Parto en perras: preguntas frecuentes

El parto en perras es un proceso natural que, en la mayoría de los casos, ocurre sin problemas. Sin embargo, es esencial estar bien informado y preparado para garantizar la seguridad y el bienestar de la madre y los cachorros.

Hay que entender las etapas involucradas para asegurarse de que todo vaya bien.

Guía sobre el parto en perras: desde la gestación hasta el postparto

Gestación:

  1. Duración de la gestación: La gestación de una perra dura aproximadamente 63 días, aunque puede variar ligeramente según la raza y el tamaño de la perra.
  2. Síntomas de embarazo: Algunos signos de que tu perra está embarazada incluyen cambios en el apetito, aumento de peso, aumento del tamaño del abdomen y comportamiento más tranquilo.
  3. Control prenatal: Es importante llevar a tu perra al veterinario durante la gestación para un seguimiento adecuado y asegurarte de que esté sana.

Preparto:

  1. Nido: Tu perra puede comenzar a buscar un lugar cómodo para parir. Proporciona una caja de parto limpia y tranquila con mantas y periódicos para que pueda hacer su nido.
  2. Temperatura corporal: Mide la temperatura corporal de tu perra a diario en la semana previa al parto. Una caída significativa (por debajo de 37.5°C) indica que el parto es inminente.
  3. Comportamiento: Tu perra puede volverse inquieta, lamerse excesivamente o buscar tu atención antes del parto. Estos son signos de preparación para el parto.

Parto:

  1. Inicio del parto: El parto generalmente comienza con la rotura de la bolsa amniótica y la aparición de líquido amniótico. Las contracciones seguirán y los cachorros nacerán.
  2. Tiempo entre cachorros: Puede pasar entre 30 minutos a 2 horas entre el nacimiento de cada cachorro. Asegúrate de que la madre esté cómoda y cuida de los cachorros recién nacidos.
  3. Asistencia: Normalmente, la madre se encargará de limpiar y estimular a los cachorros para que respiren. Si ves que un cachorro no está respirando o la madre no lo atiende, debes intervenir con cuidado.

Postparto:

  1. Limpieza: Asegúrate de que la madre limpie a sus cachorros y los amamante. La leche materna es esencial para su salud inicial.
  2. Cuidado de la madre: Proporciona una dieta nutritiva a la madre durante la lactancia. Debe tener acceso a agua fresca en todo momento.
  3. Control veterinario: Programa una cita con el veterinario para revisar tanto a la madre como a los cachorros en los primeros días después del parto.

Problemas en el parto:

  1. Distocia: Si el parto se detiene por más de dos horas entre cachorros o si la madre muestra signos de angustia, busca atención veterinaria inmediata.
  2. Cesárea: En casos de complicaciones graves, puede ser necesaria una cesárea para salvar a la madre y los cachorros.

Cuándo saber que ya ha parido todos los cachorros:

Es importante asegurarse de que la madre haya dado a luz a todos los cachorros. Puedes notar esto cuando:

  • La madre se relaja y deja de tener contracciones.
  • Ha pasado un tiempo razonable desde el nacimiento del último cachorro (generalmente unas 4 horas).
  • La madre se enfoca en cuidar a los cachorros y no muestra signos de incomodidad o malestar.

Si tienes alguna preocupación o duda durante el proceso de parto, siempre es mejor consultar a un veterinario para garantizar la salud y el bienestar de la madre y los cachorros.

parto en perras

Preguntas frecuentes sobre el parto en perras

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

La gestación de una perra dura aproximadamente 63 días, aunque puede variar según la raza y el tamaño de la perra.

¿Cómo puedo saber si mi perra está embarazada?

Algunos signos de embarazo incluyen cambios en el apetito, aumento de peso, aumento del tamaño del abdomen y un comportamiento más tranquilo. Un veterinario puede confirmar el embarazo mediante un examen físico o ecografía.

¿Qué debo hacer para prepararme para el parto de mi perra?

Prepara un lugar tranquilo y limpio para el parto, controla la temperatura corporal de la perra antes del parto y ten a mano el número de emergencia del veterinario.

¿Cuánto tiempo debe pasar entre el nacimiento de cada cachorro?

Por lo general, pueden pasar de 30 minutos a 2 horas entre el nacimiento de cada cachorro, aunque puede variar.

¿Necesito intervenir durante el parto de mi perra?

Normalmente, la madre se encargará de limpiar a los cachorros y estimular su respiración. Sin embargo, debes estar preparado para intervenir si un cachorro no está respirando o la madre no lo cuida adecuadamente.

¿Cuánto tiempo debe pasar antes de que pueda manejar a los cachorros recién nacidos?

Es importante dejar que la madre cuide a los cachorros y los amamante durante al menos las primeras dos semanas. Evita manipularlos en exceso para no perturbar la relación madre-cachorro.

¿Cuándo debo llamar al veterinario durante el parto?

Debes llamar al veterinario si la madre muestra signos de angustia, el parto se detiene por más de dos horas entre cachorros o si tienes alguna preocupación seria sobre la salud de la madre o los cachorros.

¿Cómo sé cuándo ha terminado el parto y todos los cachorros han nacido?

El parto se considera completo cuando la madre se relaja y deja de tener contracciones, ha pasado un tiempo razonable desde el nacimiento del último cachorro (generalmente unas 4 horas) y la madre se enfoca en cuidar a los cachorros sin mostrar signos de incomodidad.

¿Qué debo hacer después del parto para cuidar a la madre y a los cachorros?

Asegúrate de que la madre tenga una dieta nutritiva durante la lactancia, proporciónales un lugar tranquilo y limpio y programa una visita veterinaria para un control posparto.

¿Qué debo hacer si mi perra tiene dificultades durante el parto?

Si notas que la perra está experimentando dificultades graves durante el parto, como una distocia, debes buscar atención veterinaria inmediata para garantizar la seguridad de la madre y los cachorros.

Recuerda que cada perra es única, y es esencial estar preparado y atento durante el proceso de parto para garantizar la salud y el bienestar de la madre y los cachorros.

Siempre consulta a un veterinario si tienes preguntas o inquietudes.

Razas de perras con partos más complicados

Algunas razas de perras tienen una mayor tendencia a experimentar partos complicados debido a su conformación anatómica o tamaño.

Esto se debe a que las características físicas de ciertas razas pueden hacer que el parto sea más difícil o que haya una mayor probabilidad de distocia (dificultad en el parto).

Algunas de estas razas incluyen:

  1. Bulldog Inglés: Debido a su constitución fornida y cabezas grandes, las perras Bulldog Inglés a menudo tienen dificultades en el parto. La mayoría de las veces, se requiere una cesárea para garantizar un parto seguro tanto para la madre como para los cachorros.
  2. Bóxer: Los Bóxer tienden a tener crías más grandes en comparación con su tamaño, lo que puede resultar en partos difíciles. La distocia es más común en esta raza, y en algunos casos, puede ser necesario realizar una cesárea.
  3. Carlino (Pug): Los Carlinos tienen cabezas grandes y cuerpos compactos, lo que puede dificultar el parto. Las hembras de esta raza a menudo necesitan asistencia durante el parto.
  4. Bullmastiff: Debido a su tamaño y constitución robusta, los Bullmastiff pueden tener problemas en el parto, especialmente si los cachorros son grandes. Las cesáreas son comunes en esta raza.
  5. Dogo de Burdeos: Estos perros son grandes y musculosos, lo que puede llevar a dificultades en el parto. Las distocias son relativamente comunes, y las cesáreas pueden ser necesarias en algunos casos.
  6. Shih Tzu: Aunque son perros pequeños, las Shih Tzu tienen cabezas relativamente grandes en proporción a su tamaño corporal, lo que puede causar problemas en el parto. Las cesáreas a veces son necesarias.
  7. San Bernardo: Debido a su gran tamaño, los San Bernardo a menudo tienen partos complicados, especialmente si los cachorros son numerosos o grandes. Las cesáreas son comunes en esta raza.

Es importante destacar que no todos los individuos de estas razas tendrán partos complicados, y cada caso es único.

Sin embargo, si tienes una perra de una de estas razas o una raza con características similares, es esencial estar bien informado y trabajar en estrecha colaboración con un veterinario experimentado en reproducción canina para garantizar un parto seguro y saludable para la madre y los cachorros.

Please follow and like us:
error5
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *