Carritos para perros, un accesorio muy útil para perros mayores o con problemas

Es probable que últimamente te hayas encontrado en esta situación: vas paseando por la calle y ves a una persona empujando lo que parece un carrito para bebés, pero sin embargo te das cuenta de que en vez llevar a un bebé, lo que hay dentro es un perro.

Creo que la primera reacción que tenemos todos es similar: ¿el mundo se está volviendo loco? 

No obstante, la realidad es muy distinta a esta primera impresión, ya que estos accesorios, lejos de ser un capricho o una nueva moda absurda, cumplen una función muy útil: mejorar la calidad de vida de perros con problemas de movilidad

Al igual que pasa con las personas, por muchos motivos (edad avanzada, operaciones, enfermedades) puede que un perro tenga problemas para andar y no pueda pasear por sí mismo.

Pues bien, gracias a los avances tecnológicos y a la mayor sensibilización que (afortunadamente) existe a día de hoy en todo lo relativo a nuestras mascotas, podemos decir que es un problema que hoy en día tiene solución. 

En este artículo vamos a comentar las principales características y ventajas de este nuevo accesorio para mascotas. 

¿Qué es un carrito para perros y para qué sirve?

Un cochecito o carrito para perros es un accesorio que nos va a permitir transportar a nuestro perro, similar a los carritos que utilizamos para llevar a los bebés de un sitio a otro cuando son demasiado pequeños y todavía no saben andar.

Es un accesorio con el que podemos transportar a nuestro perro de forma fácil, cómoda y segura, tanto para ellos como para nosotros, ya que no es más que un carrito con ruedas que incorpora una barra para que podamos empujarlo. 

Este accesorio fundamentalmente tiene una finalidad: nos permite poder sacar a pasear a nuestro perro independientemente de los problemas de movilidad que tenga.

Si has tenido perros a lo largo de tu vida, seguro que alguna vez has sentido una gran tristeza al ver que tu perro no podía moverse y no podía salir de casa, o bien por algún problema concreto de movilidad o a causa de la edad.

Pues gracias a los cochecitos para perros esto ya no tiene por qué ocurrir más, tu perro va a poder seguir disfrutando de los paseos y el aire libre sin necesidad de sufrir o de cansarse. 

Ventajas e inconvenientes de un cochecito para perros

Es cierto que este accesorio también es utilizado por algunas personas, aunque de forma muy minoritaria, con una finalidad lúdica y estética, sobre todo, con razas de perro pequeñas.

Creemos que no es lo adecuado, ya que un perro sano y sin problemas de movilidad debería pasear, correr y hacer ejercicio por sí mismo, sin utilizar un carrito para perros. 

A continuación, vamos a enumerar las ventajas que puede aportar un carrito para perros:

  • Principalmente, un carrito para perros tiene la ventaja de poder sacar a pasear a perros con problemas de movilidad, utilizándose normalmente como solución para perros discapacitados, para perros parapléjicos, para perros que han sido operados y que deben estar un tiempo sin hacer ejercicio, para perros con problemas en las articulaciones como artritis, artrosis, etc… o incluso perros con problemas de displasia de cadera.
  • Otra ventaja que tiene este accesorio es que se puede utilizar para sacar a pasear a perros mayores con dificultades para andar. Ellos también se merecen poder seguir saliendo a la calle a pasear, y con un cochecito para perros podrás sacarlos siempre que quieras, algo que agradecerán enormemente. 
  • Son una muy buena opción para llevar a tu perro a sitios públicos, como por ejemplo al veterinario: supone mucho menos esfuerzo que llevarlo en un transportín, siendo más cómodo tanto para tu perro como para ti, y además una vez en el veterinario evitarás posibles problemas con otros animales hasta que entres a la consulta, al no estar suelto.
  • Para los amantes del deporte existe una ventaja adicional, y es que al igual que algunas personas lo hacen con el carrito para bebés, puedes utilizarlo para ir a correr o montar en bicicleta con tu perro sin que se canse.
carritos para perros

Los carritos para perros fundamentalmente tienen un inconveniente: son voluminosos y ocupan bastante espacio, por lo que necesitarás espacio en casa para guardarlos, aunque también existen modelos totalmente plegables que minimizan el espacio que ocupan, por lo que si te decides por un carrito para perros es recomendable que se pueda plegar.

Si te decides a comprar un carrito para perros, aparte de intentar que sea plegable, te recomendamos que fundamentalmente tengas en cuenta dos aspectos:

  • El tamaño, ya que debes comprar un carrito lo suficientemente grande como para que tu perro pueda sentarse y tumbarse de forma cómoda dentro
  • Las ruedas, ya que dependiendo del uso que le vayas a dar necesitarás unas ruedas u otras: para usarlo en ciudad es suficiente con unas ruedas pequeñas, pero para el campo se recomiendan ruedas grandes y resistentes, así como multidireccionales.

Si quieres ampliar información acerca de los carritos para perros, en expertomascotas.com puedes encontrar guías y comparativas acerca de este y muchos otros accesorios para perros.

Tipos de carritos para perros

A la hora de comprar un carrito para perros, debes saber que existen diferentes opciones:

  • Carritos de paseo para perros: es similar al típico carrito para bebés, es decir, un carrito con ruedas que se empuja mediante una barra desde la parte trasera. Existen para todos los tamaños de perros: pequeños, medianos y grandes.
  • Carritos para perros dobles: son poco comunes, pero al igual que ocurre con los carritos para bebés, también existen carritos para pasear a dos perros a la vez, normalmente de diferente tamaño.
  • Carritos para bicicletas: permiten la posibilidad de enganchar el cochecito para perros en la parte de atrás de tu bicicleta, para que puedas disfrutar de la compañía de tu perro sin que se canse mientras montas en bicicleta.
  • Mochilas para perros: podemos decir que son una variante de los carritos para perros, ya que también existen en formato trolley o bolsa de viaje con ruedas. Se recomienda su uso sobre todo para viajes o para visitas a lugares públicos, como por ejemplo una visita al veterinario.

Carritos para perros grandes

Si has tenido perros, seguramente sepas que los perros grandes son los que suelen tener más problemas de movilidad, sobre todo, según se van haciendo mayores, ya que debido a su mayor peso cada vez les cuesta más esfuerzo levantarse, moverse y hacer ejercicio.

Es cierto que la mayoría de carritos para perros que existen en el mercado están pensados para perros pequeños y medianos, pero hay que señalar que sí existen carritos para perros de razas grandes: son cochecitos más amplios, resistentes y bajos, su altura es lo más baja posible para que tu perro pueda entrar y salir por sí mismo del carrito, sin necesidad de que tengas que cogerle en brazos. 

Carritos para bebés: ¿se pueden utilizar para perros?

Puede que a primera vista parezca que los carritos para bebés y para perros tienen muchas similitudes y que, aparentemente, podrían utilizarse indistintamente, pero nada más lejos de la realidad.

Aunque puedan parecer similares, no es recomendable utilizar un carrito para bebés como cochecito para perros, ya que son accesorios muy diferentes, diseñados con otros materiales y finalidades y, sobre todo, con medidas de seguridad totalmente distintas, ya que, por ejemplo, los cochecitos para bebés habitualmente no se cierran al 100% ni incluyen los arneses o correas de seguridad necesarios en los cochecitos para mascotas. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.