Cómo cuidar un perro

Lo primero que se debe tomar en cuenta al momento de adoptar a un perro es que no solo significa llevarlo a casa y disfrutar de su alegría y presencia, es algo que va mucho más allá.

Muchas veces, por la emoción que significa tener un perro, los nuevos adoptantes no recuerdan lo más importante, su cuidado. 

Cuidar a un perro implica mucha responsabilidad y también dinero.

Por lo que el adoptante debe tomar en consideración si puede en tiempo y en presupuesto, hacerse responsable de un perro. 

Cuidados básicos que todo perro necesita

  • Visita al veterinario: 

Cuando se tiene un perro en casa, es una prioridad llevarlo al veterinario. Si el perro está sano, los demás en casa, también. 

La primera visita al veterinario es muy importante para conocer en qué estado se encuentra el perro, colocarle sus primeras vacunas y desparasitarlo.

Más tarde, se debe volver para la vacuna de la rabia y la colocación del chip. 

El experto en salud canina podrá brindarle al adoptante valiosos consejos para el cuidado general del perro.

Por lo tanto, el adoptante debe hacerle todas las preguntas que tenga durante la consulta. 

  • Cuidar su alimentación:

Todo perro necesita comer bien y equilibradamente.

Al tener una buena alimentación, tendrá buena salud, sobre todo, cuando son cachorros y se encuentran en plena etapa de crecimiento.

Para esto, es importante contactar al médico veterinario, quien, basándose en la raza, tamaño y peso del perro, podrá determinar la mejor dieta y su cantidad diaria. 

En cuanto a la frecuencia de las comidas, los cachorros comen tres veces al día, pero cuando llegan a la etapa adulta, pueden ser dos o incluso una sola vez. 

Nota: Algo que no se debe olvidar nunca, es que siempre tenga agua fresca a su disposición, especialmente, en días de calor. 

Si quieres ampliar información al respecto, en cosmomascota.com encontrarás varias guías de piensos para perros.

  • Pasar tiempo de calidad:

Todos los perros disfrutan de la compañía de sus adoptantes y también de jugar.

El adoptante debe cubrir esa parte de entretenimiento que el perro necesita.

cuidar un perro

Es una manera de demostrarle amor y cariño al perro.

Todo eso hará que el vínculo afectivo entre ambos, adoptante y perro, se fortalezca. 

  • Actividad física cada día:

Todos los perros necesitan realizar actividad física todos los días, pero algunas razas necesitan mucho más que otras.

Una manera de realizar actividad física con el perro es salir a hacer largos paseos, o salir a correr.

Los perros necesitan salir, explorar, oler… Es parte de su naturaleza canina.

Otra manera, es que el perro comparta y juegue con otros perros.

Para esto, es recomendable que el perro esté totalmente sano y esterilizado, así se pueden evitar algunos problemas. 

Importante: El adoptante debe disfrutar el paseo o la actividad física, tanto como su perro. Así, se puede convertir en una actividad divertida y esperada del día para ambos. 

  • Espacio del perro:

Todos los perros necesitan tener su propio espacio dentro de la casa, para poder dormir, comer y tener sus juguetes.

Se recomienda que sea un lugar seguro para el perro, con una temperatura agradable. Lo ideal es que sea un espacio fresco cuando hay temporada de calor, y cálido en temporada de frío. 

Es fundamental que el perro se sienta a gusto en su espacio, por lo que no se recomienda ubicarlo en lugares de la casa muy concurridos.

Debe ser un lugar tranquilo y lejos de las personas.

Por supuesto, debe tener su propia camita, alguna manta, y los juguetes que pueda morder sin problema. 

  • Darle una buena educación:

Un perro bien educado será feliz y su familia también.

Todos los perros necesitan ser educados, sino sería difícil convivir en la sociedad.

La educación es parte de la socialización que todo perro necesita. Se trata de obediencia y reglas, pero siempre con un reforzamiento positivo, es decir, sin gritarles ni castigarles.

Es importante tener autoridad, pero siempre con mucha paciencia y amor, para lograr ver buenos resultados. 

  • Salud del perro:

Cómo mencionamos en un punto anterior, las visitas al veterinario son imprescindibles para que un perro esté sano.

Por esa razón, es importante que los adoptantes estén siempre pendientes de observar algún cambio de actitud del perro; y más si ese cambio viene acompañado de algún síntoma persistente. 

  • Cuidar su higiene:

Todos los adoptantes deben preocuparse de la higiene de su mascota.

cuidados del perro

El baño debe ser frecuente, sobre todo si el perro sale mucho a la calle y se ensucia, siempre usando los productos adecuados para su pelaje y piel.

No olvidar el cuidado de uñas, oídos y dientes. También la higiene dependerá mucho de la raza del perro. 

  • Cuidarlo de objetos o situaciones peligrosas:

Los perros, sobre todo cuando son cachorros, son muy curiosos y exploradores.

Para ello, es necesario que el adoptante acondicione la casa, para evitar algún tipo de accidente o lesión.

Se debe tener especial cuidado con cables de electricidad, objetos de vidrio, productos de limpieza, barandas, escaleras, plantas, entre otros. 

Cuidar de un perro con niños en el hogar

La gran mayoría de las familias que deciden adoptar a un perro tienen niños.

Los niños son personitas que aman jugar, reír y divertirse, pero si hay un perro, hay que enseñarlos a ambos a convivir respetuosamente. 

El niño debe saber que el perro no es un juguete y, por el otro lado, enseñarle al perro a tratar bien al niño.

Es una cuestión de respeto mutuo. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.