dentro de los dientes.

Por otra parte, suministrar vitaminas A y C, las cuales están presentes en varios alimentos y frutas, pueden ayudar a mantener la boca del perro mucho más sana.

Algunas curiosidades de la boca de un perro

  • En los perros, el sarro que se acumula en su boca es diferente al de los humanos debido a que suele formarse en zonas más externas a los dientes, a diferencia de los seres humanos donde la acumulación se produce en la parte interior de los dientes.
  • La boca del perro está compuesta por una gran cantidad de bacterias, igual al de las personas. Por lo tanto, cuando un perro muerde a un humano, existe un mayor riesgo de contagio por infección ante la acción de las bacterias que por la lesión en sí.
  • Las consultas odontológicas más comunes a las que asisten adoptantes con su perro, se deben al mal aliento. Este es un problema más frecuente en perros pequeños y se produce como consecuencia de la excesiva acumulación de placa y sarro, debido a la higiene incorrecta.

Conclusión

Las encías de los perros pueden mostrar más de lo que muchos adoptantes creen, sin embargo, las consultas veterinarias pueden revelar situaciones que a simple vista el adoptante no puede apreciar.

Por otra parte, aunque las encías de los perros pueden variar en sus tonalidades, existen razas como los Chow Chow, Akita Inu y los Shar Pei que tienen encías y labios con tonos más azulados o negruzcos, pero que no quiere decir que se encuentren enfermos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.