Deshidratación en perros: cómo identificarla

Conocer qué es la hidratación y la deshidratación en perros y cómo tratarla, es un tema fundamental que todos los adoptantes deben dominar, sobre todo cuando llega el verano, momento en donde los perros más agua necesitan. 

Por ese motivo, cuando se acerca la época de calor, es momento de estar muy atentos e ir observando ciertos síntomas o signos característicos de la deshidratación en los perros, debido a que, si está deshidratado, es necesario actuar. 

Deshidratación en perros y síntomas

La deshidratación en perros consiste en la pérdida de líquidos y electrolitos, que son los responsables de las múltiples funciones del cuerpo, por ejemplo, algunos electrolitos son calcio, fósforo, potasio y magnesio.

La pérdida de estos ocasiona que el cuerpo de un perro se descompense y puede traer consecuencias diferentes, dependiendo del porcentaje de la deshidratación. 

Síntomas de la deshidratación

Los perros cuando están deshidratados pueden manifestar diferentes síntomas que para el adoptante son fáciles de detectar.

Algunos síntomas, son:

  • La saliva se vuelve más espesa y pegajosa.
  • Sus encías se secan, al igual que sus labios y su boca.
  • La orina puede en algunos casos tornarse de un color más oscuro. Este es uno de los signos más evidentes de la deshidratación. 
  • Sus ojos se observan hundidos.
  • Jadea mucho.
  • Se encuentra cansado con fatiga o debilidad.
  • Presenta vómitos y náuseas.
  • Puede llegar a desmayarse.
  • Irritabilidad.
  • Sequedad de la piel. 

Consejos para evitar la deshidratación en el perro

Si notas que tu perro tiene algunos de los síntomas anteriormente expuestos, lo primero que se recomienda es mantener la calma.

Existen soluciones y muchas maneras para poder controlar y evitar la deshidratación en perros a tiempo. 

  • Lleva siempre suficiente agua fresca, limpia y ofrécesela a tu perro en un lugar fresco. Esto, sobre todo, para los largos paseos o en momentos de mucho ejercicio. 
  • Si tienes alguna bebida hidratante, casera o comprada en el supermercado, también puede ser de gran utilidad en algún momento. 
  • El caldo de pollo es una excelente opción, debido a que le ayudará a consumir agua y, por supuesto, le encantará. Recuerda no agregar sal ni condimentos, le podría sentar mal.
  • Cuando hace demasiado calor, una muy buena recomendación es ofrecerle al perro cubitos de hielo. Esta opción también puede hacerse con caldo de pollo o carne, para que no solo se refresque con el frío del hielo, sino que coma algo nutritivo. Esto es algo que les encanta cuando hace calor y les ayuda a mantenerse hidratados.
  • Busca siempre un lugar cómodo para tu mascota, en donde esté tranquilo bajo la sombra para protegerse del sol y el calor.
  • Es recomendable llevarlo de paseo en horas de la mañana y al final de la tarde, para evitar los momentos de sol intensos y, por supuesto, la deshidratación.
  • Es importante que el perro tenga total acceso al agua cada vez que quiera. Para ello, se recomienda colocarles bebederos en diferentes lugares de la casa, lejos del sol y del calor. 

Nota: No es de alarmarse si el perro consume más líquido que alimento en temporadas de calor.

Cuando el clima es muy caluroso, las ganas de jugar o de correr disminuyen y, por eso, no necesitan de la energía que les suministra la comida.

En estos casos, los perros prefieren descansar del calor. 

deshidratación en perros

¿Cómo tratar en casa a un perro deshidratado con un suero casero?

En cualquier farmacia o algunos supermercados se pueden encontrar bebidas ideales para la hidratación de nuestro amigo peludo.

Si no te pilla bien adquirir estos recursos, se puede realizar un suero casero con ingredientes muy sencillos y fáciles de encontrar.

Los ingredientes necesarios, son:

  • Agua mineral natural (un litro).
  • Azúcar (3 cucharadas grandes).
  • Sal (una cucharada pequeña).
  • Bicarbonato sódico (½ cucharadita).
  • Jugo de medio limón.

Modo de preparación:

  • Hervir el agua.
  • Cuando el agua hierva, se apaga y se coloca en un recipiente. No debe ser de plástico. 
  • Con el agua en el recipiente, se le añaden los ingredientes y se mezclan bien. 

Este suero casero será el agua que va a tomar el perro, pero solo por 24 horas.

Una vez que pase ese tiempo, es necesario eliminar lo que el perro no haya bebido. 

Nota: Si tu perro presenta una enfermedad gastrointestinal o renal, necesita más cuidados en cuando a la hidratación.

Si es tu caso, lo importante y responsable, es contactar de inmediato al veterinario.

¿Por qué es tan importante mantener el agua limpia y fresca del perro?

El agua es de vital importancia debido a que facilita la circulación, la digestión y elimina los residuos del cuerpo.

Ésta proporciona una base para todos los procesos del organismo, su buen funcionamiento y ayuda a la regulación de la temperatura.  

Si tu mascota está bien hidratada y consume la cantidad de agua necesaria (limpia y fresca), todos sus nutrientes estarán en buenas condiciones y será un perro muy saludable y fuerte.

  • Bacterias

Las bacterias pueden fácilmente formarse en el bebedero y, por eso, el agua fresca es vital para evitarlo.

Aunque el bebedero solo tiene agua, es también necesario limpiarlo para evitar la presencia de hongos y otras bacterias que puedan significar un peligro para el perro. 

  • Si no está fresca, muchos perros no beben:

Los perros no consumen agua si está sucia o no está fresca.

Incluso, muchos pueden darse cuenta si el agua tiene algún producto químico.

Por lo tanto, si por alguna razón el perro no bebe agua, podría deshidratarse. 

  • Enfermedades por agua estancada:

Si el agua no está limpia y fresca es muy fácil que se ensucie y tenga bacterias y esa es la causa principal de algunas enfermedades del tracto urinario, problemas renales, trastornos gastrointestinales, entre otros. 

  • Pérdida de nutrientes:

El agua cuando se deja mucho tiempo al aire libre, pierde el oxígeno.

Este agua estancada perdería todos sus nutrientes, por lo tanto, al no ser un agua limpia y fresca, el perro no tendrá los nutrientes que normalmente el agua fresca le daría. 

¿Cuánto agua debe beber un perro al día?

Para saber la cantidad de agua exacta de agua que un perro necesita, es importante considerar los siguientes factores:

  • Tamaño del perro: Los perros deben beber entre 50 y 60 mililitros de agua por kilo peso. Por ejemplo, un perro de 10 kilos de peso debería beber alrededor medio litro de agua al día.
  • Tipo de comida: Si el perro acostumbra a comer pienso seco, necesitará más agua que aquellos que comen alimentos húmedos. 
  • Cachorros: Si son perros cachorros, necesitan tomar aproximadamente, cada dos horas, media taza de agua. 
  • Ejercicio diario: Si el perro se ejercita con mucha frecuencia, la ingesta de agua debe ser mayor.
  • Época del año: La época del año más caliente es donde el adoptante debe estar más alerta y atento para que a su perro no le falte suficiente cantidad de agua.

Nota: Todos los perros necesitan beber suficiente agua al día. Por ejemplo, los perros de avanzada edad, el 60% de su peso es agua. En ese sentido, no tomar la cantidad suficiente les podría afectar mucho en su salud. 

Errores habituales que deben evitarse al momento de hidratar a un perro 

Muchas veces, por desconocimiento, los adoptantes no saben bien cómo hidratar a su perro y caen en errores que se deberían y se pueden evitar. 

Algunos errores para evitar la deshidratación en perros, son: 

  • Darle de beber demasiada agua. Esto se debe a que hay una falsa creencia de que si beben más agua es mejor, porque orinan más pero esto podría ocasionar enfermedades infecciosas y/o hormonales.
  • Exponerlos al sol en horas de extremo calor.
  • Dejarlos dentro del coche, aunque sea con las ventanas abiertas. Este nunca debe hacerse ni siquiera en los días de frío. 
  • Ejercicio en exceso a horas de medio día.
  • No lavar el envase o bebedero, y colocar agua nueva sin previamente cambiar el agua que ya tenía.
  • Usar bozal por mucho tiempo puede ser contraproducente para los perros, sobre todo, en temporadas de extremo calor. El bozal impide algunas veces el paso de aire y, si el perro se encuentra deshidratado, es muy importante retirarle el bozal, ofrecerle agua y un buen descanso.
  • El agua del grifo puede contener aditivos que son dañinos para la salud del perro. Esta puede contener cloro, plomo, flúor, entre otros. Por eso se recomienda que sea agua mineral. 
deshidratación en perros

Los golpes de calor y la deshidratación en perros

El golpe de calor en perros ocurre cuando hay un aumento en su temperatura corporal, superior a los 40,5 grados centígrados.

Si no se controla la temperatura del perro, los órganos podrían fallar y su corazón pararse ocasionándole la muerte en pocos minutos.

Los perros no sudan para regular su temperatura, ellos en sus patas tienen glándulas sudoríparas que los ayudan un poco a esa regulación tan importante.

Cuando es necesario regular la temperatura de su cuerpo, lo hacen a través de la respiración rápida, dejando su boca abierta y su lengua hacia afuera.

Por tanto aquí, la deshidratación en perros que sufren golpes de calor se da de forma inmediata.

Todos los perros son susceptibles al golpe de calor, pero hay algunos que son más propensos:

  • Razas de pelo largo.
  • Perros jóvenes o muy mayores.
  • Razas braquiocefálicas, como el carlino, el bóxer, y otros perros de caras chatas.
  • Perros que tengan sobrepeso.
  • Con enfermedades respiratorias o cardiacas. 
  • Perros de trabajo y de caza
  • Perros que son muy activos.

Intoxicación por agua en los perros

Si un perro bebe mucha agua, eso hará que se diluyan los fluidos corporales y puede ocurrir también la disminución de los niveles de sodio.

Recordemos que el sodio es el encargado de la presión arterial, la función nerviosa y muscular. 

La intoxicación por agua sí ocurre, pero no es tan frecuente, sin embargo, es importante tomar cuidado para evitar que suceda y pueda ser algo grave o fatal para los perros. 

Cualquier perro puede estar en riesgo de una intoxicación por agua, pero más riesgo corren los que disfrutan de nadar o de estar en el agua directamente. Esto se debe a que, al nadar, pueden ingerir agua involuntariamente. 

Esta intoxicación es algo que puede ocurrir en cualquier perro, pero en los que son de razas pequeñas, los síntomas podrían apreciarse mucho más rápido porque demora menos tiempo que el agua en exceso, se acumule en su cuerpo. 

Algunos síntomas de la intoxicación del agua, son:

  • Pérdida de coordinación.
  • Letargo.
  • Hinchazón.
  • Pupilas dilatadas. 
  • Náuseas.
  • Vómitos. 
  • Salivación excesiva.
  • Ojos vidriosos.

Cuando la intoxicación por agua es muy severa, el perro puede presentar síntomas, como:

  • Colapso.
  • Dificultad para respirar.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de conciencia. 
  • Muerte. 

Nota: Cuando un perro se intoxica por agua, podría estar en peligro su vida.

En ese sentido, es muy importante que el adoptante esté alerta si su perro ha estado jugando con agua o bebe agua de algún lugar que podría estar contaminado.

Por lo tanto, ante la presencia de alguno de los síntomas antes expuestos, es necesario tomar acción rápidamente con el médico veterinario para que se inicie con el tratamiento necesario. 

¿Es posible que ocurra la toxicidad del agua salada?

Si los perros frecuentan el mar pueden tener riesgo de tragar mucha agua salada, sobre todo, si hay muchas olas y si no tienen agua fresca para mantenerse hidratados.

Al no tener agua, podrían beber del agua del mar de manera voluntaria para calmar su sed. Esta intoxicación es llamada intoxicación por sal. 

Para reconocer que un perro tiene esta condición, es importante observar si presenta alguno de los síntomas, como la presencia de diarrea y vómitos. 

Es importante que los adoptantes conozcan que la intoxicación por sal es algo que puede progresar muy rápido, y eso podría llegar a manifestar síntomas neurológicos.

Algunos de esos síntomas son convulsiones, depresión progresiva, pérdida de coordinación e inflamación cerebral que puede ser muy grave.

Por tanto, llevar siempre agua encima limpia y fresca, evitará estos incidentes y problemas de deshidratación en perros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.