Abrigos y chubasqueros para perros: ¿Cuándo sí y cuándo no?

Cuando llega el otoño y sobre todo el invierno llega también la temporada de frío y lluvias.

Por tanto, muchos adoptantes, sobre todo aquellos que viven en zonas más frías y lluviosas, se plantean el uso de abrigos para perros con el fin de que tu mascota pueda salir tranquilamente y sin riesgo a un resfriado.

Así como los humanos sienten frío, los perros también lo sienten.

Es importante no olvidar tener en cuenta que depende de la raza, habrá perros que necesiten abrigarse para salir a caminar o simplemente al salir de casa si la temperatura es muy baja y desagradable.

Como hemos comentado, hay razas de perros originarias de climas cálidos cuya capa de pelo no está adaptada a un clima frío como puedan ser los Huskies, así que es importante tener en cuenta plantearse abrigarle con ropa.

También, la edad del perro puede jugar en su contra.

Los perros más mayores que suelen sufrir de artritis y artrosis necesitan salir más abrigados para evitar agravar sus molestias.

Estamos hablando no de lucir abrigos por estética, sino de aprovechar un recurso para mejorar la calidad de vida de nuestros perros.

¿Cómo ayudar a los perros a un cambio de clima?

Como mencionamos, algunas razas son ideales para climas cálidos o climas donde el calor predomina, pero si hay algún tipo de cambio, la mejor manera de ayudarlos es con abrigos

Cuando un perro acostumbrado a vivir en una zona cálida pasa a una zona fría, necesita que su cuerpo se adapte a esa nueva temperatura, por lo que es casi obligatorio usar un abrigo.

Igualmente pasa con el cambio de estaciones.

Si el perro vive en zonas lluviosas también hay que plantearse el uso de chubasqueros. 

Todos los perros aman correr y salir a caminar, pero con un clima lluvioso es un poco difícil.

Sin embargo, gracias a los chubasqueros para perros, el perro podrá tener una vida normal como cualquier otro perro. 

Nota: Los perros necesitan ser cuidados en todos los sentidos y el frío o el calor debe ser algo que no se puede dejar pasar por alto.

El adoptante responsable del perro, debe procurar que su mascota esté bien.

Importancia de la ropa en los perros: abrigos y/o chubasqueros

Las razas que más sufren con el frío son aquellos perros que tienen el pelaje muy corto, los que son pequeños y cuya raza es originaria de países cálidos.

De igual manera, si el perro es cachorro o tiene más de 10 años, el clima fácilmente podría afectarles por lo que necesitan tener un abrigo. 

Es importante añadir que no todos los perros disfrutan usando ropa, debido a que nunca se han acostumbrado a usarla.

Sin embargo, hay casos o situaciones donde se obliga su uso.

Para ello, es recomendable que el adoptante, desde que el perro es cachorro, le coloque ropa para que se adapte.

Así, cuando verdaderamente sea necesario usarla, el perro no sentirá estrés y podrá salir tranquilo de casa. 

Es más, ¡te lo va a pedir!

Perros y cambios bruscos de clima ¡Cuidado!

En días fríos, las personas tienen el hábito de colocarse una chaqueta para afrontar el cambio de clima que espera del otro lado de la puerta.

En ese sentido, es importante que esa misma conducta se traslade al perro que lo necesita.

Un perro quizás puede resistir el frío mejor ya que el pelo que tiene le sirve de abrigo, pero el gran problema está en el cambio brusco de temperatura, el cual puede afectar su salud, por ejemplo, causarle problemas respiratorios.

Todo esto no quiere decir que el perro debe tener puesto el abrigo todo el día, eso podría causar el efecto contrario, es decir, provocarles un exceso de calor.

Es importante añadir que los perros no sudan por la piel, lo hacen través de las almohadillas de sus patas, puesto que no tienen las mismas glándulas que hacen sudar a los humanos.

También lo hacen a través del jadeo expulsando calor a través de su boca.

En ese sentido, no saben manifestar que tienen calor y el adoptante puede no darse cuenta. 

Por lo tanto, es importante usar los abrigos para perros, sólo cuando sea necesario. 

Nota: La mayoría de los perros no necesitan llevar puesto un abrigo, pero cuando son pequeños o tienen poco pelo, es necesario tener cuidado. 

Sin embargo, si hace mucho frío, por debajo de 10 grados, es importante protegerlos del cambio brusco de temperatura. 

¿Cómo saber si un perro tiene frío?

Cuando un perro tiene frío, manifiesta algunos signos físicos que ayudan a que el adoptante reconozca que necesita calor. 

  • Temblores.
  • Cansancio o somnolencia.
  • Respiración y movilidad un poco más lenta.
  • Piel seca.

Recomendaciones para proteger a un perro del frío

  • Colocarle una manta para que pueda acurrucarse fácilmente. Preferiblemente que la manta este junto a su camita. 
  • Si en la casa hay calefacción, colocar su cama cerca. 
  • Si llega el momento de pasear, ponerle un abrigo y/o chubasquero. Ambos lo protegerán del frío y también de la lluvia. 
  • Procurar que los paseos a la calle sean a primera hora de la tarde, debido a que muy temprano y en la noche es donde las temperaturas bajan. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.