perro ladrador

El perro del vecino ladra excesivamente: cómo actuar

Que nosotros tengamos perro no significa que no nos molesten los ladridos del perro del vecino, ¿cierto?

Y es que los ladridos constantes de un perro llegan a crear ansiedad en muchas comunidades, que no pueden convivir de formar tranquila en su propio hogar.

Los ladridos contantes en un perro son un verdadero problema.

Tanto es así que no solo es denunciable sino que pueden llegar a quitarle la custodia del perro al vecino.

Sin embargo, antes de llegar a este punto, podemos hacer algo por él.

El perro que ladra de forma constante

Un perro que ladra de forma constante es un perro que tiene problemas.

Una cosa es ladrar y otra cosa es ladrar constantemente.

El ladrido es una forma de comunicación natural del perro, pero hay situaciones que llevan a que ese ladrido se descontrole por diferentes circunstancias.

Estas situaciones se originan por la soledad, el aburrimiento, el miedo o inquietud o por la raza en sí del perro.

Hay razas muy territoriales que usan su ladrido para avisar a los individuos del exterior que esa casa está protegida por él.

¿Cómo actuar con el vecino?

  1. Habla con tu vecino. Aunque estés muy enfadado, intenta hacerlo de forma amistosa y cordial ya que tu vecino puede ignorar que su perro tenga este comportamiento cuando se queda solo.
  2. No le juzgues. Acusar no lleva a nada. Puede que tu vecino ignore la forma de educar a su perro. Ayúdale recomendándole recursos tanto educativos como tecnológicos.
  3. Sugiérele soluciones. Desde llevar al perro a casa de un familiar o amigo cuando se vaya a trabajar y evite dejar al perro solo, a guarderías caninas o cuidadores caninos.
  4. Aporta pruebas. Graba sonidos o vídeos en los que se escuche al perro ladrar para que el adoptante sepa cómo os sentís el resto de vecinos.
  5. Recomiéndale la opción etológica. Si él como adoptante se ve incapaz de solucionar este problema, puedes recomendarle profesionales para que hagan el trabajo: etólogos, educadores caninos…

Una persona cívica hará todo lo posible para poner solución a este problema.

Pero en esta vida hay de todo, así que si encuentras un vecino poco colaborador y que no piensa en el bienestar general, aporta todas esas pruebas a la policía y pon una denuncia.

En ocasiones, solo las multas económicas hacen reaccionar a la gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.