Cómo quitar el olor a perro

Quitar el olor a perro se convierte en una necesidad prioritaria para los convivientes de un hogar, incluso, para las visitas.

El mal olor en los perros es un problema muy común, pero las causas pueden ser muy diversas.

Para muchos adoptantes, notar que su mascota comienza a emitir olores poco comunes puede ser delicado, y en muchos casos llega a ser así. 

Ciertamente, los olores pueden ser un problema que se asocia con la suciedad, el sudor e incluso con la presencia de hongos, pero es importante considerar que también puede deberse a un inconveniente en la piel, y por ello es necesario conocer un poco más al respecto. 

¿Por qué un perro puede oler mal?

Tal y como hemos comentado, las verdaderas causas son muy variadas.

En ese sentido, los adoptantes deben saber que los perros tienen la capacidad de secretar sustancias olorosas con el fin de comunicarse entre ellos.

Esto es uno de los principales motivos y uno de los más frecuentes. 

Pero, el problema se presenta cuando el perro manifiesta olores que no son totalmente comunes.

En algunos casos puede deberse a una posible enfermedad que llega a ser detectada a través de los olores en su oído, ano, boca y manto.

En este sentido, es de vital importancia que se acuda con prontitud a un médico veterinario para su evaluación y obtención del adecuado diagnóstico. 

Nota: Los olores tienen diferente información respecto a un perro como, por ejemplo, su salud, edad, sexo, entre otros.

Además, uno de los factores más destacables en el olor de los perros, es cuando se mojan o no son correctamente secados. 

Perro mojado: un olor muy común

Algo que suele ser común y sumamente frecuente en la naturaleza y organismo de los perros es el olor a mojado.

Aunque en muchas oportunidades este olor puede ser tratado para disminuir su intensidad, no es algo que deba eliminarse.

Al tratarse de algo que es parte del perro, es posible que se ocasionen problemas en su salud en vez de ayudarlo.

En la superficie del cuerpo de los perros hay bacterias y también algunas levaduras específicas.

Estos son los que se alimentan de los pelos y de la piel y producen ácidos orgánicos que llegan a ser beneficios para el organismo.

En pocas palabras, se trata de una capa protectora la cual tiene un importante objetivo: proteger toda la extensión del cuerpo de tu perro. 

Este olor muy característico y que todos los adoptantes en algún momento han sentido, es un fenómeno muy natural, pero que a muchas personas le llega a ocasionar inconvenientes.

Sin embargo, es un proceso que se produce cuando hay una gran cantidad de moléculas acidas en el aire, haciéndolo parecer un olor apestoso.

El rechazo a este tipo de mal olor solamente es una percepción evolutiva que pueden desarrollar los seres humanos.

En la mayoría de los casos se desarrolla con la finalidad de evitar que se consuman alimentos en mal estado o que puedan llegar a intoxicar al cuerpo. 

Causas principales del mal olor en perros

Son muchos los motivos que pueden ocasionar un olor diferente en las mascotas, en el caso de los perros, se pueden presentar los siguientes:

Infecciones en la piel

Cuando un perro desprende un olor fuerte e intenso, es importante que se revise el estado de su piel lo más pronto posible, debido a podría tener una infección, problemas por heridas, infestaciones o incluso por dermatitis, entre otras.

Además, es importante la observación, ya que, en los casos donde se detectan olores raros, el perro comenzará a rascarse y lamerse constantemente.

En el caso de que esto suceda, puede tratarse de una enfermedad en la piel que son muy comunes en los perros.

Por ello, debe buscar a un veterinario apresuradamente para que se detecte el problema lo más pronto posible.

Falta de aseo

Tal y como sucede en los seres humanos, cuando existe una producción excesiva de grasa se pueden ocasionar problemas de dermis, pero en el caso de los perros, llega a ocasionar mal olor.

Aunque no es adecuado que constantemente se bañe, con hacerlo una o dos veces al mes es suficiente.

No obstante, lo mejor es evitar que se ensucie durante los paseos al parque y jardines, ya que sería necesario proporcionarle un nuevo baño.

De ser así, no se debe utilizar ningún tipo de elemento, solamente agua. 

Nota: No cepillar al perro al menos una vez a la semana puede ocasionar un mal olor, también los enredos, debido a que son las zonas perfectas para que se acumule la suciedad y por supuesto, los malos olores.

Si tienes un perro y crees que huele mal, estas son algunas causas importantes.

Si crees que no tienes la capacidad de proporcionar un buen baño o cepillado, lo más conveniente es que lleves a tu mascota a una peluquería canina

Problemas gastrointestinales

Los perros también pueden ser capaces de desprender malos olores cuando tienen problemas en su intestino.

Muchos de estos casos se deben a estreñimiento, diarrea o gastroenteritis.

Si ha manifestado malos olores en la cercanía de tu mascota, debes tener en cuenta si el perro ha realizado deposiciones constantemente o si, por el contrario, ha tenido problemas para evacuar con total normalidad. 

En el caso de estas dos opciones, lo mejor sería acudir con un veterinario.

Si el perro no ha podido realizar con normalidad sus deposiciones, seguramente está estreñido, pero si ha hecho constantemente, puede ser signo de que presenta algún problema estomacal. 

Además, es común que los perros manifiesten problemas de flatulencias.

Pero, si el perro no ha realizado esto antes o, ahora ha comenzado a tener gases con un fuerte olor, será necesario que se consulte con su médico veterinario acerca de las posibles razones de su aparición.

En muchas ocasiones se debe a un cambio de su alimentación e incluso una sustitución de la típica marca que consumía. 

Glándulas anales

Al igual que otros animales, los perros también cuentan con glándulas anales que pueden llegar a secretar líquidos que ayudan a la lubricación de las heces.

De hecho, también funcionan como un olor personal, lo que permite que puedan tener comunicación entre ellos.

quitar el olor a perro

En algunos casos, es posible que este tipo de sustancia pueda espesarse, por lo que las glándulas se atascan.

Esta situación ocasiona dolor en el perro y molestias constantes.

Una forma fácil de solucionar esto es limpiando la zona perianal y anal de tu mascota.

Las primeras veces es recomendable que lo haga tu veterinario y que te enseñe a cómo manipular las glándulas.

Otitis o infecciones de oído

Por otro lado, el mal olor puede ser por otitis o infecciones de oído.

En general, la otitis es una enfermedad muy frecuente, la cual se destaca por ser una inflamación que sucede dentro del canal auditivo.

Esta se genera por diferentes motivos, como acumulación de agua, objetos que obstruyen o por alergias.

En los casos donde la otitis no se trata a la brevedad posible, puede derivar fácilmente a una infección en el oído.

Cuando eso pasa, se notará que los dolores y molestias comenzarán a ser mucho mayores, teniendo constantes episodios de rascaduras en sus orejas y sacudiendo su cabeza de forma constante.

¿Cómo se puede quitar el mal olor en perros?

Una vez que se conocen los motivos del mal olor en el perro, es importante comenzar a buscar una solución para su tratamiento.

Si es un problema de salud, el veterinario será quien se encargue de proporcionar todas las pautas, incluso será quien indique un tipo de champú especial para el tratamiento, entre otros.

Si el perro no cuenta con ninguna patología, entonces una opción adecuada es proporcionarle cuidados e higiene correctos, puesto que, en caso de no hacerlo, se pueden ocasionar inconvenientes por realizar estas pautas:

  • Bañarlo constantemente.
  • Cepillado diario y sin pausas.
  • Dejar el perro incorrectamente secado. 
  • No limpiar sus orejas debidamente.
  • Dejar de lado su higiene bucal.
  • Utilizar cualquier champú del mercado.

Estas son algunas de las principales que ocasionan mal olor en los perros, pero realizar de manera correcta cada una de ellas puede hacer la diferencia. 

Realiza un cepillado regular sin abusar

Un cepillado constante es una de las mejores técnicas de aseo diario para un perro.

No solamente ayudará a que se elimine todo el pelaje muerto, sino que también beneficiará la eliminación de toda la suciedad que pueda adherirse al pelaje cuando el perro está en la calle o en su hogar.

Es de vital importancia que siempre se identifique el tipo de pelaje que tiene tu perro, ya que debido a esto puede saber la frecuencia con la que debería cepillarlo.

También previene que existan enredos, nudos y rastas, además de los típicos puntos de acumulación de suciedad.

Baño cuando sea necesario

El baño es una de las rutinas más importantes que ayudan a mejorar el olor en los perros, pero es indispensable que no se realice de manera excesiva. 

Los perros tienen grasas corporales que son las encargadas de protegerlos y aislar su piel de los agentes externos.

Por ese motivo, eliminar la capa de manera frecuente e inconscientemente, ocasionará que el perro huela peor.

Si posteriormente al baño, el perro se ensucia, lo más recomendable es aplicar una limpieza con una toallita para perros solo en la zona afectada.

Los perros deben ser bañados de la siguiente forma:

  • Si es una raza de pelo corto, el baño puede ser proporcionado cada mes y medio. 
  • Los que tienen un pelaje más largo, necesitarán un baño al mes, pero se les debe aplicar algún acondicionador que permita que se puedan eliminar los nudos con mayor facilidad.
  • Las razas que tiene un pelaje más duro, deben ser bañados cada tres o dos semanas.
  • Por último, los de pelo rizado se deben bañar cada 20 días aproximadamente. 

Un truco útil para eliminar el mal olor presente en los perros es añadir un poco de vinagre de manzana a su champú, esto hará que el efecto sea por mayor tiempo.

Además, al tratarse de un producto natural, beneficia que se pueda mejorar la apariencia del pelo en cuanto a brillo y suavidad.

Siempre seca correctamente

No secar correctamente el agua tras el baño produce malos olores.

Es importante que se utilice una toalla limpia, y de ser posible que se aplique un poco de aire con el secador, siempre y cuando el perro no le tema.

En caso de que tenga miedo, la mejor opción es adquirir un secador especial para ellos, que son herramientas más silenciosas.

Por otra parte, se recomienda incluir un perfume casero, una opción factible para aplicar y eliminar los malos olores.

  • Utiliza un spray de plástico que sea nuevo.
  • Agrega agua destilada.
  • Añade un poco de aceite de almendras.
  • Coloca un poquito de glicerina.
  • Agrega el jugo de medio limón.

Debido a que se trata de un perfume casero, es único y no causará irritaciones en la piel de tu perro.

Además, previene que aparezcan garrapatas o pulgas.

Conclusión

Los perros tienen la capacidad de desprender olores que pueden ser desagradables por las razones ya mencionadas, pero no se deben de comparar con el olor natural que se desprende al típico “perro mojado”.

Si bien es cierto que para algunas personas puede tratarse de un olor un poco desagradable, se debe tener en consideración que muchos motivos son por alteraciones en el organismo del perro.

Las enfermedades son una de las causantes de los malos olores, por lo que si tras haber proporcionado un baño correctamente, el perro cuenta con una buena alimentación y no tiene inconvenientes para evacuar, entonces lo más probable es que se trate de un problema interno o en el pelaje del perro. 

Es importante nunca automedicarlo, sino que ante cualquier señal de alerta llevarlo al médico experto para que determine el problema y se trate como debe ser. 

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *